La investigación muestra cinco tendencias principales en la alimentación de los brasileños









Tras mirar más de 83 mil publicaciones y casi 20 mil artículos publicados en internet, ilumina una encuesta realizada por BHB Foods e Suplementos, plataforma de la consultora Equilibrium Latam, y por Decode, brazo de inteligencia de datos del grupo BTG Pactual. cinco tendencias principales en la alimentación porción significativa de brasileños. El análisis, finalizado en octubre de este año, incluye contenido y menciones realizadas en redes sociales como Instagram y sitios como Google News y YouTube.

La encuesta señala movimientos entre los consumidores y la industria alimentaria cada vez más arraigados en el país y que prometen crecer en los próximos años. Ellos son: el auge de la dieta a base de plantas, la búsqueda de productos de etiqueta limpia, la preferencia por la proteína como ingrediente, el equilibrio entre una alimentación saludable y momentos de indulgencia y el uso de suplementos.

El movimiento basado en plantas

El término inglés se refiere a un menú más basado en vegetales. Es una de las tendencias en expansión que hay y está ganando fuerza en Brasil. Alberga bajo su paraguas partidarios de vegetarianismo es de veganismo, que vetan productos de origen animal, pero también aquellos flexitarianos, que buscan reducir el consumo de carne y priorizar las verduras.

Solo en YouTube, según la encuesta, el volumen de visualizaciones de vídeos en dietas a base de plantas se ha triplicado en los últimos siete años: hay más de 900.000 visualizaciones en 2020. “La sociedad está cada vez más convencida de que, además de mirar la salud en sí misma, necesita pensar en la sostenibilidad. Mucha gente se da cuenta de que no es solo su dieta lo que está en juego, sino todo un sistema para alimentar al planeta ”, evalúa la nutricionista Carolina Godoy, directora de transformación digital de Equilibrium Latam.

Es dentro de esta propuesta que, aun considerando las recomendaciones de estudios y expertos, más brasileños comienzan a limitar el espacio de carnes y otros alimentos de origen animal, y abren el plato y la despensa a frutas, verduras y productos elaborados con verduras. .

El estudio muestra que El interés en el veganismo ha despegado un 941% en los últimos ocho años. y la búsqueda en Google de recetas como la tarta vegana creció. El vegetarianismo también está en aumento, con un aumento de las búsquedas del 20%. En las redes sociales, el tema sigue rodeado de dudas y emociones como la revuelta y la satisfacción. “También debemos recordar que ser vegetariano no significa automáticamente comer de manera más saludable. Hay personas que cambian el patrón de alimentación, pero terminan comiendo demasiada azúcar o grasa ”, reflexiona Carolina.





El atractivo de la etiqueta limpia

Otra expresión gringo que se apoderó de los consumidores y de la industria alimentaria. Al pie de la letra, significa «etiqueta limpia». “Aún no existe una definición exacta de lo que esto representa desde un punto de vista regulatorio. La idea general es la de un producto con menos ingredientes, sin aditivos como colorantes y conservantes“, Dice el director de Equilibrium.

La etiqueta limpia refleja un sentimiento que está alto en los mercados: la búsqueda de alimentos más naturales y menos manipulados. Tiene sentido: los estudios asocian el consumo excesivo de alimentos procesados ​​(especialmente alimentos ultraprocesados) con un mayor riesgo de obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas.

Esta es una tendencia incluso en las oficinas de nutricionistas. “Hicimos una encuesta con estos profesionales y encontramos que el aspecto más crucial para la prescripción de alimentos es su lista de ingredientes”, revela Carolina. Es la máxima de cuanto menos, mejor.

Según el trabajo de Decode y BHB, Brasil ya es la tercera nación en el ranking de los que más buscan “clean label” en Internet.

Continúa después de la publicidad

¡Dámelo, proteína!

No es nuevo que, entre los macronutrientes, sea la niña mimada del público, dejando carbohidratos y grasas para ver los barcos. La gente relaciona el ingrediente con más saciedad y músculo, para empezar. «LOS proteína ya está culturalmente absorbido como algo que ayuda a estar sano y en forma ”, apunta la nutricionista.

En Google, muestra la encuesta, abundan las búsquedas que hacen referencia a este universo: dieta a base de proteínas, proteína de soja, huevo, proteína de suero … Pero el volumen de visualizaciones de videos sobre el tema en YouTube ha caído un 90% en los últimos cuatro años. Una señal, cree Carolina, de que el tema ya no es nuevo para el brasileño.

Aun así, la industria no deja de lanzar productos estampando en los envases la cantidad o el incremento de proteína. Barra, chocolate, sopa … Prácticamente todo se puede enriquecer con la estrella de macronutrientes.

La investigación encuentra que la gente también busca fuentes alternativas de proteínas, que pueden tener que ver con el movimiento basado en plantas. Con menos personas consumiendo productos de origen animal, las recetas a base de leguminosas, conocidas en el sector con el término “legumbres” (lentejas, guisantes, garbanzos y compañía) están ganando evidencia.

La dulce indulgencia

Otra tendencia examinada por el estudio es la denominada comidas indulgentes. La cadena también tiene un nombre en inglés más famoso: Comida comfortable. La idea aquí es utilizar la comida como fuente de placer. Vale una bomba de chocolate, una hamburguesa o la elegante receta de lasaña de la abuela.

“Con la pandemia, hemos visto un aumento en la demanda de recetas saludables pero también de platos más gourmet”, dice Carolina. El desafío aquí es conciliar un menú equilibrado con esos momentos abiertos a comidas deliciosas, pero algo desequilibradas desde el punto de vista nutricional.

Básicamente, es una cuestión de sentido común. Y, como sugiere la encuesta de Decode y BHB, el brasileño está cada vez más en sintonía con esto: en los últimos tres años, ha crecido la preocupación por los productos ultraprocesados ​​y sus efectos nocivos para la salud.

El boom de los suplementos

La venta de estos productos se expandió durante la pandemia, y muchas personas compraron vitaminas y similares a favor de inmunidad. La encuesta, sin embargo, se centró en otra categoría que ya iba en aumento y no debería detenerse: la de suplementos deportivos.

La creatina, los BCAA, la maltodextrina, la albúmina y la proteína de suero son los productos líderes en los medios digitales; los videos sobre ellos suman casi 19 millones de visitas en YouTube entre 2012 y 2020. La mayoría de la gente quiere saber en Internet cómo usarlos (dosis , tiempo, rendimiento, etc.). Y casi el 60% los persigue para ganar masa muscular. Entre los productos que tienen éxito en el segmento fitness, destaca la búsqueda de snacks proteicos.

Aunque la tendencia puede reflejar preocupación por el cuerpo, todavía atrae la atención de los profesionales de la salud. “Mucha gente va tras estos contenidos y productos sin buscar un nutricionista”, dice el director de Equilibrium. El punto es que exagerar la dosis o ignorar la presencia de enfermedades previas puede provocar contratiempos, de ahí la sugerencia de hablar siempre con un especialista primero y no escuchar a ningún influyente que esté por ahí.

Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *