La insurrección en Venezuela sube algunos escalones





Venezuela está viviendo este martes un capítulo de la insurrección de baja intensidad que ya se hizo presente en febrero, el día del frustrado intento de hacer llegar la ayuda humanitaria organizada por Juan Guaidó.





De baja intensidad porque los insurgentes, en general, no están armados. No obstante, corren detrás de las tanquetas de las fuerzas represivas, intentando alcanzarlas con cócteles Molotov.

Este nuevo momento es, sin duda, el más crítico, el más delicado, el más tenso. Como dijo el vicepresidente brasileño Hamilton Mourão, sólo hay uno de dos posibles resultados: o Guaidó va preso o Maduro huye.

La insurrección es fácil de explicar y recurrir a la explicación a Felipe Pérez Martí, líder del Movimiento Libertadores, de la sociedad civil, en un artículo para Aporrea, la publicación digital que congrega a los chavistas, disidentes o no del madurismo: Martí convoca a la población a salir a las calles para derribar lo que llama "ocupación delincuencial de nuestro país" y añade que "el desgobierno ya no puede lidiar con las cosas más elementales, como la electricidad, el agua, la comida, el transporte".

Añada hiperinflación e hiper-recesión y se tiene un escenario en que lo que sorprende no es que haya una insurrección, pero que haya tardado tanto para explotar.

La insurrección, que fracasó en febrero, en el intento de forzar la entrada de ayuda humanitaria, subió algunos escalones este martes, al conseguir la colaboración del temido Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia, el servicio secreto, uno de los brazos represivos) para que se liberó Leopoldo López, uno de los más de 700 presos políticos.





López es un preso emblemático: además de padrino político de Guaidó, es acusado por la dictadura de ser el principal responsable de las protestas de 2014.

Es todavía el candidato más natural a la Presidencia, si y cuando haya elecciones democráticas, si y cuando Maduro caiga.

Otro avance de la insurrección apareció en la edición digital del diario El Nacional: quien habría liderado a los militares disidentes sería el general de División José Adelino Ornella Ferreira, jefe del Estado Mayor Conjunto del Comando Estratégico Operativo. Participó del levantamiento militar de 1992, que catapultó a la fama al entonces coronel Hugo Chávez.

Sería, si es verdadera la información, el militar de más alta patente y de más historia en el chavismo a abandonar Maduro. Sería aún una señal fuerte de disidencia, reforzada por la información de que 25 militares venezolanos pidieron asilo en la embajada brasileña en Caracas.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció hoy que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, "no tiene nada que ver con el cambio climático".

Más: el metro de Caracas no está funcionando, los transportes tampoco, lo que dificulta la comparecencia de público a los lugares de manifestaciones convocadas por Guaidó.

Lo que es imposible de prever hasta mediados de la tarde del martes es si la insurrección termina con la caída de Maduro o la prisión del Guaidó, si es correcta la evaluación del general Mourão.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *