La ideología de género no es ciencia, es ideología





La Congregaci√≥n para la Educaci√≥n Cat√≥lica public√≥ ahora la instrucci√≥n "Hombre y mujer los cre√≥", Que recuerda la incompatibilidad entre la ideolog√≠a de g√©nero y la antropolog√≠a cristiana. En efecto, el relato b√≠blico de la creaci√≥n se√Īala que la especie humana fue hecha a imagen y semejanza de Dios y que, por lo tanto, es divina y original la diferenciaci√≥n de los sexos porque, como se lee en el libro del G√©nesis, "Dios los cre√≥ Hombre y mujer"(Gn 1, 27).





Como declar√≥ el Cardenal Giuseppe Versaldi, prefecto de la Congregaci√≥n para la Educaci√≥n Cat√≥lica, al portal 'Vatican News', las "las teor√≠as del g√©nero, particularmente las m√°s radicales, se distancian de los datos naturales, que sustituyen por la decisi√≥n del sujeto". Seg√ļn el Cardenal Versaldi, con esta ideolog√≠a "se pretende eliminar la diferencia sexual, haci√©ndola irrelevante para el desarrollo de la persona".

Este documento de la Santa Sede, ahora publicado, se inicia con una exposici√≥n introductoria sobre los "puntos de encuentro y las cr√≠ticas"De la Iglesia cat√≥lica a la ideolog√≠a de g√©nero. Esta instrucci√≥n, aunque cr√≠tica, elogia la "una exigente exigencia de luchar contra cualquier expresi√≥n de injusta discriminaci√≥n", La mayor conciencia de la"igual dignidad entre el hombre y la mujer", El"profundizaci√≥n del valor de la feminidad"Y el mayor empe√Īo en la"educaci√≥n de los ni√Īos y j√≥venes para el respeto de todas las personas", As√≠ como por el rechazo de cualquier forma de intimidaci√≥n.

La segunda parte de esta instrucción consta de una "reflexión crítica"Sobre los aspectos que llevan a proponer, a nivel antropológico,"una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculada de la diferencia biológica entre masculino y femenino".

En su tercera y √ļltima parte, se presenta una propuesta de discernimiento sobre "la verdad de la persona y sobre el significado de la sexualidad humana", Que es algo que cada persona"debe respetar y no puede manipular como le apetezca".

Una cuesti√≥n espec√≠fica, abordada en la instrucci√≥n "Hombre y mujer los cre√≥", Se refiere al g√©nero neutro, o tercer g√©nero, cuya construcci√≥n ficticia dificulta el proceso de identificaci√≥n sexual:"la formaci√≥n de la identidad se basa en la alteridad; en la familia, la relaci√≥n ante la madre y el padre facilita al ni√Īo la elaboraci√≥n de su propia identidad-diferencia sexual. El g√©nero "neutro" o "tercer g√©nero" surge, por el contrario, como una construcci√≥n ficticia."

La referencia a un tercer g√©nero, o g√©nero neutro, "que es la noci√≥n de sexualidad como una calificaci√≥n estructurante de la identidad masculina y femenina. El intento de superar la diferencia constitutiva de lo masculino y lo femenino, como ocurre en la intersexualidad o en el transg√©nero, lleva a una ambig√ľedad de lo masculino y lo femenino que, contradictoriamente, presupone la diferencia sexual que se pretende negar o superar. Esta oscilaci√≥n entre masculino y femenino, es s√≥lo una exposici√≥n 'provocadora' contra los llamados 'esquemas tradicionales', que no tiene en cuenta el sufrimiento de aquellos que viven en condici√≥n indeterminada".





La ideolog√≠a de g√©nero no s√≥lo contrar√≠a los principios morales y cient√≠ficos sobre la identidad sexual, sino que tambi√©n pretende imponerse como un pensamiento √ļnico, una especie de dogma laico sobre la naturaleza humana y su sexualidad. Es tambi√©n contra tal peligro que advierte este documento del magisterio de la Iglesia. El texto de la Santa Sede, partiendo del "dado biol√≥gico de la diferencia sexual entre hombre y mujer"Previene contra el peligro de que, en la ense√Īanza, la ideolog√≠a de g√©nero, que no tiene fundamento cient√≠fico, sea impuesta dogm√°ticamente:"Hay mucha confusi√≥n y en las escuelas se corre el riesgo de imponer un pensamiento √ļnico como cient√≠fico. Respetamos todos – afirma el Cardenal Giuseppe Versaldi – pero pedimos que se respeten".

El texto de la Congregación para la Educación Católica está dirigido a los presidentes de las Conferencias Episcopales, que lo deben hacer llegar a las escuelas católicas, así como a aquellos que,animados por la visión cristiana de la vida, trabajan en otras escuelas", A las organizaciones educativas, padres y estudiantes.

Ya 14 de noviembre de 2013, la Conferencia Episcopal Portuguesa publicó la carta pastoral "A propósito de la ideología de género", En que sostiene que esta ideología pretende provocar una"revolución antropológica".

El documento episcopado portugués identifica una serie de áreas en las que esta ideología ha estado promoviendo "ruptura civilizacional", Que pasa por la adopción de un lenguaje alternativo. En vez de sexo (algo básico, identificador de la persona) se habla en género (construcción cultural y psicológica de una identidad); en lugar de igualdad entre hombres y mujeres, se refiere a la igualdad de género; y la familia es sustituida por familias.

En efecto, en lugar de "ideolog√≠a de g√©nero"Se prefiere ahora hablar de"igualdad de g√©nero"Porque esa expresi√≥n acent√ļa el car√°cter ideol√≥gico y doctrinal de una propuesta que ya no tiene por paradigma la familia natural, que es el modelo para que remiten los art√≠culos 16, de la Declaraci√≥n Universal de los Derechos Humanos, y 36 y 67, de la Constituci√≥n la Rep√ļblica portuguesa.

Es el caso del Secretario de Estado de Educaci√≥n, Jo√£o Costa, que considera que est√° en contra de la ideolog√≠a de g√©nero "que teme la igualdad", Porque prefiere"la injusticia, el sufrimiento escondido (…) la humillaci√≥n y la discriminaci√≥n". Despu√©s, eleva a la condici√≥n de derecho humano la igualdad de g√©nero, para concluir su obligatoriedad, porque "los derechos humanos no se negocian, no se aplazan y no son facultativos; la ciudadan√≠a en las escuelas no es facultativa"(p√ļblico, 7-3-2019).

En el caso de los padres y profesores, los alumnos de las escuelas estatales son ahora formateados seg√ļn la ideolog√≠a de g√©nero, que no en vano es ideolog√≠a y no ciencia. Peor a√ļn, se contradice la Constituci√≥n que, en el apartado 2 de su art√≠culo 43, afirma taxativamente que "el Estado no puede programar la educaci√≥n y la cultura seg√ļn cualesquiera directrices filos√≥ficas, est√©ticas, pol√≠ticas, ideol√≥gicas o religiosas". Cabe se√Īalar que tanto se proh√≠be la confesionalidad religiosa en la ense√Īanza estatal como cualquier directriz ideol√≥gica como es, ciertamente, la ideolog√≠a (o igualdad) de g√©nero.

La especificación sexual de cada individuo es innata, al contrario de lo que pretende la ideología de género. No se es hombre o mujer porque se tiene un cuerpo masculino o femenino, pero precisamente porque si es hombre, o mujer, el cuerpo es, respectivamente, masculino o femenino. La condición masculina o femenina no es sólo esencialmente corpórea, ni cultural, sino que se deriva de una determinación que ocurre en el momento de la concepción del ser humano, que es, desde su inicio, hombre o mujer.

No se viene al mundo asexual, ni neutro, porque se nace var√≥n o hembra, como tambi√©n si es concebido humano y dotado de inteligencia y voluntad: ning√ļn individuo racional puede optar por ser mineral, o vegetal; ni por ser m√°s viejo o m√°s joven que su edad real; ni por ser hombre, siendo mujer, o viceversa. Puede haber, ciertamente, quien no se revise en su sexo, o edad, pero esa circunstancia no significa, como es obvio, que tenga otro sexo, o sea m√°s joven o m√°s viejo de lo que realmente es. El mismo se dice de quien padece el s√≠ndrome de Turner, o la de Klinefelter: son muy raras anomal√≠as cromos√≥micas, que deben ser entendidas como aquello que son y no como un nuevo sexo, o g√©nero. Y esto no es religi√≥n, ni ideolog√≠a: es ciencia y biolog√≠a.

Ser√≠a interesante que la oposici√≥n escudri√Īara la acci√≥n del gobierno en esta materia, en defensa de los principios constitucionales de la libertad de ense√Īar y de aprender, y del car√°cter no ideol√≥gico de la educaci√≥n estatal. Otro tanto se diga del Tribunal Constitucional, que deber√≠a verificar si ciertas directrices del Ministerio de Educaci√≥n para la educaci√≥n en la ciudadan√≠a, en las escuelas bajo su tutela, no se encuentran heridas de inconstitucionalidad …

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *