La huelga del terror





huelga de las enfermeras que se inici√≥ el 22 de noviembre, y debe extenderse hasta el final del a√Īo, tiene una caracter√≠stica que lo hace √ļnico: se limita a la sala de operaciones de los cinco hospitales m√°s grandes en el pa√≠s, en Lisboa, Oporto, En la ciudad de Coimbra y Set√ļbal. El objetivo de los promotores es impedir todas las cirug√≠as programadas en estos hospitales. Y, de hecho, desde que la huelga comenz√≥, los bloques est√°n parados y las cirug√≠as no se realizan. Los sindicatos dicen que "esta es una lucha tambi√©n por los enfermos". No es. Los enfermeros quieren m√°s empleos y mejores salarios: un deseo leg√≠timo pero que de nada sirve a quien sigue esperando la cirug√≠a que ya deb√≠a haber sido hecha. Los sindicatos tambi√©n afirman que la huelga causa "limitaciones econ√≥micas al Estado". Es una mentira. El Estado no sufre nada con la huelga. Quien sufre son los enfermos cuyas cirug√≠as se quedan por hacer.





Al limitar la huelga a los cinco mayores hospitales del pa√≠s el objetivo es conseguir que el dinero reunido para sostener a los huelguistas dure indefinidamente. En las palabras de los propios, la huelga ha de ser "hasta cuando el gobierno entienda". Hay en esto un elemento de calculismo brutal. La estrategia de los sindicatos es concentrar todo el impacto de la huelga sobre un grupo de personas que, sin tener poder de decisi√≥n, es particularmente vulnerable. Y esperar que el sufrimiento de esas personas lleve a la opini√≥n p√ļblica y al gobierno a ceder – por miedo. Se llama terrorismo: "la agrupaci√≥n de dos o m√°s personas que, en actuaci√≥n concertada, visen … intimidar a ciertas personas, grupos de personas o la poblaci√≥n en general". No interesa en el caso la raz√≥n que puedan tener, o no, los enfermeros. La estrategia elegida es mal√©volo y se abre en Portugal un estilo muy peligroso para atacar.

Huelga que fue llamado por dos nuevos sindicatos, fundada en 2017, la Uni√≥n Democr√°tica de Enfermeras de Portugal y la Asociaci√≥n Sindical Portuguesa de Enfermeras. Sindicatos que fueron en septiembre pasado alejados de las negociaciones con el gobierno por la Federaci√≥n Nacional de los Sindicatos de los enfermeros bajo acusaciones de "abuso de confianza" y de estar "a investigar el proceso". En consecuencia, los dos sindicatos disidentes entablaron negociaciones separadas con el gobierno y convocaron ahora esta huelga, que desaf√≠a a todos los c√°nones. Hay en todo el proceso parecencias perturbadoras con la aparici√≥n del STOP, el sindicato de los profesores que, el √ļltimo verano, lleg√≥ para amenazar "lucha en serio". Son movimientos en clara ruptura con el sindicalismo tradicional, que recluta en las redes sociales y se alimentan de estrategias radicales de confrontaci√≥n y amenaza. No s√© a qui√©n aprovecha. A los ciudadanos no es ciertamente.

médico

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *