La guerra de Ucrania expone el cambio de rumbo que traz√≥ el acuerdo Rusia-OTAN hace 25 a√Īos





‚ÄúEstos son nuevos tiempos‚ÄĚ, declar√≥ Bill Clinton, entonces presidente de los Estados Unidos, el d√≠a de la firma del primer acuerdo de cooperaci√≥n econ√≥mica y militar tras la Guerra Fr√≠a entre Rusia y la OTAN, ahora en bandos opuestos de la Guerra de Ucrania. .





El pacto, entonces inesperado, se denomin√≥ Acta Fundacional OTAN-Rusia y se firm√≥ el 27 de mayo de 1997, hace 25 a√Īos, eliminando formalmente los √ļltimos vestigios de la Guerra Fr√≠a ocho a√Īos despu√©s de la ca√≠da del Muro de Berl√≠n.

Boris Yeltsin, en la Presidencia rusa, celebr√≥ el acercamiento a Occidente declarando que los misiles nucleares de su pa√≠s -hoy sacados a la luz por figuras del r√©gimen de Vladimir Putin- ya no estar√≠an dirigidos a los miembros de la OTAN. La alianza militar liderada por Estados Unidos, por otro lado, se comprometi√≥ a consultar a Mosc√ļ en la toma de decisiones y no desplegar un gran contingente militar y armas nucleares en las fronteras rusas.

‚ÄúLa OTAN trabajar√° junto con Rusia, no contra ella‚ÄĚ, dijo Clinton sobre el acuerdo, en t√©rminos que hoy, a la luz de las declaraciones de Putin, suenan fuera de lugar. A√Īos antes, la alianza militar tambi√©n se habr√≠a comprometido a no interferir con la energ√≠a nuclear rusa ni expandirse a Europa del Este, donde se encuentran las antiguas rep√ļblicas sovi√©ticas.

Más que promesas de no agresión, el pacto abrió espacio para cierto nivel de diálogo e intercambio de información sobre temas sensibles de seguridad -entre los principales en ese momento, en otra ironía con los tiempos actuales, estaban la desestabilización política de Afganistán y el fortalecimiento de los talibanes tras la retirada de las tropas soviéticas del país en 1989. También se planificaron maniobras militares conjuntas, aunque no hay constancia de su realización.

¬ęEl texto gener√≥ una serie de avances, pero aun as√≠, siempre hubo una gran resistencia contra un enfoque militar razonado¬Ľ, dice Leonardo Trevisan, profesor de relaciones internacionales de la PUC-SP.

Dice que aunque la Uni√≥n Sovi√©tica se disolvi√≥ en 1991, la invasi√≥n rusa de Chechenia con el objetivo de derrotar un movimiento independentista tres a√Īos despu√©s dej√≥ la desconfianza hacia los pa√≠ses de la OTAN. ‚ÄúSe concluy√≥ que el Kremlin estaba interesado en una negociaci√≥n econ√≥mica, pero militarmente los rusos segu√≠an igual. [da Guerra Fria].¬Ľ





Aunque con cautela, Rusia y la OTAN se acercaron a fines de la d√©cada de 1990 en un contexto en el que estaba surgiendo un nuevo orden mundial. Seg√ļn Trevisan, al formalizar el pacto con el Kremlin, la Casa Blanca y la OTAN intentaban construir en Mosc√ļ una especie de tercera v√≠a entre el capitalismo y el comunismo.

¬ęLa idea era que para resolver el problema de la animosidad con Rusia era necesario integrarla. Mosc√ļ, en cambio, quer√≠a recomponer sus estructuras econ√≥micas dentro de la l√≥gica de la globalizaci√≥n¬Ľ.

Como antecedente, Trevisan dice que los pa√≠ses de Europa occidental estaban interesados ‚Äč‚Äčen negociar el petr√≥leo ruso para gastar menos. La fundaci√≥n de la Organizaci√≥n Mundial del Comercio en 1995 fue otro factor que influy√≥ en la firma del acuerdo.

Gunther Rudzit, experto en seguridad internacional y profesor de relaciones internacionales de la ESPM, recuerda que el colapso de la Unión Soviética dejó a Rusia debilitada política, económica y militarmente. En ese contexto, la firma del Acta Fundacional fue una forma que encontró Yeltsin de darle a la población algo así como una especie de premio de consolación, que mostraría que el país estaba integrado y buscaba caminos para salir de la crisis.

En la década de 1990, Rusia enfrentó altas tasas de deuda, inflación y desempleo, así como bajas tasas de crecimiento económico, como resultado de una transición acelerada hacia una economía de mercado. En 1998, la llamada crisis del rublo provocó el colapso del valor de la moneda y provocó que el país declarara una moratoria.

La crisis econ√≥mica tambi√©n abri√≥ espacio para el avance del ultranacionalismo ruso, sentimiento que marca, en el a√Īo 2000, la llegada al poder de Vladimir Putin. Desde entonces, las relaciones diplom√°ticas entre Rusia y Occidente se han vuelto a enfriar.

‚ÄúYeltsin, cuando estaba en la presidencia, ten√≠a una visi√≥n del mundo diferente, que no inclu√≠a la mentalidad de restablecer a Rusia como una gran potencia. Putin, por su parte, siempre desconfi√≥ de Occidente‚ÄĚ, dice Rudzit.

La ofensiva rusa contra Georgia en 2008 provoc√≥ reacciones en Occidente y provoc√≥ la congelaci√≥n del acuerdo. A√Īos despu√©s, la anexi√≥n rusa de Crimea en 2014, considerada un ensayo del actual conflicto en Ucrania, fue el factor decisivo para, seg√ļn el experto, ‚Äúenterrar el ata√ļd‚ÄĚ del Acta Fundacional OTAN-Rusia.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *