La estrategia de Xi Jinping para la China pospandémica favorece el mercado interno





El líder de China, Xi Jinping, utilizó sus viajes recientes para enfatizar una advertencia: el país necesita reorientar su economía y hacerla más autosuficiente, en un mundo pospandémico caracterizado por la incertidumbre, la demanda debilitada y la hostilidad.





¬ęChina necesita que su gente gaste m√°s y que sus fabricantes sean m√°s innovadores¬Ľ, dijo Xi, para reducir su dependencia de las cambiantes econom√≠as internacionales. Lo m√°s urgente, seg√ļn los comentarios en los medios internacionales sobre la estrategia de Xi, es que China necesita estar preparada para un per√≠odo prolongado de relaciones hostiles con Estados Unidos, lo que podr√≠a poner en peligro su acceso a consumidores, inversores y conocimientos. -c√≥mo los estadounidenses.

¬ęEl mundo ha entrado en un per√≠odo de confusi√≥n y transformaci√≥n¬Ľ, dijo Xi a una audiencia de destacados economistas chinos que fueron invitados a visitar la sede del Partido Comunista de China a fines del mes pasado. Estamos ante un entorno exterior con vientos a√ļn m√°s adversos y en contracorriente ‚ÄĚ.

Xi defini√≥ su nueva iniciativa como una estrategia de ¬ęcirculaci√≥n dual¬Ľ. El nombre grandiosamente tecnocr√°tico, que emple√≥ por primera vez en mayo, significa que China debe confiar en un ciclo robusto de demanda interna e innovaci√≥n como el principal motor de la econom√≠a, y mantener a los mercados y a los inversores extranjeros como segundo motor de crecimiento.

Para algunos observadores, la iniciativa de Xi parece una reanudación renovada de los esfuerzos de larga data para remodelar la economía china. Los líderes chinos han prometido desde al menos 2006 que el consumo interno representará una mayor proporción de la actividad económica, reduciendo la dependencia del país de las exportaciones y los grandes proyectos de infraestructura, pero estos planes no han tenido mucho éxito.

Sin embargo, la nueva estrategia de Xi debe tomarse en serio, incluso si sus implicaciones a√ļn no est√°n claras. Defini√≥ el mantenimiento del crecimiento de China en una era de agitaci√≥n global como un imperativo de seguridad, y dijo que los problemas geopol√≠ticos urgentes aumentar√≠an la presi√≥n sobre las autoridades para obtener resultados.

¬ęEsta pol√≠tica tiene mucho que ver con el cambio en el entorno internacional de China, especialmente el deterioro de la relaci√≥n chino-estadounidense¬Ľ, dijo Yao Yang, director de la Escuela Nacional de Desarrollo de la Universidad de Pek√≠n, en una respuesta por correo electr√≥nico a las preguntas de The New York Times.





¬ęChina debe prepararse para el peor escenario previsible, la exclusi√≥n por parte de Estados Unidos de ciertas √°reas de la tecnolog√≠a¬Ľ.

Las autoridades y los expertos chinos ya están desarrollando propuestas rivales para solidificar la estrategia de Xi. Algunos instaron al gobierno a acelerar el apoyo a las empresas de tecnología chinas. Otros pidieron reducir las barreras a la inversión extranjera para ayudar a garantizar que China mantenga a sus amigos y no esté excluida de los mercados.

La fórmula de crecimiento de China ha ido evolucionando, aunque, en opinión de algunos economistas, ocurre con demasiada lentitud. Las exportaciones contribuyen significativamente menos al crecimiento económico que hace una década, pero el cambio hacia el consumo interno se ha estado produciendo gradualmente. Y China depende de las importaciones de tecnología, alimentos y energía, lo que agrava las preocupaciones del gobierno sobre la vulnerabilidad externa del país.

¬ęFrancamente, la sucesi√≥n de pol√≠ticas adoptadas por la administraci√≥n Trump nos ha hecho ver la importancia de esto a√ļn m√°s claramente¬Ľ, dijo Yu Yongding, economista de Beijing y exasesor del banco central chino, en una entrevista telef√≥nica, refiri√©ndose al nuevo √©nfasis de Xi. consumo interno. ¬ęEs posible que tengamos que acelerar el ritmo de nuestro ajuste¬Ľ.

Xi dijo que la circulaci√≥n dual dar√° forma al pr√≥ximo plan de desarrollo quinquenal de China, que se finalizar√° este a√Īo y entrar√° en vigor el pr√≥ximo. Se espera que una reuni√≥n de l√≠deres del Partido Comunista en octubre revele m√°s de lo que Xi tiene en mente, para el plan y m√°s all√°.

Los l√≠deres decidir√°n entre propuestas en competencia sobre c√≥mo lograr los objetivos de Xi, mientras detallan el plan de cinco a√Īos. La forma en que China debe enfrentar las restricciones impuestas por Estados Unidos y otras econom√≠as avanzadas, cada vez m√°s frustradas con China y dispuestas a actuar con cautela en su relaci√≥n con el pa√≠s, ser√° central en sus deliberaciones.

En √ļltima instancia, la preferencia de Xi por el dominio estatal deber√≠a determinar qu√© propuestas se adoptar√°n como pol√≠ticas oficiales.

¬ęCreo que China se est√° preparando para un grado a√ļn mayor de desacoplamiento¬Ľ, dijo Zhu Ning, director asistente del Instituto Avanzado de Finanzas de Shanghai, en una entrevista. En la mayor√≠a de la publicidad, el ciclo de consumo interno recibe mucha m√°s atenci√≥n que el ciclo externo ‚ÄĚ.

El reciente itinerario de Xi refleja la estrategia m√°s amplia que est√° trazando para China, mientras que Estados Unidos y otras potencias occidentales siguen consumidas por la crisis del coronavirus.

Al inspeccionar la tierra agr√≠cola plana y f√©rtil en el noreste de China a fines de julio, habl√≥ de asegurarse de que el pa√≠s tenga la capacidad de alimentarse por s√≠ mismo. En la provincia de Anhui, en el centro de China, visit√≥ un centro de innovaci√≥n tecnol√≥gica y vio exhibiciones de tel√©fonos celulares con ‚Äúseguridad cu√°ntica‚ÄĚ, microchips y otros s√≠mbolos del desarrollo tecnol√≥gico nacional.

China enfrenta ¬ęun entorno externo en el que el mercado mundial se est√° reduciendo¬Ľ, dijo Xi durante su visita a Anhui, seg√ļn el People’s Daily, el principal peri√≥dico del Partido Comunista. Las exportaciones chinas se han recuperado del impacto de los primeros meses de la pandemia, pero Xi ha insinuado que las perspectivas a largo plazo son inciertas.

El renovado esfuerzo de China para reorganizar su econom√≠a fue ¬ęun movimiento estrat√©gico a largo plazo¬Ľ, dijo, como para desinflar cualquier posible duda sobre su resoluci√≥n.

Es probable que el programa Xi dé lugar a más medidas de apoyo para el sector de servicios domésticos, por ejemplo, el turismo, y más apoyo para el desarrollo de nuevas fuentes de energía, para reemplazar las importaciones, dijo Wang Wen, director ejecutivo del Instituto de Estudios de Chongyang. Finance, una organización de investigación de Beijing, en una entrevista. Dijo que la nueva estrategia implicaba una agenda más ambiciosa que simplemente expandir el consumo interno.

Para aumentar el consumo, el gobierno chino tendría que promover una fuerte reducción de la desigualdad, transfiriendo ingresos a los hogares comunes. Es poco probable que las personas más pobres gasten de manera incontrolable si carecen de ingresos disponibles y tienden a ahorrar dinero para emergencias.

Esto puede requerir cambios económicos y sociales difíciles, que han encontrado resistencia oficial en el pasado. El nuevo edicto de Xi también reavivó los llamados que surgieron hace décadas para derribar las barreras burocráticas que dificultan que las personas de origen rural que trabajan en las ciudades inscriban a sus hijos en las escuelas urbanas y obtengan servicios de salud.

¬ęCualquier esfuerzo para reducir la desigualdad deber√≠a, al menos en teor√≠a, traducirse en un mayor consumo interno¬Ľ, dijo Jane Golley, economista de la Universidad Nacional Australiana en Canberra, por tel√©fono. ¬ęLas fallas que enfrentaron en este sentido son parte de la raz√≥n por la que no ha habido un aumento significativo en la participaci√≥n del consumo interno en la actividad econ√≥mica¬Ľ.

El programa de ¬ęcirculaci√≥n dual¬Ľ de Xi puede tener un impacto m√°s inmediato al redoblar los esfuerzos para desarrollar tecnolog√≠a nacional y reducir la necesidad china de chips fabricados en el extranjero y otros componentes esenciales para tel√©fonos inteligentes, computadoras y diversos equipos.

Muchos funcionarios y analistas chinos dicen que la enemistad estadounidense ha obligado a Beijing a gastar más en el desarrollo de tecnologías cruciales. El golpe más reciente fue el anuncio de la administración Trump en agosto de que restringiría la capacidad de Huawei, el gigante chino de equipos de telecomunicaciones, para adquirir chips fabricados en Estados Unidos o producidos con equipos y software estadounidenses.

La nueva estrategia no significa que Pekín esté cerrando sus puertas a los inversores y los mercados extranjeros, afirman los funcionarios del gobierno chino, y los expertos dicen que una ruptura con Estados Unidos sería económicamente devastadora para ambas partes.

Ha surgido un debate sobre cómo China debe equilibrar el desarrollo de sus fortificaciones económicas mientras mantiene el acceso a los mercados extranjeros.

Yu, el economista de Beijing, caus√≥ controversia al argumentar el mes pasado que la nueva iniciativa de Xi incluir√≠a la revisi√≥n del programa ¬ęHecho en China 2025¬Ľ, creado para apoyar a la industria china y clasificado por otros gobiernos como competencia desleal. En la entrevista, Yu dijo que no abogaba por la planificaci√≥n estatal para la industria y que quer√≠a inversiones comerciales para dirigir el esfuerzo.

Una campa√Īa por la independencia tecnol√≥gica podr√≠a causar una alarma a√ļn mayor entre aquellos en Occidente que ya est√°n preocupados de que China haya dado la espalda a la era de ¬ęreforma y apertura¬Ľ iniciada bajo el liderazgo de Deng Xiaoping.

¬ęLa l√≠nea dura va a decir que estaba bien sobre el capitalismo de estado en China¬Ľ, dijo Yao de la Universidad de Pek√≠n, y agreg√≥ que cre√≠a en la capacidad de China y Estados Unidos para resolver sus disputas tecnol√≥gicas mediante la negociaci√≥n.

Xi suele orquestar campa√Īas pol√≠ticas promulgando √≥rdenes integrales y asigna a los subordinados la tarea de definir propuestas detalladas. En 2015, lanz√≥ la ‚Äúreforma estructural del ‘lado de la oferta’‚ÄĚ para reducir la capacidad industrial excesiva, y esta evolucion√≥ de un eslogan vac√≠o a una campa√Īa que vali√≥ la pena.

‚ÄúEl liderazgo no crea lemas como estos porque cree que las cosas ser√°n f√°ciles. Los difunde para forzar el enfoque, la movilizaci√≥n y la priorizaci√≥n ‚ÄĚ, dijo Julian Gewirtz, investigador principal del Consejo Estadounidense de Relaciones Exteriores y estudioso de la pol√≠tica china, por correo electr√≥nico. ¬ęLa doble circulaci√≥n a√ļn tiene mucho por hacer antes de que sea llevada al dep√≥sito de chatarra de consignas abandonadas¬Ľ.

Traducción de Paulo Migliacci

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *