La estrategia de comunicación de Macron para llegar a un público joven en Francia





El presidente francés sigue resistiéndose a cualquier categorización dentro de «lo que un presidente no debe hacer». En una conversación grabada de treinta minutos en el Palacio del Elíseo de la capital francesa, Emmanuel Macron interactuó junto a los youtubers más populares de Francia, Mcfly y Carlito, interviniendo sobre si los chistes contados por uno u otro eran verdaderos o falsos.





O vídeo já conta com mais de 12 milhões de visualizações, enquanto a mídia francesa continua se perguntando como interpretar a comunicação híbrida do «macronismo», que não é inteiramente política, nem inteiramente entretenimento, e qual é a eficácia simbólica de um chefe de Estado en Youtube.

En una entrevista realizada por el diario francés Le Figaro, el analista de lengua francesa Raphaël Llorca muestra que, para interpretar el «Misterio de Macron», es necesario observar tres fenómenos en su puesta en escena: inversión, simulación e intuición.

Una inversión: de la oferta a la demanda

En 2017, año de su elección, Macron mostró una fuerte inclinación hacia la oferta, ignorando las aspiraciones contradictorias de la sociedad francesa y construyendo su propia «marca» (o dispositivo de representación) sobre valores, historia y signos.

En el video con Mcfly y Carlito, sin embargo, invierte en una lógica de demanda, apostando por un enfoque de marketing muy asumido, donde busca posicionar su mensaje ante segmentos de la población con expectativas bien definidas. Macron imita los códigos y usos de los youtubers, incluido su tono de voz y vocabulario.

El experto dice que esta estrategia suele funcionar, ya que Macron sobresale en la actuación. De hecho, en el video interpreta al «presidente legal, como puede que hayan hecho antes el presidente militar, el presidente monarca o el presidente epidemiólogo, cambiando su vestuario de acuerdo con las expectativas del público francés», dice Llorca.

“Inicialmente, el público solo pide cosas triviales, redondas, sin asperezas. Con el marketing on-demand solo se obtiene una imagen fluida que se desliza y no perdura”, recuerda Llorca, citando al célebre publicista Jacques Pilhan. Y comenta que Macron debe tener cuidado con las demandas ganadas de inmediato, porque «existe el riesgo de reducir su potencial simbólico a largo plazo».





La simulación: conflicto minimizado

«Una de las características más llamativas del macronismo es el rechazo del conflicto: lo evita o lo suaviza, o lo previene o lo sofoca», dice Llorca. Sin embargo, el experto reconoce que lo que destaca en la transmisión de YouTube con Mcfly y Carlito es la «puesta en escena de un enfrentamiento simbólico entre el presidente y los influencers, que multiplica los signos de irreverencia».

Por un lado, el youtuber Mcfly viste una remera amarilla brillante, hace flexiones y muestra sus músculos, le hace una mueca al presidente y rueda por el jardín de Eliseo. Por otro lado, Carlito cuenta chistes sobre «sustancias» ilícitas, hace preguntas inquietantes y desafía abiertamente la autoridad presidencial («aquí no hay jerarquías», «somos los jefes de todos modos»).

Lejos de ser el escenario de una verdadera pesadilla para Macron, todo esto es en realidad una gran simulación «que recuerda al Carnaval: el conflicto es mucho más aceptado y aceptable para el espectador que está circunscrito, en el tiempo y el espacio», dice el analista.

Como al final del Carnaval, la autoridad del gobernante se incrementa incluso porque «el dominio social, al permitir que el reverso de la medalla prevaleciera por un período muy corto, provocó el deseo de su reintegración en todo el cuerpo de la sociedad, para terminar con la experiencia del desorden ”, dijo el historiador de ideas Jean Starobinski, citado por Llorca.

Intuición: múltiples imágenes

¿Cómo gestionar el peso simbólico de un presidente en la era de las redes sociales? ¿Deberíamos seguir creyendo en los efectos de «pocas palabras», o deberíamos incrementar su presencia en las redes y en los medios de comunicación?

Lo interesante de la «competencia de bromas» entre Macron, Mcfly y Carlito «es que parece que se está probando un nuevo enfoque, basado en una intuición: en la era de las pantallas múltiples, hay que construir un dispositivo de imágenes múltiples. «analiza Raphaël Llorca.

«Formal en el canal de televisión BFM, Macron puede aparecer marcial y solemne en los canales France 2 o TF1, coloquial en Twitch y atrevido en YouTube. La maniobra es inteligente porque le permite enviar mensajes con un amplio espectro de contenido y tonos para propósitos muy diferentes ”, prosigue el analista. Además, permite «neutralizar» a la oposición, que no sabe qué discurso elegir para atacar.

«Cada hombre tiene seis o siete rostros diferentes en su interior. El arte de la comunicación no consiste en mostrarlos todos a la vez, ni siquiera en elegir cuál sería el verdadero. Se trata de encontrar a la persona adecuada en el momento adecuado», dijo Jacques. Pilhan. Y aunque este vídeo de Macron confirma su fascinación por el signo y el símbolo, a la larga habrá que ver qué huellas dejarán en la opinión pública estas «manipulaciones simbólicas», concluye Llorca.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *