La espera





La pol√≠tica monetaria europea ha sido marcada por un conjunto de falsos partidos hacia la normalizaci√≥n monetaria y en 2018 parec√≠a que hab√≠a indicios de que era inevitable. Pero la coyuntura ha cambiado y, en este momento, la zona euro se encuentra de nuevo en el punto de partida, en la que sigue siendo una larga y ardua caminata por el desierto en busca de crecimiento, y sobre todo de inflaci√≥n. La espera de la normalizaci√≥n podr√≠a durar en Europa al menos hasta finales de a√Īo, con la mayor√≠a de los observadores a considerar que, incluso en 2020, la subida de las tasas no ser√° un factor garantizado. ¬ŅCu√°les son los factores detr√°s de esta prolongada espera? ¬ŅY qui√©n rob√≥ la impetuosidad de la recuperaci√≥n europea?





Conjuntura internacional y brazo de hierro EE.UU.-China condicionaron el comercio internacional

Al final de lo que está detrás de esta alteración algo inesperado, y en tan poco tiempo? En primer lugar, es importante recordar que hace 12 meses que la actividad económica estaba acelerando de forma casi sincronizada en todas las regiones del globo. En poco tiempo algunos factores llevaron a una reevaluación de la coyuntura. Desde luego la escalada de las tensiones entre Estados Unidos y China, pero donde no faltaron los tradicionales dilemas europeos como el brazo de hierro presupuestario entre Italia y Bruselas (que no evitó la entrada de la economía transalpina en recesión), o las incontables huelgas en Francia, que prácticamente generaron un estancamiento en las reformas estructurales que se estaban aplicando, y hasta que el proceso de salida del Reino Unido fue inductor de menor actividad, aplazando decisiones de inversión entre bloques económicos.

Por √ļltimo, tanto las cuestiones relacionadas con una mayor regulaci√≥n en el sector del autom√≥vil internacional (sobre todo en el diesel), un eventual agravamiento de la fiscalidad internacional, y el menor √≠mpetu del mercado chino han tenido su impacto en la industria aut√≥- mica europea, sobre todo en lo que se refiere a los productores europeos .

La econom√≠a sufri√≥ de factores casu√≠sticos … pero que no explican todo

La desaceleración económica ha sido evidente en algunas economías de la zona del euro, sobre todo en lo que es su principal motor principal, Alemania. Hay factores que han contribuido a una mayor moderación de las expectativas de crecimiento Рcon algunos de los factores son de hecho casuísticos (como las situaciones relacionadas con un invierno más impetuoso, o contingencias relacionadas con huelgas y capacidad de producción, por ejemplo en el sector del automóvil) Рpero, en esencia, deberán estar factores más relacionados con el agravamiento del clima de comercio internacional, en particular las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y también derivado de la ralentización de este gigante asiático.

El Banco Central Europeo (BCE) ya ha vuelto a reiterar el mantenimiento de tipos de inter√©s bastante reducidos durante el resto del a√Īo, como respuesta a algunas lecturas del principio del a√Īo que dan cuenta de un escenario econ√≥mico m√°s moderado que el anticipado inicialmente.





√Čpoca de las decisiones y los "g√≥rdios pol√≠ticos" europeos

Los próximos meses seguirán trayendo al de arriba la digestión de dilemas políticos que se arrastran y pueden seguir condicionando el comportamiento de la economía europea. A la partida tendremos las elecciones europeas como momento definitorio del peso actual del euroceticismo, que podrá tras transponerse a la agenda de prioridades de los principales países de la Unión Europea. Es decir, con la tendencia de perder peso del centro político, tradicionalmente globalista y proeuropeo, el debate sobre las reformas estructurales en la zona euro -donde se adivinan también tensiones relacionadas entre intereses de Europa periférica y Europa del centro del euro- ganar otra dimensión, proporcional al peso que tendrán las fuerzas políticas más europeas.

Hasta ahora, la agenda de una Uni√≥n Europea m√°s integrada y reformada ha prevalecido sobre los temores de una desintegraci√≥n del proyecto europeo y, para ello, ha contribuido la capacidad del BCE para mantener el sistema financiero estabilizado. Adem√°s, los pasos que se han dado para construir una Uni√≥n Bancaria y asegurar una especie de chaleco a prueba de balas en torno a la moneda √ļnica, a pesar de no estar completos, dieron una se√Īal muy favorable a los mercados financieros acerca de lo que es el direcci√≥n futuro. Progresos que se van a cheque, en un momento en que existe una fragmentaci√≥n elevada del sistema pol√≠tico, y donde el centro pol√≠tico europe√≠sta puede incluso perder capacidad para liderar un consenso de mayor integraci√≥n europea.

El presidente de la Comisión Europea, José Luis Rodríguez,

El presidente de la Comisión Europea, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que el presidente de la Comisión Europea, José Luis Rodríguez, El desenlace de las elecciones europeas puede tener repercusiones importantes en algunos de los países del euro, como es el caso de Italia que tiene un gobierno soportado por una mayoría eurocética y donde un mal resultado de estos partidos puede desencadenar elecciones anticipadas, pero donde un buen resultado euroescépticos puede conferir fuerza a un brazo de hierro con la Comisión Europea en 2020, planteando grandes retos en materia presupuestaria y retrasando reformas estructurales importantes.

En el límite, y en un momento en que el país se encuentra debilitado económicamente, puede haber la tentación de poner de nuevo sobre la mesa la retórica anti Unión Europea, sobre todo si el actual gobierno quiere utilizar medidas que rompen los compromisos fiscales con Bruselas en el sentido de conquistar mayor popularidad.

Brexit ¬Ņpospuesto … para siempre?

Por √ļltimo, el proceso de salida del Reino Unido de la zona del euro sigue siendo igual al que estaba … sin acuerdo y aplazado. Durante mucho tiempo se habl√≥ en diversos escenarios relacionados con las probabilidades del Reino Unido de salir de forma ordenada (suave), o desordenada (duro), o incluso de ser revertido a trav√©s de una repetici√≥n del refer√©ndum (Briback). Al fin y al cabo, se ha producido una inmensa confusi√≥n pol√≠tica con respecto al proceso de salida de la Uni√≥n Europea, y a√ļn queda por saber si habr√°, de hecho, capacidad para materializarse alg√ļn tipo de acuerdo. Por lo menos hasta septiembre, los ingleses seguir√°n formando parte de la Uni√≥n Europea hasta finales de octubre, aunque queden fuera de las elecciones al Parlamento Europeo.

No todo es malo, y la recesión parece ser un escenario exagerado

De hecho, la coyuntura econ√≥mica debe ser m√°s fr√°gil durante el primer semestre en Europa. Estas condicionantes, agregadas a una expectativa de redefinici√≥n de los equilibrios geopol√≠ticos a nivel de la pol√≠tica interna de los pa√≠ses del euro, pueden alterar consensos tradicionales en torno a la necesidad de crear m√°s reformas en Europa. Adem√°s, m√°s proteccionismo a nivel global, sobre todo en lo que se refiere a sectores en los que Europa se encuentra m√°s expuesta -como el sector del autom√≥vil, s√≥lo condicionar√°n m√°s la demanda externa, lo que tendr√° su debido impacto en el crecimiento. La recesi√≥n, sin embargo, es un escenario que parece exagerado, sobre todo por la resiliencia de la demanda privada, como consecuencia de un mercado de trabajo m√°s robusto, capaz de generar consumo. En este equilibrio existir√° tambi√©n un clima fiscal m√°s amigable, que podr√° estimular la recuperaci√≥n de la inversi√≥n durante el pr√≥ximo a√Īo.

Bottoms 'up: de nuevo el Banco Central

Al final, y sobre todo, el papel del BCE volver√° a ser fundamental en esta nueva fase de espera por mejores condiciones y m√°s inflaci√≥n. Las econom√≠as desarrolladas estuvieron durante muchos meses alimentando una narrativa m√°s expansiva en t√©rminos de costes de financiaci√≥n que acab√≥ por tener un impacto adicional en las estimaciones econ√≥micas de crecimiento ya en la segunda mitad del a√Īo pasado ya principios de 2019. El BCE ha cambiado el discurso, y volvi√≥ a conectar la m√°quina de los est√≠mulos al proceder a la prolongaci√≥n del programa de recompra de activos (LTRO), adem√°s de las promesas de mantenimiento de tipos de inter√©s reducidos.

La reanudaci√≥n en Europa est√° por eso retrasada, pero quiz√° no est√© condenada. El mundo desarrollado todav√≠a presenta algunos datos importantes y resilientes, se√Īalando que la expansi√≥n econ√≥mica puede continuar en los pr√≥ximos trimestres, especialmente ahora que tambi√©n en China las medidas de incentivo fiscal deber√°n comenzar a tener tracci√≥n sobre el terreno. Por √ļltimo, hay lecturas que dan cuenta de alguna resiliencia de la demanda privada, en virtud de un mercado de trabajo m√°s robusto, capaz de generar consumo. Sin embargo, los inversores tendr√°n que lidiar con las condicionantes geopol√≠ticas, que deber√°n incorporar en sus expectativas.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *