La escasez y el coste de las materias primas y el transporte amenazan a la industria portuguesa





La escasez y el elevado coste de las materias primas y el flete marítimo están limitando seriamente la actividad industrial, desde la metalurgia hasta el mueble, el textil y el calzado, que son incapaces de responder a pedidos crecientes y ya admiten recurrir a despidos.





Según las conclusiones de la encuesta mensual de junio de la Asociación Empresarial Portuguesa (AEP), realizada con 300 asociados para “evaluar los principales obstáculos a la recuperación de la actividad empresarial”, la indisponibilidad de materias primas y productos intermedios y las dificultades en el comercio Los circuitos, por falta de contenedores, son las “nuevas limitaciones” señaladas por las empresas portuguesas, junto con la “nueva realidad” en la organización del trabajo en la pospandémica.

“En este momento, el tema del brutal incremento en el costo de las materias primas y el transporte comienza a ser terrible”, confirmó a la agencia Lusa el vicepresidente de la Asociación de Industrias Metalúrgicas, Metalúrgicas y Afines de Portugal (AIMMAP) , señalando aumentos, “en algunos casos cuatro veces”, en el transporte marítimo y aumentos del “50%, 100% o incluso más” en el precio de las materias primas.

Según Rafael Campos Pereira, estos dos factores “están asociados, porque una gran parte de las materias primas [do setor] viene de fuera de la Unión Europea ”, por vía marítima, y“ no hay contenedores y el precio de los que existen es altísimo ”.

Esta situación impacta “tanto en la compra de materias primas, como en la compra de componentes y exportaciones”, explica.

“Esto tiene que ver con el hecho de que China y Oriente, es decir, Corea, reanudaron su actividad por primera vez, antes que Europa, en 2020 [na retoma após a primeira vaga da pandemia], lo que llevó a que todos los contenedores fueran trasladados a las rutas del Pacífico ”, explicó el líder de la asociación.

Otra razón esgrimida por AIMMAP es que, con esta escalada de precios, las materias primas se han convertido en una “inversión muy atractiva”: “Particularmente en el mercado de futuros, los inversores institucionales están comprando materias primas como ‘commodities’, por lo que nuestros fabricantes ahora también se ven obligados para competir no solo con fabricantes de otros países, sino con los propios inversores ”, dice.





Señalando también “enormes limitaciones” a la actividad de la industria textil y de la confección portuguesa, el director de la Asociación Portuguesa de Textiles y Confección (ATP), Jorge Pereira, habla de un “total descontrol” de las cadenas logísticas y de “ valores superinflados ”del transporte.

«En este momento, el costo por kilo, por ejemplo, de un contenedor de hilo nunca es inferior a 65 céntimos, cuando debería costar entre 15 y 20 céntimos el kilo, y contenedores que tardaron entre 30 y 40 días, como máximo, en llegar a Portugal , a veces solo llegan después de dos meses y más, porque están retenidos en otros puertos marítimos por falta de conexiones ”, avanza.

Ya la Asociación Portuguesa de Mobiliario e Industrias Afines (APIMA) informa, en comparación con julio de 2020, un aumento del 600% en el costo del transporte: «Un contenedor que costaba 2.000 dólares hace un año ahora cuesta 12.000», dijo a Lusa la presidente, Joaquim Carneiro.

En cuanto a las principales materias primas utilizadas en el sector del mueble, APIMA apunta a incrementos interanuales del 300% en el coste del metal, del 40 al 50% en ferretería, del 20% en espuma y del 10% en cartón.

“Es realmente dramático que las empresas estén sufriendo este impacto precisamente mientras intentan recuperarse de las gravísimas consecuencias de la pandemia. Necesitamos una regulación urgente en un mercado que está en plena especulación ”, dice Joaquim Carneiro.

La asociación destaca que “este es un problema que afecta a toda la cadena de valor” y que, “para intentar asegurar su base de clientes, las empresas portuguesas están renunciando a sus respectivos márgenes”.

«Pero es inevitable que el valor final se revise al alza, dados los brutales incrementos en los costos de producción y transporte», admite el líder de la asociación, señalando que «este último es particularmente impactante, ya que es un ‘clúster’ que exporta un 90% de produccion».

La industria portuguesa del calzado se encuentra en una situación idéntica, con la ‘Encuesta Covid’ de la Asociación Portuguesa de Fabricantes de Calzado, Componentes, Marroquinería y Sus Sustitutos (APICCAPS) destacando que “tanto el coste como el suministro de materias primas han pasado. estar a la cabeza de las preocupaciones de los emprendedores del calzado ”.

“En los comentarios que recibimos a la encuesta, las empresas nos advirtieron que el costo de transporte de algunas materias primas, a saber las de Asia, se duplicó o incluso triplicó”, dijo a Lusa el portavoz de la asociación.

Y es que, si los pedidos siguen avanzando a buen ritmo en estos diversos sectores, las limitaciones a la actividad están afectando a la capacidad de respuesta y producción, y las empresas ya admiten recurrir al ‘despido’: “Hay empresas que ya están Piense en hacer ‘despidos’ y medidas similares, ya que no tienen materias primas. Ya llegamos a ese punto ”, advierte el vicepresidente de AIMMAP.

Después de haber obtenido el pasado mes de abril el mejor récord “jamás” en exportaciones, que acumulan un crecimiento interanual del 31,7% desde principios de año, el sector metalúrgico portugués anuncia que 2021 podría ser su “mejor año como habitual ”, pero ya se empieza a ver amenazada esta meta.

“Este objetivo está en riesgo, no por falta de pedidos, que siguen creciendo, sino por la escasez de materia prima y porque son tan caros, con precio al doble que es imposible reflexionar sobre el precio final. Además de que, en muchos casos, las empresas no los tienen o los tienen de menor calidad, lo que implica mucha más operación y mayores costos ”, dice Rafael Campos Pereira.

Este líder de la asociación recuerda que, después de que la pandemia evidenciara la dependencia europea de Asia, mucho se habló sobre la apuesta urgente por la reindustrialización y el fortalecimiento de la autonomía estratégica de la región, que es incluso uno de los ejes del Plan Portugués de Recuperación y Resiliencia (PRR ) y el plan europeo de próxima generación de la UE.

“Para ello, sería necesario invertir aquí en Europa en la producción de más materias primas y componentes intermedios, como microprocesadores, lo que hasta ahora no se ha hecho. Europa, como siempre, lo está haciendo a la mitad ”, lamenta.

También Jorge Pereira, de ATP, “todavía quería creer que la pandemia serviría de lección para los funcionarios del gobierno, incluso a nivel comunitario, y terminaría dándose cuenta de que, con todos estos años de desindustrialización de Europa, la industria está siendo permitido morir ”.

“Pero reindustrializar un país o una Europa lleva 20 años o más. Y se habla, pero no se ve nada en ese sentido, son proyectos muy vagos y dudosos. Si seguimos con esta mentalidad, siempre estaremos en manos de Asia y no tendremos ninguna posibilidad ”, advierte.

En este difícil contexto para el sector metalúrgico y europeo, AIMMAP lamenta el golpe adicional dado por la reciente prórroga por parte de la Unión Europea (y por otros tres años) de las cláusulas de salvaguardia que imponen la fijación de derechos de aduana a la compra de materias primas fuera de la Unión, para proteger a los fabricantes europeos, incluido el acero.

“Estas cláusulas de salvaguardia expiraron el 30 de junio y se suponía y era urgente, en defensa de la industria metalúrgica y metalúrgica europea, que no se ampliaran. Portugal tenía la obligación, incluso como país que ocupaba la presidencia europea, de intentar impedir su participación ”, dice Rafael Campos Pereira.

Alegando “no poder entender” la decisión de prórroga y, menos aún, por qué Portugal votó a favor ”de esta medida, la asociación lamenta que, de esta forma, la compra de acero por parte de empresas del sector.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *