La elección de los Estados Unidos puede ser decidida por una Corte Suprema cada vez más politizada





El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha estado en el cargo durante tres a√Īos. Durante este tiempo, revirti√≥ las normas pol√≠ticas en el pa√≠s y en el extranjero, realine√≥ las divisiones pol√≠ticas de Estados Unidos de "izquierda x derecha" a "nosotros x ellos" y reescribi√≥ las reglas sobre comunicaci√≥n presidencial, un tweet a la vez.





Sin embargo, la rep√ļblica se mantiene, un testimonio de la resistencia de la democracia estadounidense y sus instituciones de apoyo. Pero lo peor est√° por venir.

Hay algunas cosas que podemos decir con certeza sobre los próximos 12 meses de la política estadounidense. El primero es que el Senado de los Estados Unidos realizará un juicio político contra el presidente Donald Trump; El segundo es que Trump será absuelto por la cámara de la mayoría republicana.

La verdadera pregunta es qu√© suceder√° despu√©s … y pr√°cticamente todos los caminos conducen a una elecci√≥n presidencial apretada en 2020, que casi la mitad de la poblaci√≥n de Estados Unidos considerar√° ileg√≠tima, independientemente de qui√©n gane. Es por eso que Eurasia Group ha elegido "Manipulado! Qui√©n gobierna los Estados Unidos" como el mayor riesgo geopol√≠tico del mundo en 2020.

Para los dem√≥cratas y sus partidarios, el despido del Senado de Trump se basar√° en c√°lculos pol√≠ticos m√°s que en hechos objetivos, y por lo tanto cualquier victoria en las elecciones posteriores a la acusaci√≥n de Trump se ver√° empa√Īada por esta falsa absoluci√≥n. Igualmente preocupante para ellos, un triunfante Trump ver√° su despido en el Senado como una prueba positiva de que las reglas tradicionales de la pol√≠tica estadounidense no se aplican a √©l, y actuar√° en consecuencia.

Esto har√° que sea m√°s probable que solicite la interferencia de actores externos que, seg√ļn √©l, quieren verlo ganar la reelecci√≥n. Del mismo modo, tanto la Casa Blanca como el Senado controlado por los republicanos han mostrado un apetito limitado por reforzar las defensas de Estados Unidos contra la interferencia extranjera en las elecciones, ofreciendo mucho material a los cr√≠ticos.

Si Trump es declarado ganador en las elecciones de noviembre, sus opositores políticos se enfurecerán tanto por su presencia continua en el cargo como por el proceso deslegitimado que lo tendrá reelegido.





Pero no hay garantía de que Trump gane las elecciones, incluso después de ser liberado de los cargos de juicio político pendientes; después de todo, Trump sigue siendo un presidente estadounidense cuya aprobación nacional nunca ha superado el 50 por ciento.

Y si Trump pierde estas elecciones para 2020, es muy posible (algunos dir√°n probablemente) que se d√© la vuelta y acusar√° a las mismas fuerzas extranjeras de las que sus cr√≠ticos se quejan como razones de su derrota. Tambi√©n est√° lejos de ser cierto que √©l realmente admite su derrota en las elecciones, empa√Īando a√ļn m√°s la legitimidad del proceso electoral de los Estados Unidos.

Todo esto significa que existe una posibilidad significativa de que la próxima elección presidencial de los EE. UU. Deba ser decidida por la Corte Suprema de los EE. UU. cayó al 38% desde el 47% en 2000.

Y a diferencia de 2000, la √ļltima vez que la Corte Suprema tuvo que decidir una elecci√≥n presidencial, hay muchas menos posibilidades de que el lado perdedor lo admita gentilmente, por el bien de la democracia estadounidense, especialmente despu√©s de pasar meses haciendo campa√Īas que sus oponentes representan Una amenaza existencial para el sistema pol√≠tico estadounidense.

No estamos diciendo que 2020 es el a√Īo en que la democracia estadounidense arder√° en llamas. No vas; Estados Unidos ha pasado siglos construyendo su car√°cter democr√°tico, y las instituciones que ha establecido para proteger ese car√°cter democr√°tico siguen siendo resistentes.

Pero con la excepción de una victoria presidencial aplastante (del tipo que el país no ha visto durante generaciones) y dado que el probable ciclo de destitución / elección / carrera judicial cobrará prominencia, se hace imposible que las elecciones de 2020 sean vistas como cualquier cosa, a menos que sea manipulada, por una parte sustancial de la población estadounidense.

Y tan malo como es para los estadounidenses, tambi√©n es preocupante para el resto del mundo, ya que el caos dom√©stico de los Estados Unidos se extender√° internacionalmente. Aliados nerviosos mirar√°n al presidente estadounidense m√°s d√©bil desde que Richard Nixon se involucr√≥ en Watergate; Si pensabas que los Aliados ten√≠an miedo de vincular sus destinos a los EE. UU., Espera hasta el pr√≥ximo a√Īo.

Traductor de Luiz Roberto Mendes Gonçalves

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *