La derecha debe unirse en un solo partido





En octubre, en una crónica para este periódico, intenté explicar cómo el electorado de la derecha, en particular el del PSD, se convirtió en anti-sistema tras el programa de intervención de la troika. Anti-sistema contra la oligarquía que domina la política, casi falló el Estado y se apoderó del gobierno a pesar de no haber vencido las elecciones legislativas; Anti-sistema contra los 'empresarios' que de manos de gobierno Sócrates casi fallaron el Estado y que con el apoyo del PCP y del BE acechan su próxima oportunidad.





En ese momento me refer√≠a tambi√©n que, por esa raz√≥n, el choque entre el electorado del PSD y la actual direcci√≥n del partido ser√≠a inevitable. Este choque es ahora evidente en los sondeos, en la incapacidad de Rui Rio para presentar una idea, proyecto, visi√≥n para el pa√≠s. Un a√Īo despu√©s de haber sido elegido l√≠der del PSD sabemos que R√≠o habr√≠a cambiado uno u otro detalle en la gobernaci√≥n de Ant√≥nio Costa (tal vez un mayor rigor en las cuentas p√ļblicas), pero lo esencial ser√≠a el mismo.

La invención de la gereconza ensambló las izquierdas al punto de sólo con mayoría absoluta ser posible a la derecha de regresar al gobierno. Dada la polarización retraída de la política portuguesa, una coalición preelectoral, preferiblemente una fusión del PSD y CDS Alianza solamente un partido de derecha, no sólo se hace necesario como algo natural.

S√≥lo con un gran partido de derecha que gane las legislativas con mayor√≠a absoluta es posible desalojar la gesti√≥n del gobierno y asumir un verdadero programa pol√≠tico reformador del Estado, de efectiva reducci√≥n de la deuda p√ļblica (y no s√≥lo del PIB). S√≥lo con un gobierno con una victoria en las urnas (como se exige en democracia) es posible llevar a la pr√°ctica un programa de libertad pol√≠tica, econ√≥mica, social y cultural sin las condicionantes impuestas por los partidos de extrema izquierda que sostienen una gobernaci√≥n socialista que, como socialista que es, confunde el inter√©s colectivo con los intereses particulares, la gobernanza del Estado con la gesti√≥n de los fondos p√ļblicos para satisfacer una base electoral que le sea leal en el d√≠a de las elecciones.

Hasta entonces es indispensable que el PS asuma las responsabilidades de su gobernanza. Con el enfriamiento de la econom√≠a mundial, una peque√Īa desaceleraci√≥n de la econom√≠a portuguesa es suficiente para descubrir el mosaico que cubre las cuentas de Mario Centeno. Deshecho la ilusi√≥n, el temor de un tiempo que al final vuelve hacia atr√°s puede transformarse en una verdadera pesadilla para Ant√≥nio Costa. Si es importante que esta vez, los socialistas, los comunistas y los bloques favor son responsables de la forma descartado y se deja gobernar Portugal en los √ļltimos cuatro a√Īos, tambi√©n es esencial que el retorno de la derecha al gobierno de no cumplir con el calendario, pero con motivo del diferencia.

A pesar de que el país necesita cambiar de rumbo a prisa puede ser mala consejera. Lo peor para el PS se pueden superar en 2019. Y lo peor para el PS es la mejor para Portugal. La verdad es que, aunque muchos niegan el presente, el destino correcto en Portugal es unir a ganar las elecciones, para superar la camisa de fuerza impuesta que él y dejó regla con el fin de liberar al país de los oligarcas.

Peque√Īa nota sobre el plomo del acuerdo de Theresa May para el Brexit





Dif√≠cilmente cualquier acuerdo para el Brexit ser√≠a aprobado por el Parlamento brit√°nico porque quien vot√≥ "Leave" en 2016 quer√≠a salir de la UE, pero no sab√≠a c√≥mo. La gran lecci√≥n que se retira de todo este proceso es la inutilidad (y el peligro) de referendos mal hechos. No s√≥lo no se deben votar ideas abstractas (salir de la UE puede significar mil y una cosas diferentes y traer consigo mil y una consecuencias) como es injusto que en un d√≠a concreto una serie de ciudadanos decida de forma definitiva el futuro de un pa√≠s, as√≠ como el futuro de otros ciudadanos que a√ļn no pueden votar o han nacido siquiera.

Esta es la raz√≥n de ser de las democracias representativas: votar propuestas concretas que los ciudadanos no tienen tiempo para analizar debidamente. Los diputados brit√°nicos dif√≠cilmente aceptar√≠an votar entre quedarse o salir de la Uni√≥n Europea sin conocer los detalles de la salida. Si no lo har√≠an por qu√© pidieron que lo hicieran los votantes en un refer√©ndum? En una democracia representativa las cuestiones pol√©micas no se someten a refer√©ndum porque son divisivas, ni tampoco las consensuadas porque hacerlo se vuelve innecesario. ¬ŅEs que los diputados, a los que cabe evitar y corregir errores que se confunden con actos democr√°ticos, ser√°n capaces de llamar a s√≠ un asunto que no deber√≠a haber sido sometido a refer√©ndum?

abogado

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *