La democracia puesta a prueba





A finales de a√Īo, los votantes de dos de los estados europeos m√°s importantes ser√°n llamados nuevamente a las urnas para intentar desbloquear el estancamiento pol√≠tico que sus clases pol√≠ticas han provocado y que claramente no han logrado desenredar.





Lo curioso y parad√≥jico de los pr√≥ximos dos sufragios, en Espa√Īa el pr√≥ximo domingo y en el Reino Unido el 12 de diciembre, es que no se espera que el electorado promueva constituciones de parlamentos muy distintos de los conocidos entre s√≠. hasta el d√≠a de hoy.

En este sentido, dado que ambos actos electorales se anticipan y tienen lugar antes de las fechas programadas, no podemos excluir por completo la posibilidad de concluir que no han servido para nada o, en otras palabras, no requieren la formación de entendimientos y mayorías parlamentarias. Ya es posible formar con las composiciones conocidas del Congreso de los Diputados de Madrid y el Parlamento de Westmister.

En Espa√Īa, despu√©s de las √ļltimas elecciones generales ganadas por los socialistas con una mayor√≠a relativa y la negativa de Pedro S√°nchez de formar un gobierno "al estilo portugu√©s", que tendr√≠a que ser un acuerdo de coalici√≥n o simplemente una base parlamentaria con el extremo. Nacionalistas vascos y catalanes: adem√°s de la crisis de independencia en Catalu√Īa y la sentencia condenatoria de los autores del refer√©ndum del 1 de octubre de 2017, el Parlamento no ha aprobado en dos ocasiones un nuevo gobierno para el estado central restante El llamamiento una vez m√°s al voto popular para desentra√Īar el embrollo.

Las √ļltimas encuestas muestran que nada sustancial deber√≠a suceder cuando se vota, y la √ļnica noticia que podr√≠a marcar la noche de las elecciones podr√≠a ser el fortalecimiento de la derecha parlamentaria y el VOX, que casi podr√≠a duplicar los 24. asientos parlamentarios actualmente disponibles.

Es el sistema de los vasos comunicantes que operan en el extremo derecho por el fracaso socialista, tal como lo hizo hace siete u ocho a√Īos en el extremo izquierdo de Can cuando el Partido del Partido se vino abajo. Hay leyes que creemos que son solo f√≠sicas, pero la pol√≠tica insiste en replicar de una manera muy constante.

Tres alternativas, y solo tres, parecen adivinarse menos de una semana despu√©s de las elecciones: la formaci√≥n de un gobierno liderado por socialistas con el apoyo de la extrema izquierda y los nacionalistas (que S√°nchez rechaz√≥ hace media docena de meses); la formaci√≥n de un gobierno de centro pol√≠tico con un acuerdo entre socialistas y liberales ("Ciudadanos"); o, hip√≥tesis ya planteada en algunos debates de campa√Īa electoral, la celebraci√≥n de un nuevo y tercer sufragio. Desde aqu√≠ no deber√≠amos tener la oportunidad de evolucionar y una de estas soluciones tendr√° que pasar el futuro pol√≠tico de Espa√Īa.





En el Reino Unido, sin embargo, la urna electoral tiene un nombre, una causa y un motivo: todavía y siempre el desafortunado Brexit en el que los británicos se involucraron y que evidentemente dieron evidencia y evidencia de no saber cómo salir.

Con un gobierno que hace de la salida del Reino Unido de la Unión Europea su bandera y el eje de su mandato, pero con un Parlamento que no puede definir claramente los términos, los moldes y el momento de esta salida después de dos acuerdos celebrado entre dos primeros ministros y la Unión Europea, que fue desaprobada cuatro veces en la Cámara de los Comunes, la incapacidad de las instituciones británicas para desatar el nudo del embrollo se ha hecho evidente y evidente.

De la misma manera en que cada vez era más claro que la hipótesis restante para resolver tales problemas sería devolver la palabra a la gente, a esas mismas personas que, sin crítica, sin pensar y sin pensar, habían optado por abandonar la Unión Europea.

Las dos alternativas que surgieron iban desde consultar a la gente en un nuevo refer√©ndum sobre el mismo tema o sobre la recomposici√≥n de la propia C√°mara de los Comunes. Fue en esta posibilidad que, despu√©s de varias derrotas en el Parlamento, Boris Johnson apost√≥ todas las fichas, y finalmente tom√≥ su posici√≥n hacia adelante, a pesar de todas las contorsiones pol√≠ticas de un d√©bil Jeremy Corbyn, uno de los l√≠deres laboristas brit√°nicos m√°s radicales que , a pesar de los a√Īos de oposici√≥n a los gobiernos conservadores, no ha demostrado ser capaz de aprovechar la erosi√≥n resultante, dejando poco m√°s que superarse a s√≠ mismo por un segundo (en las condiciones actuales) en el sufragio.

Como, a pesar de la particularidad y singularidad del sistema electoral brit√°nico, parece lejos de la posibilidad de que los conservadores se beneficien de una mayor√≠a absoluta en los Comunes, nos sentimos atra√≠dos por la necesidad de coaliciones y entendimientos postelectorales donde temas como el de Irlanda del Norte , la reunificaci√≥n de las dos mujeres irlandesas o la independencia de Escocia estar√°n presentes. Siempre y con el pretexto de abandonar el Reino de la Uni√≥n. Como ya hemos escrito varias veces, no podemos dar por sentado que el Reino abandona la Uni√≥n pero que ya no est√° unido …

En cualquier caso, espa√Īol y brit√°nico, la democracia est√° preparada para pasar por tiempos dif√≠ciles y seguramente se pondr√° a prueba en todas sus dimensiones. Solo podemos confiar en que contendr√° dentro de s√≠ los mecanismos necesarios para enfrentar los desaf√≠os que enfrentar√°. ¬ŅO no fue, como Churchill nos ense√Ī√≥ (por cierto …) el peor sistema de gobierno de los pueblos, excepto todos los dem√°s.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *