La democracia no necesita del populismo para estar en juego





Cuando todo esto termina, muchos van a decir que s√≥lo entonces percibieron. Es la costumbre. Pero en este caso, no es necesario que el p√°jaro de Minerva vue al anochecer: quien quiera, puede percibir ya. Y lo que hay para percibir, es fundamentalmente esto: este gobierno es el socratismo, como es natural que fuese, una vez que el personal pol√≠tico es el mismo. No sabemos lo que los actuales ministros sab√≠an sobre los negocios que, seg√ļn el Ministerio P√ļblico, el antiguo primer ministro hac√≠a con el poder. Pero ciertamente sab√≠an todo sobre el proyecto de control del Estado, de la econom√≠a y de la sociedad que fue, entre 2005 y 2011, la esencia del socratismo. Jos√© S√≥crates sali√≥ del retrato, pero el resto de la familia contin√ļa all√≠, determinada hacer lo mismo. No s√≥lo porque es, cada vez m√°s, la √ļnica manera de perpetuarse en el poder, sino porque, siendo necesario, el proyecto hasta puede pasar por "socialismo", entendido como la legendaria "sumisi√≥n del poder econ√≥mico al poder pol√≠tico".





S√≥crates ya no est√°, con su hechizo brusco. En cambio, est√°n el PCP, el BE y el PSD de Rui Rio: de vez en cuando – s√≥lo para el selfie – critican a Ant√≥nio Costa, pero fundamentalmente todos se rindieron a la estrategia socr√°tica. Unos percibieron que nunca ser√≠an el Syriza, otros se convencieron de que nunca m√°s vencer√≠an las elecciones. Unos estar√°n disponibles para colaborar en la sujeci√≥n del poder judicial, otros para ayudar en la conquista final de la banca, y todos para participar en el descuartizamiento del Estado, en forma de regionalizaci√≥n: un d√≠a, cada partido tendr√° su jard√≠n. En el caso de que la Asamblea de la Rep√ļblica sometida a la supergeneraci√≥n PS, PCP, BE y PSD-R√≠o nunca ser√° verdaderamente un √≥rgano de escrutinio y limitaci√≥n del ejecutivo. No es por casualidad que cada vez m√°s gente mira con ansiedad al presidente de la rep√ļblica.

Sí, estamos hablando de la subversión de la democracia. Pero es esto el régimen: una camarilla de políticos sin ideas ni programas, totalmente dependientes de la política financiera del BCE y decididos a aplicar el garrote gubernamental a una sociedad debilitada ya instituciones desestructuradas. A los dependientes del Estado, nos asustan con el fantasma del neoliberalismo, como si el reformismo fuese la causa de la inseguridad; a los más jóvenes, hablan de las desigualdades en el acceso al empleo oa la vivienda, como si la intervención estatal fuera la solución. Tenemos aquí la medida del cinismo de esta clase política. Porque la aprehensión y hasta la frustración de funcionarios o de pensionistas, perfectamente justificadas, son las de quienes dependen de sistemas sin viabilidad, y que todos saben correr el riesgo de caer si la coyuntura de dinero fácil cambiar. Y porque la desigualdad que de hecho enfrenta a los más jóvenes tiene causas varias, pero entre ellas están mercados de trabajo rígidos y políticas financieras que, desde la crisis de 2008, inflacionan los precios de las casas en las ciudades. Es decir -y esta es la belleza de la ecuación-, la oligarquía va generando problemas, y con esos mismos problemas va intentando generar apoyo para su poder. Es casi perfecto.

Preguntar√°n: ¬Ņy c√≥mo salimos de aqu√≠? Pero la pregunta correcta es: ¬Ņqui√©n quiere salir? O mejor a√ļn: ¬Ņqui√©n tiene fuerza para salir? All√≠, en la sociedad portuguesa, la independencia y la confianza sin la cual no hay alternativa tiene que ser un milagro? Sin embargo, la oligarqu√≠a llena el aire con gritos hist√©ricos contra Trump y Bolsonaro. Viene all√≠ el populismo, nos dicen, la democracia corre peligro. No s√© si el populismo viene ah√≠ o no. Pero lo que la situaci√≥n portuguesa sugiere es que cada vez necesitamos menos populismo para la democracia est√° en juego.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *