La cesi贸n de autobuses para la manifestaci贸n de la CGTP va incluso a juicio









Fue uno viraje en el procedimiento relativo a la cesi贸n de un autob煤s, por parte del Ayuntamiento de Vila Vi莽osa, para que 19 funcionarios participar en una manifestaci贸n de la CGTP. Despu茅s de dos a帽os en que el proceso dio varias vueltas en la justicia – con el Ministerio P煤blico y el Tribunal de Instrucci贸n a considerar no haber indicios de crimen por parte de la autarqu铆a-, se produjo un 煤ltimo avance: en la respuesta a un recurso de los demandantes, el Tribunal de la Relaci贸n de 脡vora orden贸 que los cuatro acusados 鈥嬧媐ueran pronunciados por la pr谩ctica de los cr铆menes de peculado y abuso de poder, llev谩ndolos a juicio.

El proceso se remonta a noviembre de 2015. La CGTP convoc贸 una concentraci贸n, frente a la Asamblea de la Rep煤blica, para demostrar el repudio por la constituci贸n del gobierno PSD / CDS, de Pedro Passos Coelho y Paulo Puertas – que vendr铆a a caer con los votos de los partidos que formar铆an la alianza parlamentaria de izquierda. Entre los manifestantes, estaban 19 funcionarios del Ayuntamiento de Vila Vi莽osa, que llegaron al Parlamento en un autob煤s cedido (y pagado) por la autarqu铆a.

La cesi贸n del veh铆culo fue requerida por la Direcci贸n Regional de 脡vora del Sindicato Nacional Trabajadores Administraci贸n Local (STAL), habiendo sido objeto de discusi贸n en una reuni贸n camararia el 5 de noviembre de 2015 – y por lo tanto cinco d铆as antes de la manifestaci贸n. Pero no hubo consenso: no todos los concejales acordaron el hecho de que la C谩mara se predispora a acceder de forma gratuita al pedido de la estructura sindical. En el caso de Ignacio Esperanza, que habr谩 pedido una contenci贸n en el uso de los recursos municipales, sobre todo en un momento de restricciones presupuestarias. La cesi贸n de los veh铆culos acab贸, sin embargo, por ser aprobada por la mayor铆a de los concejales y tambi茅n por el presidente, Manuel Condenado, y por el vicepresidente, Lu铆s Nascimento.

El caso gener贸 pol茅mica, llevando incluso al PSD a hablar en falta de "茅tica" y de "verg眉enza" pero, m谩s que eso, adquiri贸 contornos judiciales cuando un grupo de ciudadanos, liderado por la sociedad de abogados Barros Sales & Associados, hizo una denuncia al Ministerio P煤blico. Fuente de ese grupo de ciudadanos expres贸 al Observador, en el momento en que estall贸 la pol茅mica, la perplejidad ante el caso. En uno de los autores de la denuncia, en el a帽o 2016, se declar贸 que "las manifestaciones son completamente leg铆timas, pero los bienes p煤blicos no pueden estar al servicio de intereses partidistas"O al" servicio de una casi rebeli贸n ". Despu茅s de muchas vueltas judiciales y de dos a帽os de espera, los demandantes vieron, por fin, sus pretensiones atendidas.

El caso fue analizado, en una primera instancia, por el Ministerio P煤blico, que no encontr贸 evidencias de la pr谩ctica de crimen de peculado y abuso de poder por parte de los cuatro acusados: las concejales T芒nia Courela y Ana Cristina Rocha, el vicepresidente Lu铆s Nascimento y el presidente Manuel Condenado. Como tal, decidi贸, en febrero de 2017, archivar el caso, no dando secuencia a la petici贸n de los demandantes.





Como recordaba despu茅s, tras el posterior recurso al Tribunal de la Relaci贸n, el Ministerio P煤blico consider贸 "no s贸lo no estar suficientemente indiciado que el procedimiento adoptado fuera contrario a la ley, como si los acusados 鈥嬧媡uvieran conocimiento". Se consider贸 que no hab铆a indicios de que hubiera habido abuso de poder o violaci贸n de los deberes inherentes a las funciones de los cuatro acusados, y el Ministerio P煤blico defendi贸 adem谩s que, incluso si hubiera alguna ilegalidad en una decisi贸n administrativa, eso "no determina necesariamente responsabilidad criminal para sus autores".

En el marco de la decisi贸n del Ministerio P煤blico, los demandantes avanzaron con la solicitud de apertura de Instrucci贸n, alegando que los inculpados hab铆an violado tres principios, seg煤n consta en la Sentencia del Tribunal de la Relaci贸n de 脡vora. El primero es el de la legalidadal permitir que "el veh铆culo se utilizara sin curar la compatibilidad entre el fin del desplazamiento y las atribuciones del municipio" y al haber dispensado a los usuarios del veh铆culo "del pago de la tasa debida en virtud del reglamento municipal" – que dicha exenci贸n, seg煤n los demandantes, no pod铆a atribuirse por ser ilegal la propia cesi贸n.

El segundo principio violado por los acusados, seg煤n los demandantes, es el de la la prosecuci贸n del inter茅s p煤blicoen la medida en que los deberes y atribuciones de la autarqu铆a pasaban por la garant铆a del inter茅s p煤blico "Y no en el patrocinio de posiciones de apoyo u oposici贸n a las orientaciones adoptadas por las diversas fuerzas pol铆ticas en 茅l representadas". Por 煤ltimo, creen que tambi茅n result贸 herido principio de imparcialidad, ya que hab铆a en la manifestaci贸n dos posiciones contrarias en relaci贸n a la constituci贸n del gobierno y que "no se proporcionaron autobuses a los partidarios de la falla pol铆tica contraria", se puede leer en la sentencia.

Durante el debate instructivo, se escucharon a los cuatro acusados, que garantizan haber votado de acuerdo con los reglamentos municipales -es decir, convencidos de la legalidad del acto. Y al final, el Tribunal de Instrucci贸n aline贸 por la misma batuta del Ministerio P煤blico: consider贸 que no era posible probar que los inculpados hab铆an actuado con conocimiento del fin al que se destinaba el veh铆culo y de que infringir la ley.

El Tribunal afirm贸 adem谩s que no hubo "cualquier atropello", por parte de los acusados, al reglamento de cedencia de veh铆culos municipales -que dec铆a en su art铆culo 15 que "en las condiciones que considere apropiadas (…), el Ayuntamiento reserva – el derecho de reducir o eximir a otras instituciones, entidades y asociaciones del pago de los importes contemplados en el art铆culo 14.", Es decir, del pago por la utilizaci贸n de los veh铆culos.

Finalmente, el juez de Instrucci贸n concluy贸 que no hay violaci贸n de los principios de ilegalidad (porque estar铆a todo de acuerdo con las regulaciones), de imparcialidad (porque no se ha demostrado que haya habido "una dualidad de criterios", en particular a ra铆z de cualquier solicitud formulada por partidarios de la falla pol铆tica contraria) y de la prosecuci贸n del inter茅s p煤blico (ya que los inculpados tendr谩n, con sus votos, permitido "que se dispon铆a un medio de transporte gratuito" a los trabajadores "que pretend铆an participar en la aludida concentraci贸n y all铆 ejercer derechos constitucionalmente consagrados"). Como tal, el magistrado decidi贸, el 8 de junio de 2017, no pronunciar a los cuatro acusados de los cr铆menes de peculado y abuso de poder por titular de cargo pol铆tico. Es decir, no avanzar a juicio, dejando caer el proceso.

Una vez m谩s, los demandantes no se conformaron con la decisi贸n, contraria a sus pretensiones, presentando un recurso ante el Tribunal de la Relaci贸n de 脡vora. Y aqu铆 es donde sucedi贸 el viraje. De esta vez, los jueces desembargadores consideraron haber indicios criminales, desde luego porque, al contrario de lo que hab铆a sido defendido por el Ministerio P煤blico y por el juez de instrucci贸n, la Relaci贸n cree que los acusados 鈥嬧媍onoc铆an la finalidad de sus actos. Y se escucha en un extracto del acta de la reuni贸n camarera donde todo qued贸 decidido, en el que es "extremadamente claro" que si se estaba deliberando para "satisfacer la solicitud del STAL de dispensa de los trabajadores de la autarqu铆a y cedencia de transporte a los mismos para que pudieran participar en la concentraci贸n que tendr铆a lugar el d铆a 10 de noviembre de 2015 ". Defiende la Relaci贸n que el propio la petici贸n hecha por la estructura sindical ya explicaba el prop贸sito del veh铆culo.

El Tribunal garantiza adem谩s que, al contrario de lo defendido por los acusados 鈥嬧-y corroborado por el Ministerio P煤blico y el Tribunal de Instrucci贸n-, hubo atropellos al reglamento de cesi贸n de veh铆culos camareros. En el caso de que el pr茅stamo de los veh铆culos s贸lo se destinara a "fines educativos, humanitarios y de asistencia, culturales, sociales, deportivos y recreativos (ocupaci贸n de tiempo libre y turismo)" – algo que la Relaci贸n no encaja en el caso el art铆culo 6, al definir el criterio de prioridades para el pr茅stamo de los veh铆culos, dejaba expreso que el servicio s贸lo se aplicaba a "colectividades, asociaciones deportivas, culturales y recreativas, instituciones de car谩cter p煤blico y privado y dem谩s entidades pertenecientes al municipio de Vila Vi莽osa"- siendo cierto que, para el Tribunal," la Direcci贸n Regional de 脡vora del STAL no es un organismo o estructura representativa de los trabajadores del Municipio de Vila Vi莽osa, como lo reconocen los inculpados en las declaraciones que prestaron ".

La Relaci贸n plantea tambi茅n objeciones reglamentarias a la exenci贸n de pago de STAL – tanto el combustible, como los peajes y el propio conductor, fueron pagados por el Municipio. "La dispensa del pago de los gastos de utilizaci贸n del veh铆culo cedido tampoco respet贸 las disposiciones del mismo Reglamento, por lo que no cumpliendo la solicitud de cesi贸n de veh铆culo los requisitos previstos en el mismo Reglamento para ser admitido, por supuesto, que no se le podr铆a conceder la exenci贸n de pago", Se lee en la sentencia.

El Tribunal considera, tambi茅n -y a semejanza de los demandantes en el proceso – que se han herido algunos principios: desde luego el de ilegalidad, al permitir "la afectaci贸n de un veh铆culo municipal a finalidades ajenas a las atribuciones de la entidad y en perjuicio, ya que soport贸 los cargos recurrentes de tal il铆cita afectaci贸n "; de imparcialidad, ya que fue "adoptada una soluci贸n que afecta la exenci贸n administrativa y la confianza en esa exenci贸n, colocando los bienes municipales al servicio de intereses pol铆tico-partidarios que no caben dentro de sus atribuciones "; es de la prosecuci贸n del inter茅s p煤blicoen la medida en que "el inter茅s p煤blico resid铆a en el libre y normal funcionamiento de las fuerzas pol铆ticas que sustentaban las diferentes opciones ante el problema discutido en la Asamblea de la Rep煤blica y no en el apoyo, por la autarqu铆a, de una o de algunas de esas fuerzas pol铆ticas".

La Relaci贸n no tiene dudas de que el acto de la C谩mara de Vila Vi莽osa "constituye, sin duda, un apoyo de la autarqu铆a a esas fuerzas pol铆ticas, contra todas las que estaban visadas / repudiadas en tal concentraci贸n / manifestaci贸n, apoyo que se tradujo a煤n y necesariamente en perjuicio para la autarqu铆a "- no s贸lo por el d铆a de trabajo de los 19 funcionarios, que fue pagado incluso en su ausencia, como" por las cargas que la autarqu铆a soport贸 correspondientes a la utilizaci贸n del veh铆culo cedido ".

Por lo tanto, y por primera vez en tres a帽os, la decisi贸n final cambi贸 de rumbo: el Tribunal de la Relaci贸n de 脡vora consider贸 que hay indicios de abuso de poder y peculado y, como tal revoc贸 la decisi贸n del juez de instrucci贸n, orden谩ndole que pronunci贸 a los acusados, lo que ya se ha cumplido. El caso va a ser llevado al Tribunal de Vila Vi莽osa. Los acusados 鈥嬧媣an a esperar juicio con el t茅rmino de identidad y residencia.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *