La bomba at贸mica que Estados Unidos solt贸 en Jap贸n y nadie se enter贸





A-149 563-4c-ddmmm71-SFV-86-NW-605





La guerra fr铆a fue un per铆odo mucho m谩s desesperado de lo que la historia oficial y la percepci贸n p煤blica dan a entender. Se gast贸 mucho dinero, pero tambi茅n muchas vidas se perdieron en la preparaci贸n para el fin del mundo. Los casos son innumerables, de los marineros sovi茅ticos muertos contaminados por radiaci贸n en submarinos mal dise帽ados a los 28 estadounidenses que perdieron la vida cuando el oc茅ano destruy贸 la Texas Tower 4, una plataforma de radar a 123 km de la costa de Estados Unidos.

Tal vez el m谩s espeluznante han sido los accidentes involucrando armas nucleares, y hay una lista enorme de ellos. En la pel铆cula Broken Arrow en un momento de sanidad un personaje dice que el preocupante no es tener un accidente involucrando la p茅rdida de un arma nuclear, es eso ser tan com煤n que exista un codename listo para el evento.

OFICIALMENTE fueron 32 Broken Arrows, el n煤mero total nunca sabremos, pero uno de ellos ocurri贸 el 5 de diciembre de 1965.

El porta-aviones USS Ticonderoga participaba de maniobras en la costa de Jap贸n. Veterano de la Segunda Guerra, el Ticonderoga hab铆a sido reformado y servir铆a con alabanza en Vietnam y rescatar a los tripulantes del Apolo 17.

El Ticonderoga ten铆a dos ascensores, uno en medio de la cubierta …

28574e70312430696c5c8eaac1f07aba





6

Y otro en el lateral:

En el d铆a del accidente el Teniente-aviador (j煤nior) Douglas M. Webster se estaba preparando para una misi贸n de entrenamiento. En la cabina de su A-4 Skyhawk, una peque帽a y simp谩tica caza, estaba siendo empujado por los mec谩nicos de la cubierta a la plataforma del ascensor.

Sin aviso el portaaviones hizo una maniobra brusca, y cuando eso sucede, 茅l inclina, y si es en la emergencia mismo, inclina pacas:

El avi贸n del Teniente Webster comenz贸 a acelerar de vuelta hacia la punta del ascensor. Los mec谩nicos intentaron llamar su atenci贸n pero algo lo distrajo: con casco, auriculares de la radio y la carlinga, no oy贸 los golpes desesperados. Impotentes todo el mundo en el hangar vio el avi贸n caer de la plataforma, golpear de espaldas al agua y hundirse como una piedra.

Botes circularon por dos horas pero no encontraron ni se帽al del Teniente Weber, de su avi贸n y mucho menos de su carga, esto aqu铆:

El A-4 llevaba una de las 2.000 bombas termonucleares B43 que fueron construidas. Con la potencia de un megat贸n, fue creada para destruir una ciudad. Ahora se hund铆a lentamente en 4,8 km de oc茅ano.

El accidente no se hizo p煤blico o incluso se comunic贸 a los gobiernos cercanos hasta 1981. E incluso Estados Unidos dijo que se produjo a 1.600 km de Jap贸n, cuando en realidad fue a menos de 200 km de la costa, a煤n dentro de la Zona Exclusiva, ese l铆mite de 200 millas que todo el mundo finge que respeta.

En la 茅poca Jap贸n subi贸 en las zarzas exigiendo providencias, explicaciones, etc. Estados Unidos probablemente envi贸 un calabozo en forma de alg煤n acuerdo comercial o militar jugoso, y nunca m谩s se habl贸 sobre el asunto, y hasta hoy el Teniente Webster es el guardi谩n de un arma mortal, que s贸lo espera el momento adecuado para despertar …

Gojira!

Por supuesto, hab铆a despertado monstruos ancestrales, las probabilidades de que la bomba estall贸 son cero. Las bombas nucleares se hacen para no explotar: hay una enorme secuencia de eventos que deben ser correctamente coreografiados para que una detonaci贸n ocurra. La simple presencia del agua del mar ya inviabilizaba la detonaci贸n, mucho antes de que la sal empezara a corroer los circuitos.

El deuterio se filtrar en unos meses, matando el lado termonuclear de la bomba, y el plutonio ser铆a lentamente corro铆do y diluido, perdiendo todo su potencial de contaminaci贸n, a menos que usted cree en la homeopat铆a. El 煤nico peligro restante son los explosivos convencionales de alta potencia, que pueden permanecer activos durante mucho tiempo.

En cuanto al Teniente Webster, 茅l ya volvi贸 a formar parte del C铆rculo … 鈾 del c铆rculo de la vida 鈾 …

Para saber M谩s:

El informe de 93 p谩ginas con la investigaci贸n de la Marina sobre el accidente.

Relacionados: ticonderoga

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *