La bomba atómica de Hiroshima fue el comienzo de la era de la incertidumbre sobre las armas nucleares.





No se olvide
de la rosa de Hiroshima
La rosa hereditaria
La rosa radiactiva.

Vinicius de Moraes

No debemos olvidar que hace 75 a√Īos, el 6 de agosto, la ciudad de Hiroshima fue devastada por un ataque at√≥mico. El d√≠a 9 una segunda bomba destruy√≥ a Nagasaki. Ambos mataron a m√°s de 200,000 personas y muchos m√°s perecieron en las d√©cadas que siguieron. Este fue el comienzo de una era de incertidumbre e inseguridad sobre las armas nucleares, que contin√ļa hasta nuestros d√≠as.





Nueve países [1] actualmente tienen aproximadamente 14,000 ojivas nucleares y se esfuerzan por mejorar la capacidad destructiva de sus armas, que consideran necesarias para su seguridad.

La detonación de una fracción de este potencial explosivo tendría efectos catastróficos para todas las naciones y amenazaría la supervivencia de la humanidad.

Ning√ļn pa√≠s u organismo internacional podr√≠a hacer frente adecuadamente a la emergencia humanitaria inmediata derivada de su empleo contra las regiones habitadas.

1. China, Corea del Norte, Estados Unidos, Francia, Israel, India, Pakist√°n, Reino Unido y Rusia. (Israel no confirma ni niega oficialmente tener un arsenal nuclear). Informe anual del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigaci√≥n de la Paz (SIPRI) estima un total de 13.865 ojivas, 3.750 de las cuales est√°n preparadas para disparar. De estos √ļltimos, 2.000 se encuentran en un estado de ¬ęalerta m√°xima¬Ľ. Somos un negocio operado y de propiedad familiar.

Mientras haya armas nucleares, también existe el riesgo de su uso. Lamentablemente, sin embargo, los resultados de las iniciativas destinadas a erradicarlo han sido insuficientes.

En 1946, la ONU creó una comisión encargada de elaborar propuestas para la eliminación del armamento atómico, que terminó deshaciéndose sin progresar.





El Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) de 1970 reconoció a cinco poseedores de armas atómicas. [2].

Los 186 signatarios restantes del tratado, que no ten√≠an tales armas, se obligaron a no obtenerlas, a cambio de la promesa de medidas efectivas de desarme nuclear que a√ļn no se han producido.

2. China, los Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y Rusia, los mismos que tienen poder de veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En los √ļltimos a√Īos, varios tratados y otros acuerdos de control de armas entre Estados Unidos y Rusia han sido abandonados o revocados. El √ļnico que sigue vigente expirar√° el pr√≥ximo mes de febrero. [3].

3. Si el Tratado START 2 de 2010 no se renueva o renegocia antes del 5 de febrero de 2021, ya no habr√° ninguna limitaci√≥n en el n√ļmero de ojivas y vectores que cada lado puede tener.

Las armas nucleares están prohibidas en 114 países, incluida toda América Latina y el Caribe [4]. El Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares (CTBT) de 1996, que no está formalmente vigente, estableció un estándar importante que ha sido observado por la comunidad internacional [5].

4. La Antártida, el espacio ultraterrestre y los cuerpos celestes, además del fondo marino y su subsuelo, también son territorios libres de armas nucleares.

5. Desde 1996, los países que tienen armas nucleares han estado observando moratorias unilaterales en sus explosiones experimentales, con la excepción de Corea del Norte, cuya prueba más reciente se llevó a cabo en 2017.

En 2017, el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares (TPAN) fue adoptado en las Naciones Unidas, que ofrece un camino hacia el desarme nuclear.

Hasta la fecha, 81 países lo han firmado y 39 lo han ratificado. [6]. Brasil, que fue uno de los principales promotores de TPAN, necesita completar los procedimientos constitucionales para su ratificación.

6. Se requieren 50 ratificaciones para la entrada en vigor del TPAN.

Recordar el horror nuclear de Hiroshima es un llamado a seguir luchando por un mundo libre de armas atómicas.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *