La apertura de la convención republicana refuerza el conservadurismo y poco expande la base de Trump





El primer día de la convención republicana estuvo marcado por una serie de oradores que reforzaron el mensaje del conservadurismo estadounidense e hicieron poco para ampliar la base de apoyo de Donald Trump.





Para este lunes (24), cuando el presidente fue hecho candidato a la reelección, estaban programados para dirigirse a líderes republicanos, miembros de la familia Trump y activistas que se hicieron conocidos por enfrentar a manifestantes antirracistas, además del propio presidente, quien decidió monopolizar el evento con apariciones todos los días hasta el cierre el jueves (27).

El objetivo era tratar de mostrar diversidad en apoyo de la Casa Blanca mientras Trump aparece detr√°s del dem√≥crata Joe Biden en todas las encuestas. Pero lo que se vio fue una abrumadora mayor√≠a de blancos que, en una est√©tica nacionalista, reprodujeron la misma ret√≥rica que ha dominado los √ļltimos meses de gobierno: Estados Unidos estar√° inmerso en el socialismo si Biden es elegido en noviembre.

El exdiputado de Barack Obama, en cambio, es parte del establishment de su partido y ha realizado una campa√Īa considerada centrista.

Entre al menos dos decenas de hablantes este lunes, cuatro eran negros y dos, de origen latino.

La apertura de la convención también celebró los resultados económicos del país antes de la pandemia, el discurso de la ley y el orden ante las protestas antirracistas, y sembraron el miedo y la información falsa en los habituales ataques a la inmigración, China y la prensa.

El guión está dirigido a la base de votantes del presidente, pero también sirve para asustar a los moderados que han estado coqueteando con Biden.





Bajo el lema ¬ęHonrando la historia de Estados Unidos¬Ľ, hablaron en la inauguraci√≥n del evento republicano desde voces de partidos m√°s tradicionales, como Nikki Haley, ex embajadora de Estados Unidos ante la ONU, hasta Tim Scott, el √ļnico senador negro de las siglas – act√ļa para el estado. de Carolina del Sur.

Considerado una de las estrellas de la noche, el hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., tenía la tarea de realizar algunos de los ataques más duros contra Biden y resumir el mensaje del primer día de la convención, centrando sus críticas en China y la amenaza que suponía. , dijo, Biden podría conducir a la clase trabajadora estadounidense.

¬ęBiden quiere traer inmigrantes para quitarles empleos a los estadounidenses¬Ľ, dijo Trump Jr. ¬ęDe hecho, si lo piensas bien, toda la plataforma econ√≥mica de Joe Biden parece dise√Īada para aplastar al hombre y la mujer trabajadores¬Ľ.

La imagen de un Biden radical de izquierda que amenaza los valores estadounidenses ya hab√≠a sido explorada por el propio Trump en su primera aparici√≥n en la convenci√≥n esta tarde. Tras ser candidato, Trump apost√≥ a la guerra cultural – que tanto agrada a sus votantes – para decir que la elecci√≥n del ex vicio de Obama podr√≠a ¬ęacabar con el sue√Īo americano¬Ľ.

Nikki Haley, mientras tanto, dijo que Trump pod√≠a hacer por la econom√≠a lo que estaba haciendo ¬ęantes de que llegara el virus de China¬Ľ y rechaz√≥ a Estados Unidos como un pa√≠s racista, otro mensaje que se repiti√≥ repetidamente este lunes. Para ella, todas las vidas importan, ¬ęincluidas las robadas por la violencia callejera¬Ľ.

Entre los estadounidenses comunes invitados a hablar sobre el mismo tema estaban Andrew Pollack, padre de una ni√Īa asesinada durante un ataque a tiros en una escuela en Florida en 2018, y Mark y Patricia McCloskey, una pareja que sali√≥ de sus casas armada y amenaz√≥ a los manifestantes durante protestas contra el racismo en St. Louis, Missouri.

Los McCloskeys defendieron el derecho a portar un arma, garantizado en la Constituci√≥n de Estados Unidos, como una forma de protegerse de los criminales y sugirieron que los dem√≥cratas, que apoyan las protestas contra el racismo, hundir√°n al pa√≠s en el caos y la inseguridad si regresan al poder. ¬ę.

No cometa errores, dondequiera que viva, su familia no estar√° segura bajo el gobierno dem√≥crata de izquierda radical ‚ÄĚ, dijo Patricia.

La semana pasada, la convención demócrata apostó por la idea de que basta con ser anti-Trump para apoyar a Biden y llevó al evento, además de líderes de todas las alas del partido, grandes nombres republicanos, como el exgobernador de Ohio John Kasich y el exgobernador de Ohio. Secretario de Estado de la administración Bush, Colin Powell.

La convención republicana, por su parte, no tendrá nombres de partidos fuertes, como el del expresidente George W. Bucsh, quien se niega a apoyar a Trump.

El actual presidente quiere demostrar que su partido est√° unido y que esta disidencia no tiene efectos pr√°cticos en el escenario electoral.

Para tratar de neutralizar esta situación y también para asentir al electorado negro -alrededor del 80% apoya a Biden-, Vernon Jones, representante estatal demócrata de Georgia, también habló el lunes en la convención republicana.

¬ęSomos personas libres con mentes libres. Soy parte de un segmento grande y creciente de la comunidad negra que son pensadores independientes y creemos que Donald Trump es el presidente que Estados Unidos necesita para hacernos avanzar¬Ľ.

La popularidad de Trump ha caído diez puntos porcentuales en medio de la pandemia que ha matado a más de 177.000 personas en el país, pero el presidente se mantiene en torno al 40% de popularidad y sabe cómo actuar para su base, como lo ha estado haciendo desde 2016.

La estrategia de enfocarse en nichos espec√≠ficos durante la campa√Īa – en el caso de Trump, hombres blancos y conservadores – es efectiva en el sistema de Colegio Electoral indirecto, en el que los estados clave, con mayor n√ļmero de delegados, son los m√°s importantes para la victoria.

En 2016, fue precisamente la economía la que movilizó a los votantes blancos y con poca educación en el Medio Oeste estadounidense para elegir a Trump después de haber votado dos veces por Obama. Biden no le hizo un gran reconocimiento a este votante durante la convención demócrata de la semana pasada y dejó el camino abierto a Trump.

El presidente no necesita necesariamente atraer a este grupo, simplemente alejarlo de Biden, como hizo con Hillary hace cuatro a√Īos.

Trump apareció dos veces durante la noche, hablando con los votantes dentro de la Casa Blanca.

El formato, que intentó mostrar la empatía del presidente con los profesionales de primera línea de la pandemia, siguió lo que hizo Biden durante la convención demócrata, pero de forma remota, y no vivió como lo hizo el republicano: ni él ni los invitados llevaban máscaras. en la sede del gobierno.

Los republicanos celebran una convenci√≥n presidencial a peque√Īa escala en Charlotte, Carolina del Norte.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *