La amenaza de ataques de piratería en pacientes y atención médica





Imagina la escena: el vicepresidente de los Estados Unidos muere de un ataque terrorista de una organizaci√≥n que ha desactivado un mecanismo digital de su marcapasos card√≠acos implementado unos a√Īos antes. Este podr√≠a ser un episodio de la serie en ingl√©s. Espejo negroPero a pesar de que el bombardeo nunca tuvo lugar, el ex vicepresidente de los Estados Unidos, Dick Cheney, hizo que los m√©dicos desactiven las capacidades inal√°mbricas de su marcapasos por temor a las vulnerabilidades que podr√≠an conducir a actos de terrorismo.

Un artículo de septiembre publicado en el sitio de información médica de Medscape apunta a una preocupación real sobre ataques de piratería en dispositivos de salud, así como el robo o secuestro de la base de datos de salud primaria para miles de pacientes.

Desde el a√Īo pasado, la Administraci√≥n de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA), un regulador de salud similar a nuestra Agencia de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), ha estado celebrando reuniones y eliminando varios productos del mercado como inseguros. Prueba de ello fueron los 465,000 marcapasos devueltos a los fabricantes por motivos de vulnerabilidad.

En junio de 2019, la FDA emitió una advertencia sobre algunas bombas de insulina después de que fueron recolectadas debido a su potencial para ser pirateadas. La principal preocupación es que estos dispositivos están invadidos y han alterado o suspendido las dosis de insulina, convirtiéndose en un arma letal.

Además de la manipulación terrorista de estos dispositivos, también existe la preocupación del secuestro de datos. Si caminamos por cualquier hospital, veremos que los sistemas operativos dependen directamente de las tecnologías. Los escáneres de resonancia magnética y la tomografía computarizada, los respiradores mecánicos de respiración, las máquinas de diálisis y las estaciones de anestesia son algunos ejemplos claros de esto.





El secuestro de informaci√≥n de salud puede traer mucho dinero al mercado subterr√°neo. Y ya es una realidad: hay registros de rescate millonarios en la parte superior de las bases de datos de los centros de salud. La evidencia reciente indica que hasta el 5% del flujo de tr√°fico de correo electr√≥nico e Internet de las instituciones de salud se debe a actividades de pirater√≠a. Es una pr√°ctica com√ļn phishingdonde los delincuentes usan material malicioso para obtener datos del usuario.

El fenómeno es preocupante y la alerta principal se refiere a la posibilidad de manipulaciones y cambios en los resultados de las pruebas. Investigadores de la Universidad Ben-Gurion en Israel demostraron recientemente cuán simple sería para los hackers modificar los informes.

Las consecuencias de esto pueden ser graves o irreversibles, como falsificar evidencia de investigación, sabotear a un competidor o cometer un acto de terrorismo o asesinato. Pero si estos escenarios parecen poco probables, considere lo que un hacker podría hacer para beneficio personal. Cambiar una imagen de diagnóstico, por ejemplo, podría facilitar el fraude de seguros de salud.

Aqu√≠ en Brasil hemos discutido cada vez m√°s la seguridad digital de los pacientes. El n√ļmero de personas que dependen de dispositivos electr√≥nicos implantados (marcapasos, bombas de insulina …) para sobrevivir est√° aumentando. Sabemos que estos dispositivos son muy sensibles a cualquier interferencia. No es de extra√Īar que los m√©dicos que instalan dichos dispositivos con conectividad est√©n tratando de evaluar los riesgos y beneficios para no exponer a los pacientes a da√Īos innecesarios.

La discusión de las técnicas de protección, la ciberseguridad, las políticas de desarrollo de equipos y la capacitación del equipo de salud es fundamental para que estas amenazas no sean más que hipótesis ficticias de películas.

* El Dr. Claudio Tinoco Mesquita es cardiólogo, doctor en medicina nuclear de la Universidad Federal de Río de Janeiro, director científico de la Sociedad de Cardiología del Estado de Río de Janeiro (Socerj) y editor en jefe de la revista International Journal of Cardiovascular Sciences.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *