La acci√≥n trumpista llev√≥ a la hiperpotencia una etiqueta de & # 039; rep√ļblica bananera & # 039;





En 1991, en medio del colapso sovi√©tico y despu√©s del final de la bipolaridad de la Guerra Fr√≠a entre Washington y Mosc√ļ, el periodista brit√°nico Peregrine Worsthorne llam√≥ a Estados Unidos hiperpotencia, acu√Īando el t√©rmino para enfatizar la robusta hegemon√≠a global en los primeros d√≠as de la globalizaci√≥n.





Aunque todav√≠a mantienen la mayor econom√≠a y la maquinaria militar m√°s abrumadora del planeta, Estados Unidos se trag√≥, hace unos d√≠as, una declaraci√≥n de su expresidente George W. Bush, quien describi√≥ el ataque de Trump al Congreso como un ingrediente de una ¬ęrep√ļblica bananera¬Ľ. .

La trayectoria de 30 a√Īos de las etiquetas, desde la hiperpotencia hasta la rep√ļblica bananera, ilustra el declive de la capacidad estadounidense para ejercer su hegemon√≠a, desde el apogeo en las primeras etapas de la globalizaci√≥n hasta la p√©rdida de peso actual, resultado de varios factores, entre ellos el nacionalismo y el aislacionismo. de la ola anti-globalizaci√≥n liderada por Donald Trump.

La ca√≠da del Muro de Berl√≠n en 1989 y la desintegraci√≥n de la URSS dos a√Īos despu√©s desmantelaron la Guerra Fr√≠a y construyeron el escenario unipolar. La ventaja econ√≥mica, militar y tecnol√≥gica de los EE. UU. Ha sido muy abierta. Victoriosa en el enfrentamiento con el Kremlin, la Casa Blanca se sumergi√≥ en la euforia y la empat√≠a, reveladas, por ejemplo, en meteduras de pata diplom√°ticas.

En julio de 1991, cinco meses antes de la desaparici√≥n sovi√©tica, el presidente George Bush aterriz√≥ en Mosc√ļ para reunirse con Mikhail Gorbatchov. Y dijo a su llegada: ‚ÄúEn Estados Unidos, todo el mundo sabe al menos dos palabras en ruso, ‘glasnost’ y ‘perestroika’. Y aqu√≠, todos aprecian la palabra inglesa ‘democracia’ ‚ÄĚ.

El representante pudo recordar el origen griego de la palabra democracia. Sin embargo, prefirió describirlo desde un punto de vista provinciano, asociándolo con el léxico inglés.

En ese período de cambios históricos colosales, en 1991, también llegó la Guerra del Golfo, cuando las tropas estadounidenses liberaron a Kuwait de la ocupación iraquí planeada por el dictador Saddam Hussein. La superioridad de guerra estadounidense fue transmitida por CNN, en un matrimonio, sin precedentes en ese momento, de cobertura de noticias en vivo con acción militar.





El triunfalismo de Washington recibi√≥ un barniz intelectual con el lanzamiento, en 1992, de un libro de Francis Fukuyama, destinado a proclamar el ‚Äúfin de la historia‚ÄĚ. Seg√ļn el escritor estadounidense, el resultado de la Guerra Fr√≠a mostr√≥ la primac√≠a del sistema pol√≠tico occidental y liberal, simbolizado por Estados Unidos.

La avalancha hegemónica se intensificó durante los dos mandatos de Bill Clinton, inaugurados en 1993 y marcados por un dinamismo económico fuertemente impulsado por la expansión de internet.

Impactado por la preponderancia de Washington, el canciller franc√©s Hubert V√©drine, en 1999, difundi√≥ en los medios diplom√°ticos la descripci√≥n de Estados Unidos como una ‚Äúhiperpotencia‚ÄĚ. El ministro describi√≥ el t√©rmino ¬ęsuperpotencia¬Ľ como una caracter√≠stica de finales de la Guerra Fr√≠a y se aplic√≥ principalmente al aspecto militar, mientras que la supremac√≠a estadounidense lleg√≥ a ejercerse ¬ęen la econom√≠a, en la moneda, en la tecnolog√≠a, en los dominios militares, as√≠ como en las formas de vida, en el lenguaje y los productos culturales de masas ‚ÄĚ.

Sin embargo, en 2008, la crisis financiera golpe√≥ al predominio estadounidense. China, en ascenso mete√≥rico, comenz√≥ a disminuir la ventaja de Estados Unidos. El ¬ęEstados Unidos primero¬Ľ de Trump ha llevado a Washington a retirarse de varios contextos internacionales y ofrecer a Beijing m√°s espacio para ocupar.

Y el intento troglodita de cambiar el resultado de las elecciones presidenciales también saboteó sin piedad el poder de la hegemonía estadounidense.

ENLACE ACTUAL: ¬ŅTe gust√≥ esta columna? El suscriptor puede liberar cinco accesos gratuitos desde cualquier enlace por d√≠a. Simplemente haga clic en la F azul a continuaci√≥n.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *