Justicia reparadora lucha, pero cerrar√° heridas de FARC, dice jefe de juzgado de paz





A un lado de la cancha se encontraban exmiembros de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), con su l√≠der Rodrigo Londo√Īo, alias Timochenko. La audiencia, en la que se present√≥ un informe que enumera m√°s de 21.000 secuestros orquestados por la guerrilla, fue transmitida en vivo a los familiares de las v√≠ctimas.





Timochenko asumi√≥ la ¬ęresponsabilidad individual y colectiva¬Ľ de lo que llam√≥ ¬ęcr√≠menes abominables¬Ľ. El reconocimiento de los l√≠deres del grupo es parte del trabajo de la Justicia Especial para la Paz (JEP), un tribunal formado con los acuerdos de 2016 para tratar de poner fin al conflicto que comenz√≥ en la d√©cada de 1960.

La JEP se har√° cargo de los casos que involucren a guerrilleros y militares acusados ‚Äč‚Äčde delitos durante el per√≠odo. El tribunal dictar√° pr√≥ximamente sentencias condenatorias a los implicados, pero estas penas ser√°n reparatorias, no punitivas. En general, no implican penas de prisi√≥n. Los declarados culpables deber√°n realizar trabajos comunitarios y otras acciones de reparaci√≥n a favor de las familias de sus v√≠ctimas.

Eduardo Cifuentes, presidente de la JEP, dice creer que, a pesar de las dificultades y resistencias al modelo, el mecanismo cerrará las heridas abiertas por las FARC. También afirma que una ampliación de la justicia reparatoria debe ser un debate entre el presidente electo, Gustavo Petro, y la sociedad colombiana.

¬ŅCu√°l es su valoraci√≥n de la gesti√≥n de la JEP desde el inicio de las obras? En estos cuatro a√Īos y medio, la JEP ha pasado por varias etapas. En la primera, nos enfrentamos al desaf√≠o de crear el mecanismo por el cual transitan los casos presentados, desde el momento de la denuncia. Luego vino la formaci√≥n de equipos de investigaci√≥n y enjuiciamiento. El prop√≥sito era fundar un nuevo sistema de justicia.

Para ello pudimos contar con las leyes aprobadas en 2016 tras la firma del acuerdo de paz, que determinaban los recursos excepcionales con los que podía contar la JEP, especialmente en lo que respecta a las penas alternativas. Luego tuvimos que sortear los obstáculos que puso el presidente Iván Duque, quien pretendió reducir las funciones de la JEP. No tuvo éxito, pero perdimos un tiempo importante.

Luego vino la etapa de apertura de los primeros macroprocesos, que agrupan varias causas relacionadas con un mismo delito. Hoy tenemos abiertos siete de ellos y vamos camino de abrir otros nuevos, con los que esperamos avanzar con rapidez y rigor en la investigación, juzgamiento y condena de los más graves delitos cometidos durante el conflicto armado con las FARC.





¬ŅQu√© esperar de los macroprocesos? Al inicio de las audiencias, presentamos un panorama que demuestra la cantidad de secuestros investigados y registrados. En este caso, realizamos la investigaci√≥n con base en 900 denuncias presentadas por v√≠ctimas, organizaciones civiles y entidades del Estado.

Los procesos m√°s avanzados son los secuestros por parte de las FARC y los ¬ęfalsos positivos¬Ľ, que involucran a militares como perpetradores de masacres contra civiles, haci√©ndolos pasar por guerrilleros. Esta semana, se da el reconocimiento p√ļblico de ex guerrilleros. Luego viene la fase de sentencia. Es un trabajo que ha tenido dificultades, pero que no se ha desviado del objetivo de curar las heridas de 50 a√Īos de guerra interna a trav√©s de la justicia reparadora, para traer condiciones para la reconciliaci√≥n de la sociedad.

El concepto de justicia reparadora fue recibido con rechazo por parte de un sector de la poblaci√≥n. ¬ŅEsto est√° cambiando? El concepto de justicia al que est√°n acostumbradas muchas sociedades hoy en d√≠a es el de justicia punitiva. Fue a partir de experiencias en pa√≠ses como Irlanda del Norte, Ruanda y Sud√°frica que empezamos a aprender sobre nuevos modelos. Adoptamos el primer modelo de justicia reparadora para miembros de grupos paramilitares, en el que se desmovilizaron [devido a um acordo com o Estado, 35.317 paramilitares entregaram suas armas e receberam penas reparat√≥rias entre 2003 e 2006].

La JEP es la segunda vez que aplicamos justicia con enfoque reparador en Colombia. Fue creado para investigar y castigar los crímenes más graves de una larguísima y cruel guerra entre compatriotas. Esto ha abierto heridas profundas y, por supuesto, puede producir resistencias en ciertos sectores políticos más a favor de una victoria militar que de una salida negociada. Estamos convencidos de que estas resistencias están cediendo y que la posibilidad de cerrar estas heridas ya no parece improbable.

¬ŅSer√° suficiente el tiempo que tiene que trabajar la JEP para procesar los casos y delitos planteados? Nuestro mandato es de 15 a√Īos. Teniendo en cuenta el trabajo robusto que se ha realizado hasta la fecha, con la cantidad de denuncias y la cantidad de v√≠ctimas que han solicitado una investigaci√≥n de sus casos, esperamos contar con la informaci√≥n y los insumos suficientes para lograr nuestro objetivo en el tiempo dado. . Todav√≠a es pronto para hablar de que la JEP trabaje m√°s tiempo, o en casos distintos a las FARC, pero la puerta estar√° abierta. Es un debate que debe darse entre el nuevo presidente y la sociedad. El mecanismo se crea y se puede adaptar a un nuevo conflicto o para poner fin a un enfrentamiento con otro grupo hostil.

‚ÄčHemos creado un sistema de justicia de penas reparatorias, no punitivas, que creemos es capaz de llevar la paz a los colombianos y cerrar este ciclo, la guerra con las FARC. Las decisiones sobre su aplicaci√≥n en otros casos es una discusi√≥n que est√° sobre la mesa y depende de decisiones pol√≠ticas.


radiograf√≠a | Eduardo Cifuentes Mu√Īoz, 68

Abogado, profesor y jurista, es egresado de la Universidad de los Andes (Colombia) y de la Universidad Complutense de Madrid (Espa√Īa). Actualmente es presidente de la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *