Juan Lourenço se enfrentó a la "herida abierta" del 27 de mayo. ¿Estará dispuesto a intentar saciarla?





Tabú durante décadas en Angola, la masacre fue traída ahora al de arriba ante el Presidente. Hay quien habla en golpe de Estado, otros en purga. Cierto es que miles han sido muertos, por orden del MPLA.





"Solo durante 41 años, he sido a través de este silencio ensordecedor por parte del gobierno de Angola." Ulika dos Santos, cuyo primer nombre significa precisamente "solo" en umbundu, interrumpió la conferencia de prensa João Lourenço sábado en Lisboa traer al de arriba la memoria de las víctimas del 27 de mayo de 1977. "¿Puedo leer el poema por la memoria de mi padre? "Tuve que huir de mi país debido al riesgo de muerte de mi padre", insistió Ulika, refiriéndose a Adelino dos Santos, ex líder de la Juventud del MPLA.

El Presidente angoleño no permitió la lectura del poema en aquel momento. Sin embargo, durante la conferencia, se refirió más adelante al tema clave: "Ha habido excesos por parte del Gobierno en ese momento y estamos abiertos al diálogo para ver cómo, a pesar de haber pasado décadas de este triste acontecimiento, podemos reparar las heridas profundas que quedaron en los corazones de muchas familias".

Juan Lourenço no dejó claro qué medidas está dispuesto a tomar para honrar a las familias de las víctimas de los que fueron masacrados por haber estado cerca de las ideas políticas de Nito Alves (razón por la cual los miembros del grupo fueron llamados "nitistas"). Pero sus declaraciones dejaron marca, o no hubieran sido la primera vez que un jefe de Estado angoleño admitió públicamente los "excesos" cometidos por el régimen del MPLA en lo que se refiere a aquel día fatídico de 1977.

"Es de hecho nuevo que alguien con este plan de responsabilidad política se pronuncie sobre esto", declara al Observador el periodista Xavier de Figueiredo, editor del " África Monitor y especialista en Angola. "El 27 de mayo siempre fue una herida abierta." ¿Estará João Lourenço dispuesto a cicatrizarla?





En el olvido, el 27 de mayo de hace 41 años quedó marcado por haber sido la la fecha inicial de un proceso de represión del MPLA, a la altura liderado por Agustín Neto, contra manifestaciones lideradas por miembros del propio partido , como Nito Alves (ex ministro del Interior), José Van-Dunem (comisario político del Estado Mayor de las FAPLA) y su esposa Sita Valles, João Jacob Caetano (jefe del Estado Mayor de las FAPLA) o Rui de Matos Coelho director del gabinete de estudios del MAI). Para el partido, se trató simplemente de una respuesta a un intento de golpe de Estado, a través de un movimiento que apodó "fraccionismo". Para algunos de los sobrevivientes y de los familiares de las víctimas, el período anterior a la represión consistió sólo en algunas manifestaciones para alertar a Neto de las cuestiones importantes del país, del rumbo que Angola estaba tomando, y que terminaron de la peor forma.

Recorte de periódico con los "buscados" del 27 de mayo (D.R.)

"El caldo entornó en la madrugada del 27 de mayo de 1977. En el preciso instante en que, aterrorizado, entreabrió la puerta de mi casa, lo mismo ocurrió en la frente. El vecino, amigo y mi camarada, me copia el gesto. Hemos tropezado en la cara el uno del otro, nos descubrimos como a mirar al espejo en un momento de aflicción. El pánico se había apoderado de nosotros ", recuerda José Reis, uno de los sobrevivientes de la matanza de aquel día, en su libro de memorias – El 27 de mayo, memorias de un sobreviviente (ed. Nova Vega), citado por el diario Expreso. También fue arrestado y llevado luego a un campo de trabajos forzados. Como ellos, decenas miles de otros fueron sometidos a prisión y tortura. Muchas de las mujeres fueron violadas. La gran mayoría acabó muerta.

Zita Seabra recuerda bien el 27 de mayo, o no hubiera sido por él que su mejor amigo y compañero de la Unión de Estudiantes Comunistas (UEC) en Portugal, finalmente murieron. "Conozco más ese día terrible en función de lo que fue la vida de Sita Valles desde el punto de vista histórico", reconoce, en conversación telefónica con el Observador. "Después del 28 de septiembre [data da manifestação da “maioria silenciosa”, de apoio a António Spínola]Ella quería ir a Angola, diciendo que 'la revolución en Portugal se realiza, quiero hacerlo en mis padres'. Era una revolucionaria, absolutamente. Hasta en el sentido ingenuo y naïf "del término", recuerda la antigua compañera de lucha en el PCP y editora de la obra Sita Valles – Revolucionaria, Comunista hasta la Muerte (ed. Aletheia), de Leonor Figueiredo. "Todavía hoy me siento muy triste cuando veo esa foto de la Sita …", confiesa, refiriéndose a la imagen de la portada, donde la joven de orígenes vaas, conocida por su belleza e inteligencia, está sentada sobre su coche Mini.

"Después del 28 de septiembre [data da manifestação da “maioria silenciosa”, de apoio a António Spínola]Sita Valles quería ir a Angola, diciendo que 'la revolución en Portugal se realiza, quiero hacerlo en mis padres'. Era una revolucionaria, absolutamente. Hasta en el sentido ingenuo y naif del término. "

Zita Seabra, sobre la amiga Sita Valles, víctima del 27 de mayo

Llegada a Angola, Sita Valles acabaría por conocer e involucrarse con José Van Dunem, miembro del MPLA. Juntos tienen un hijo, a quien dan el nombre del padre, pero a quien Sita apela informalmente del Che, en homenaje al Che Guevara. Sólo tres meses después del nacimiento del hijo, se da el 27 de mayo. Sita y Zé Van Dunem son automáticamente definidos en público por el Presidente Agustín Neto como blancos a abatir. Después de una fuga inicial, acaban por ser atrapados en el bosque. El diario de Angola pide de inmediato que se ejecuten: "Contra la violencia reaccionaria, sólo la violencia reaccionaria será eficaz. Y el fusilamiento no sería una forma de castigo demasiado severa ", se escribe en editorial.

La pareja acabaría siendo de hecho fusilado, como miles de otros angoleños supuestamente involucrados el 27 de mayo, no sin antes ser sometidos a la tortura. No se sabe con certeza cuántos habrán sido muertos tras la represión: los cálculos van desde los 15 mil avanzados por un ex agente de la policía política DISA a la historiadora Dalila Cabrita Mateus, hasta los 80 mil estimados por la Fundación 27 de Mayo. la el número más consensual es el de 30 mil, señalado por Amnistía Internacional.

Libro sobre la vida de Sita Valles con la emblemática foto de ella sentada sobre su Mini (D.R.)

Dalila Cabrita Mateo, historiadora y autora de la obra Purga en Angola (ed. Texto Editores), apuntó en 2012 el carácter transversal de la represión del 27 de mayo, en una entrevista con Deutsche Welle:No sólo los participantes fueron arrestados. También fue detenida mucha gente que poco tenía que ver con los acontecimientos. Unos porque poseían bienes que eran codiciados. Otros porque eran amigos o familiares de los llamados 'fraccionarios'. Aún otros porque habían criticado o manifestado su descontento con la forma en que las cosas corrían. Otros porque habían tenido mala suerte y estaban en la calle. Finalmente otros porque eran intelectuales o estudiantes, grupos sociales particularmente visados ​​". La gran mayoría de los presos fueron torturados. Algunos fueron enviados a campos de concentración, otros fusilados. "Los que pueden ser considerados los más felices son aquellos que acaban por ser liberados, al cabo de dos años de tantas torturas y de haber pasado tan mal", refleja la historiadora.

Muchos de los sobrevivientes y familiares de las víctimas huyeron, sin embargo, a Portugal. Fue el caso de Ulika, pero también de los padres de José Van Dunem, que trajeron consigo al pequeño Che. Se juntaron la otra de las hijas, que ya estaba aquí: Francisca Van Dúnem, actual Ministro de la Justicia portugués, que con el tiempo crear el sobrino como su hijo. El año pasado, la propia admitió al diario Expreso que quisiera conocer las circunstancias de la muerte del hermano y de la cuñada: "Creo que voy a morir con esa esperanza", dijo. Su herida también continúa por sanar.

La duda sobre el origen de la represión, esa, se mantiene: después de todo, el 27 de mayo fue de hecho un intento de golpe de Estado fallado? "Todavía hay dudas hoy", reconoce Xavier de Figueiredo. "¿Quién provocó el 27 de mayo? ¿Hubo incluso un intento de golpe de Estado o fue una escenificación para apartar a las personas indeseables? Nunca se ha aclarado y es un debate vivo aún hoy entre los sobrevivientes, los huérfanos, etc. Y el régimen nunca se quiso pronunciar.

Oficialmente, el MPLA de Agustín Neto no tuvo dudas en etiquetar de inmediato los movimientos de los nitistas como un intento de toma del poder. En el siglo XXI, en el siglo XVIII, en el siglo XVIII, en el siglo XVIII, en el siglo XVIII, de los verdaderos objetivos de la etapa actual de la lucha: la Reconstrucción Nacional y la Defensa de la integridad territorial del país, contra el imperialismo ", puede leerse en el documento, citado por la periodista británica Lara Pawson, autora del libro En el Nombre del Pueblo – La Masacre que Angola Silenció (ed. Tinta de China).

El presidente angoleño Agustín Neto ordenó personalmente el fusilamiento de Nito Alves, Zé Van Dunem y Sita Valles (Keystone / Hulton Archive / Getty Images)

Pero hay quien tiene dudas sobre si éste fue de hecho un "golpe" o si esa etiqueta no hubiera sido antes una estrategia de los dirigentes del partido para llevar a cabo una purga. "Hay muchas versiones al respecto. Y es preciso mirar a esos tiempos, Angola era un régimen que se consideraba una dictadura democrática revolucionaria y el sistema en vigor era el marxismo-leninismo. Los regímenes del Este recurrían mucho a estos artificios de escenificar golpes de Estado para hacer ajustes de cuentas internas ", recuerda Xavier de Figueiredo. Zita Seabra concuerda: "Tengo la sensación de que no fue exactamente un golpe de Estado, pero una confrontación de hendiduras dentro del MPLA en que ambas se querían presentar como más cercanas a la URSSde Rusia ", dice. "Decir que del otro lado estaba un golpe de Estado y no que había un enfrentamiento de ideas es siempre la interpretación más simple."

"Este" enfrentamiento de hechos "opuso a Nito Alves, Van Dunem y otros, que defendían una línea más" pura "del debería ser el marxismo-leninismo, la Agustín Neto, Lúcio Lara y la mayoría de los dirigentes del MPLA. "Hubo necesidad de algunos cuestionar el rigor y la precisión de nuestra corriente ideológica. ¿Qué vamos a seguir de hecho? ¿La izquierda comunista, el centro izquierda o el liberalismo? Y eso Neto no llegó a aclarar ", , ilustró el periodista angoleño William Tonet en 2013.

Las diferentes corrientes que componían el partido estaban en ebullición y Agustín Neto "No se trata de un partido leninista, construido sobre el principio del llamado centralismo democrático, pero con mucho centralismo y poca democracia", resumió Dalila Cabrita Mateus. "Él es Presidente, es el secretario general y es el tesorero. Y quien no piensa como él es disidente o "fraccionario".

Nito Alves, el ex ministro del Interior que habrá liderado el movimiento de contestación interna a Agustín Neto que dio lugar a la masacre del 27 de mayo (D.R.)

Décadas después, un pacto de silencio continúa cubriendo lo ocurrido – y continúa por aclararse si hubo o no intento de toma del poder. "Desde el final de la guerra, en 2002, que es un asunto prohibido, no se podía hablar de él", resume De Figueiredo. "Es un tema muy sensible." José Eduardo dos Santos no llegó a abordarlo a lo largo de los casi 40 años en que estuvo en el poder.

Pero, aún durante su reinado, surgieron algunas fisuras en la narrativa oficial: el antiguo primer ministro angoleño Lopo do Nascimento, por ejemplo, llegó a admitir en una entrevista al diario Expreso tener una "duda" sobre si debería abrirse una investigación semejante a la Comisión de la Verdad de Sudáfrica. "El 27 de mayo fue un intento de algunos camaradas para cambiar el régimen, con el apoyo del KGB o de elementos del KGB en Angola", declaró, reforzando la idea de golpe de Estado. Sin embargo, no dudó en añadir que "nuestros servicios de seguridad aprovecharon para liquidar a muchos angoleños del interior."

A pesar de estas holguras puntuales, el manto de secretismo se mantuvo bien estirado por encima del 27 de mayo. "Se arruinaba con la idea de 'era un golpe de Estado y listo' y se decía que no era 'oportuno' hablar de ello. Fue siempre escondido, siempre se colocó una piedra sobre el asunto", Dice Zita Seabra. "Creo que la gente tiene derecho a saber lo que pasó, cómo se murieron. No se puede vivir pacificado mientras no se sabe.

Los familiares sufren por no haber podido dar un entierro digno a sus padres, hermanos, tíos. Y, actualmente, hay viudas sin certificados de defunción e hijos sin el nombre del padre en el Billete de Identidad (BI), como recordó el sobreviviente José Reis a DW. "Nunca hubo una aproximación, nunca hubo un encuentro entre la dirección del MPLA con los sobrevivientes del 27 de mayo para pasar revista a lo que sucedió y para superar los traumas que aún existen", se lamenta el general Silva Mateus, presidente de la Fundación 27 de mayo.

Con la llegada al poder de João Lourenço -cuya mujer, Ana Lourenço, también estuvo detenida después del 27 de mayo (aunque fue rehabilitada políticamente sin embargo), algunos sectores de la sociedad civil empezaron a traer el tema al de arriba, esperanzados por cambio de rostro en el MPLA. En el aniversario de los 40 años de la matanza, firmado por los huérfanos del 27 de mayo pidió la constitución de una lista oficial de las víctimas, la restitución de los huesos a las familias, la emisión de certificados de defunción y reconocimientos en los BI, así como la inauguración de un memorial de homenaje a las víctimas. El primero en firmar fue Che – João Ernesto Valles Van Dunem, hijo de Zé Van Dunem y Sita Valles.

A pesar de las declaraciones de João Lourenço este sábado, Luanda dio tímidos signos de que puede estar dispuesto a encarar de frente esta mancha en el pasado del MPLA. El 18 de noviembre, el ministro de Justicia, Francisco Queiroz, admitió que "hubo ejecuciones y arrestos arbitrarios" tras el 27 de mayo. "Todo esto está un poco olvidado, pero necesitamos recordar que no vuelva a suceder", declaró. "El sábado, el diario de Angola -lo que hace 40 años pidió el fusilamiento de Nito Alves y Van Dunem-, escribió que las declaraciones de Queiroz" necesitan ser llevadas adelante "y que" lo más importante ahora tiene que ver con la asunción de responsabilidades para que nos certifiquemos de que nunca más vuelva a ocurrir una tragedia del género ".

Para Xavier de Figueiredo, todo esto son señales de que Lourenço podrá estar dispuesto a llevar a cabo un cambio en lo que se refiere al 27 de mayo. "Juan Lourenço tiene una política de descompresión social, incluso en cuestiones de sangre como éstas", dice, refiriéndose no sólo al 27 de mayo, hasta aquí "olímpicamente ignorado", sino también a la restitución de los huesos del general Ben Ben, , vinculado a la UNITA, a la familia – ordenada por el Presidente angoleño en septiembre.

"La oposición que Lourenço enfrenta ahora es interna, viene del propio MPLA y de aquellos que no aprueban las opciones políticas de él, en particular la lucha contra la corrupción", analiza el periodista. "Quizá necesite compensar la pérdida de esos apoyos internos con otros apoyos en la sociedad, y el 27 de mayo es un tema muy complicado, con particular importancia, que le ayuda a ampliar su base de apoyo a otros sectores de la sociedad.

Zita Seabra, por su parte, no está tan segura: "Discursos bonitos todos hacen, pero los cambios se ven en los hechos", sentencia. "Ya pasaron dos generaciones, la presidencia ya no es la de la generación que sigue a Agustín Neto. No está pacificado, pero no hay razón para ello – o mejor, hay una: el partido que está en el poder es el mismo.

Sin embargo, la amiga de Sita Valles no tiene dudas de que si Lourenço tiene el coraje de enfrentarse a los fantasmas del pasado del MPLA y acceder a algunos de los pedidos de los familiares de las víctimas, se dará un paso muy importante: "Las víctimas nunca tienen el nombre, nunca tienen estatuas, nunca han pasado. Reconocer el pasado es siempre un signo importante. "No sólo para los familiares de los que murieron el 27 de mayo, sino para toda la sociedad angoleña.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *