Interrupciones constantes, poca Europa, la emancipación de Marques y el paraíso que Rangel no promete









El debate de las europeas fue m√°s disputado que el anterior, en momentos que m√°s parec√≠an de programa de comentario de f√ļtbol. Pedro Marques intent√≥, sin √©xito, tirar por crisis pol√≠tica.

Pedro Marques hizo las paz con los sondeos y habl√≥ de Costa como el inspirador de los socialistas en una nueva Europa. Pablo Rangel se solt√≥ m√°s que en el √ļltimo debate y no dispens√≥ el tono paternalista para el principal adversario, que ve como un socr√°tico que a√ļn no ha pedido perd√≥n. Nuno Melo, que estaba posicionado lo m√°s a la derecha posible en la pantalla, no pareci√≥ haber quedado con males sobre la pol√©mica del Vox: de los refugiados que pidieron asilo con atentados terroristas. Marisa Matias y Jo√£o Ferreira mostraron que la La izquierda est√° en una relaci√≥n cada vez m√°s dif√≠cil. Ya Marinho y Pinto fue forastero que elogi√≥ a uno de los otros candidatos y sin pudor atac√≥ un "muchacho de C√©sar". As√≠ fue el segundo debate de las Europeas, que se celebr√≥ este jueves por la noche en TVI.

¬ŅQui√©n estaba haciendo? zapping se enfrentar√≠a a un debate con una especie de todos contra todos, muchas interrupciones y voz elevada, que los espacios parec√≠a m√°s un panel de comentaristas de f√ļtbol que un debate con los seis principales cabezas de lista a las elecciones europeas.

Pedro Marques apuesta todo en la conquista del voto al centro e intenta que los votantes dividan el boletín de voto en dos realidades: la austeridad, la que pega a PSD y CDS, y la recuperación de ingresos, a la que pega el PS. Los ataques los guardaron todos a la derecha, casi como si la izquierda no tuviera en estudio y, en cuanto a Marinho y Pinto, sólo reaccionó a estímulos (cuando el candidato se dirigió a Carlos César, por ejemplo).





Pedro Marques apareci√≥ m√°s confiado y con la lecci√≥n bien estudiada para poner los dedos en las heridas de PSD y CDS: la crisis de los profesores, el √ļltimo sondeo conocido (que invierte la tendencia de ca√≠da del PS) y un blanco de la costumbre, Manfred Weber. En el √ļltimo debate, Pedro Marques: "Las cosas deben estar muy mal ante el PSD, como demuestran los √ļltimos sondeos y c√≥mo me dicen las personas en la calle." Paulo Rangel insist√≠a los sondeos no lo dec√≠an.

Pedro Marques explic√≥ que se refer√≠a "a la √ļltima [sondagem] que sali√≥ ". Rangel desvaloriz√≥: "Ah, esa. Entonces si es √©sta est√° bien. Se trata de un sondeo, publicado por el Sol el pasado viernes, que es realizado por el Eurosondaje, pero financiado por Montepio, lo que, seg√ļn el PSD, le retira credibilidad. Pero hasta esa afirmaci√≥n, Pedro Marques ten√≠a respuesta en la punta de la lengua y pregunt√≥ al principal adversario:¬ŅPor qu√©? Hay alguna [sondagem] en que est√© delante de m√≠".

Pero eso no llegaba, era necesario recordar el caso en que el PSD fue trucidado por los comentaristas pol√≠ticos en general. Pedro Marques record√≥ que esta fue la "semana en que [PSD e CDS] lanzaron una enorme bomba presupuestaria [a dos professores]". Y continu√≥: "La bomba os ha roto en las manos. Recogieron y votaron en contra. Esto mancha la credibilidad del PSD, que deb√≠a desempe√Īar un papel de responsabilidad presupuestaria, fue por el r√≠o abajo".

Rangel no fue en el enga√Īo de los profesores, pues sab√≠a que el asunto era t√≥xico, pero fue m√°s combativo cuando Pedro Marques defendi√≥ la gobernanza socialista como modelo para Europa. El socialista alab√≥ al gobierno del PS y lleg√≥ a decir que el objetivo de los Socialistas Europeos est√° replicando el "modelo" Costa, inspirado por el gobierno en Portugal, en toda Europa. Para Pedro Marques la forma de gobernar del PS est√° "acreditada en Europa", como prueba a "de M√°rio Centeno para el Eurogrupo".

En el minuto final, Pedro Marques terminó como había comenzado: a salir del centro. Sus primeras palabras fueron, precisamente, que "esta elección hay dos visiones muy claras en comparación con Europa: a la derecha, aquí en Portugal implementado por el gobierno anterior, que es la opinión de los tribunales, las sanciones, Manfred Weber; y otra visión "ambiciosa, europeísta", de "un partido" que defiende la "reposición de ingresos", la mejora de la "calidad de vida" y una "Europa que tiene que volver a gobernar para las personas".

Paulo Rangel volvi√≥ a centrar los ataques en su principal adversario, Pedro Marques. Cuenta con una estrategia clara: para recordar a los portugueses, y repetir tantas veces como sea necesario, que el candidato PS reinaba en la √©poca de Jos√© S√≥crates. En una de las respuestas a Pedro Marques, Rangel dijo: "No estoy hablando ahora de Jos√© S√≥crates". Pero cambi√≥ de ideas en el segundo siguiente al explicar: "Hablo siempre. Porque un pa√≠s que pas√≥ por lo que pasamos nunca se olvida de eso. Y luego exigi√≥ una mea culpa a Pedro Marques por haber formado parte de ese gobierno: "Y en su caso, fue seis a√Īos miembro de un gobierno de Jos√© S√≥crates nunca hizo esa retractaci√≥n. Estamos esperando que la haga un d√≠a".

En cuanto Pedro Marques publicó su manifiesto, Rangel le acusó de hacer propuestas de medidas que ya existían. Ahora, ha sido objeto de las mismas acusaciones de varios de los candidatos, que garantizan que el plan ambicioso de lucha contra el cáncer en Europa que Rangel propone ya existe. Pedro Marques fue uno de los que registró la incongruencia y volvieron a intercambiar galardones. "No venga con ironías ni con cinismo", disparó a Rangel. Continuaron los apartes de Marques y Rangel atacó:

Р"No quiero estar aquí explicando cómo funciona el Parlamento Europeo y las materias europeas. "Sé que necesita algunas nociones".

Marques también era particularmente agresivo:

"Y usted necesita nociones de presencia en el Parlamento".

Rangel allí continuó y siempre para atacar la gobernación socialista. El candidato del PSD dijo que las "propuestas del PS son utópicas". Pedro Marques volvió a rebatir ya decir que fueron "implementadas". Rangel complementó que lo que el PS implementó fue la "degradación del SNS para servicios nunca vistos", de la Protección Civil ("sabemos lo que ocurrió", en referencia a las víctimas de los incendios) y criticó la demora de las pensiones en la Seguridad Social. Rangel intentó desmontar el "milagro socialista" y el país de color rosa pintado por Marques.

Para marcar esta diferencia, Rangel dijo en el minuto final:El PSD no promete el para√≠so". El socialdem√≥crata dice que el PSD es as√≠ el "partido cre√≠ble, que no manipula n√ļmeros, no dice que no hay cortes, cuando hay cortes" y que "no inventa ejecuci√≥n [de fundos]".

Que la CDU pega el PS a la derecha no es propiamente nuevo. Pero despu√©s de pasar casi una legislatura entera como parte de la garant√≠a de estabilidad del "gobierno minoritario del PS", el refuerzo de los ataques no deja de tener significado pol√≠tico: hay que despegar para separar las aguas y, en el a√Īo de abundancia electoral, electorado que pudo haber quedado anestesiado con la in√©dita experiencia.

Ahora bien, precisamente en las materias europeas -donde nunca hubo convergencia con el PS- el terreno es fértil para las acusaciones al candidato socialista, de formar parte de un bloque central obediente a Bruselas. En el debate de este miércoles, João Ferreira volvió a usar esa estrategia, tal como había hecho la semana anterior. Siempre que criticó la aprobación de medidas europeas, hizo una crítica directa a PS y PSD.

Así, cuando se hablaba de las sanciones que Portugal podría haber sido blanco "Un marco legislativo, que fue votada favorablemente por PS, PSD y CDS" João Ferreira no perdonó a los socialistas y dijo que la amenaza de sanciones dio lugar era tan también cuando el cabezal lista de la CDU acusó al "Big Center" a Portugal han permitido a los recortes en el presupuesto, o cuando culpado PSD y CDS aprobaron la "reducción de la cofinanciación para las regiones en transición."

Finalmente, volvió a atacar hasta en el corazón de la narrativa de Pedro Marques, que ha defendido un nuevo contrato social en Europa. El candidato de la CDU recordó que los socialistas votaron "junto a PSD y CDS en el Parlamento Europeo en la propuesta de crear un mercado paneuropeo de fondos de pensiones privados."

La CDU, que se "quita los bloqueos de la UE" para que sea posible "financiar la vivienda, el transporte, la cultura y la producci√≥n nacional". Y sobre el trabajo "que cada uno anduvo a hacer todos los a√Īos" en Bruselas, Ferreira sac√≥ de los galones para citar "datos objetivos del Parlamento Europeo" sobre las medias por diputado de "preguntas e informes" en que el PCP est√° siempre por delante .

Una declaraci√≥n que parece haber irritado a Marisa Mat√≠as – lo que hizo que el debate azeda tambi√©n a la izquierda -, que le contest√≥: "Hay quien trabaje para los n√ļmeros y para la estad√≠stica y quien trabaje para la vida de las personas." Jo√£o Ferreira ripost√≥ de inmediato y dijo: "Si hay alguna insinuaci√≥n que el trabajo no fue para la vida de las personas, eso no es verdad". Y continuaron el intercambio de palizas sobre el asunto. Despu√©s de varias interrupciones, la cabeza de lista del BE, dej√≥ escapar que "el PCP le gusta mucho de criticar el Bloque de Izquierda".

El candidato del PDR mantuvo la estrategia Рy repitió muchos argumentos Рdel debate de la semana pasada. En el estilo "disparar en todas las direcciones", Marinho y Pinto intentó ser el candidato anti-sistema entre aquellos que forman parte del sistema. Ha criticado a las instituciones europeas, a las "politiquices" ya la ausencia de escrutinio de los periodistas y de los ciudadanos sobre el trabajo de los eurodiputados.

Volvi√≥ a hacer hacer uso de la clasificaci√≥n que sit√ļa tercero en la lista de diputados portugueses con una mejor productividad, pese a las cr√≠ticas de Nuno Melo en el √ļltimo debate que puso en duda la procedencia de los datos. Marinho y Pinto acabaron siendo ignorados por sus pares a pesar de haber intentado jugar el partido de los partidos grandes.

Pero el ex bastonario de la Orden de los Abogados reserv√≥ algunos elogios para el trabajo de diputados y ex diputados de otras listas (como Paulo Rangel y Maria Jo√£o Rodrigues), que considera haber dignificado el nombre del Parlamento Europeo. "Han hecho un trabajo extraordinario junto a su familia europea", consider√≥, lamentando que la socialista haya ca√≠do del rol de candidatos presentados por el PS. As√≠ como el socialista Ricardo Serr√£o Santos, que en las √ļltimas europeas fue elegido por el c√≠rculo de las Azores, pero que tampoco forma parte de los 21 candidatos del PS al Parlamento Europeo. "Todo para poner all√≠ otro muchacho de C√©sar", acus√≥ a Marinho y Pinto.

El candidato del CDS-PP comenz√≥ el debate con ganas de atacar a los adversarios. Si en el debate anterior hab√≠a puesto el foco de sus cr√≠ticas en la izquierda, esta vez Nuno Melo fue m√°s lejos y alcanz√≥ tambi√©n al PSD, que no se ha reasumido. Mante√≥ el estilo aguerrido y agresivo y logr√≥ provocar al blanco a abatir de este debate: Pedro Marques. Esta vez el centrista fue m√°s ambicioso, intentando no s√≥lo denigrar el otro lado de la barricada pero tambi√©n conquistar votos a la derecha. "El premio a la verdadera oposici√≥n del PS es del CDS", dijo al principio, habiendo recuperado la idea en el minuto final. "No hacemos acuerdos con el PS ahora para criticar despu√©s. "Somos el √ļnico partido que no viabilizar√° un gobierno de Ant√≥nio Costa", subray√≥.

Este intento de hablar a un electorado más a la derecha tuvo su auge en medio del debate, cuando relacionó la salida de refugiados con atentados terroristas. "Ellos huyeron a Portugal 492 refugiados. Me gustaría recordar que uno de los peores atentados que se produjo en Alemania fue cometido por un ciudadano afgano que había solicitado asilo como 14 identidades diferentes y que uno de los peores en Francia fue cometido por un solicitante de asilo tunecino. La frase habla directamente a un electorado más sensible a los argumentos populistas, que no ha tenido gran expresión en Portugal, pero Nuno Melo no quieren dejar suelto (Sólo para André Ventura, por ejemplo).

La afirmaci√≥n no pas√≥ en claro. "Es una verg√ľenza lo que acaba de decir sobre los refugiados", lament√≥ luego Pedro Marques, el foco de los ataques de Nuno Melo (mucho m√°s que Rangel). Volviendo a tomar fotograf√≠as y recortes de peri√≥dicos para el debate, el centrista atac√≥ desde la desinversi√≥n en el ferrocarril a los fondos comunitarios, pasando tambi√©n por los retrasos en la CP causados ‚Äč‚Äčpor el paso de trenes fletados por el PS.

La candidata del Bloque de Izquierda volvió a aparecer en el debate, al igual que lo que había sucedido hace una semana, como una de las más serenas. Una postura calculada para contrastar con las diversas balas que iban siendo disparadas entre los restantes partidos. En los momentos en que el debate quedaba más confuso, con interrupciones y varias intervenciones al mismo tiempo, Marisa Matías raramente participaba. Surgía apenas más tarde, saliendo del silencio y tratando de capitalizar esa actitud. "No es por hablar más alto que se tiene más razón", afirmó en un momento dado, repitiendo además una frase que ya había pronunciado en el primero ronda.

Sin embargo, esta aparente tranquilidad no evitó que fuera la protagonista de uno de los momentos tensos del debate: el tal bate-boca con João Ferreira. Un momento que mostró una candidata visiblemente frustrada e irritada por estar siendo interrumpida, terminando con un agradecimiento irónico cuando el eurodiputado comunista dejó de interrumpir: "Muchas gracias, João Ferreira", dijo casi revirtiendo los ojos.

No fuera este desaguisado y la candidata hubiera logrado escapar ilesa al canje de acusaciones por las que se debati√≥ este debate. Pas√≥ la mayor parte del tiempo al margen, en una estrategia que hac√≠a hasta recordar la postura de Pablo Iglesias, del Podemos, en los debates electorales que precedieron a las legislativas espa√Īolas en el mes de abril. "Hasta tengo verg√ľenza", lleg√≥ a comentar sobre las discusiones cruzadas que imped√≠an el avance del debate. "Discutimos los temas con seriedad", pidi√≥ entonces, habiendo escuchado una respuesta de Nuno Melo: "Lo siento, ¬Ņcree que es la reina de la seriedad en este debate?", Cuestion√≥ el centrista, que no obtuvo respuesta.

A pesar de haber apostado en la contenci√≥n, Marisa Matias tambi√©n distribuy√≥ ataques. Marinho y Pinto y el PCP, que acus√≥ indirectamente de trabajar para los n√ļmeros y no para los europeos, pero sobre todo a PSD, PS y CDS.

Para golpear a los adversarios, la candidata bloquista atacó en temas que son banderas de su partido: el combate a la evasión fiscal Рcriticando directamente a Juncker por "haber impedido una comisión de investigación al caso LuxLeaks -, el cambio climático y, hasta, "Geringonza" Рvolviendo a subrayar que la crisis política fue una "puesta en escena".

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *