Impulsados 鈥嬧媝or #metoo, los nigerianos denuncian abusos y enfrentan una reacci贸n feroz





Era un secreto que, dijo, la quemaba tan profundamente en su interior que ya no pod铆a guardarlo. Luego, a los 34 a帽os, Busola Dakolo, una conocida fot贸grafa nigeriana, apareci贸 en televisi贸n y finalmente habl贸.





Ella dijo que fue violada dos veces cuando era adolescente por su ex pastor, Biodun Fatoyinbo, un l铆der religioso cuyos cultos atraen a miles de fan谩ticos que, admirando su llamativo estilo de vida, lo han llamado "Pastor Gucci". Neg贸 los cargos.

Despu茅s de a帽os donde el silencio en torno a la violaci贸n y el acoso sexual ha sido la norma, 脕frica occidental est谩 viendo una ola de proclamaciones del movimiento #MeToo contra el acoso.

Las acusaciones vinieron de una se帽orita gambiana que dijo que el ex presidente la viol贸; de un ex asesor presidencial en Sierra Leona que dijo que fue agredida sexualmente por un l铆der religioso; y un periodista nigeriano de la BBC que tom贸 im谩genes ocultas de la c谩mara de profesores universitarios que ped铆an sexo a cambio de admisi贸n y calificaciones.

Pero muchas mujeres que han hablado en los 煤ltimos meses tambi茅n han sufrido una reacci贸n feroz, incluidos ataques a su reputaci贸n y acusaciones de mentir sobre los asaltos. Si bien sus cr铆ticos dicen que solo est谩n aplicando el debido escepticismo a las declaraciones no comprobadas, sus partidarios dicen que la reacci贸n hostil revela lo dif铆cil que es para las mujeres en el 谩rea hablar sobre el abuso.

La respuesta ha llegado a las mujeres en muchos pa铆ses, incluidos Europa y los Estados Unidos. Pero los sobrevivientes en 脕frica occidental dicen que sienten un miedo especialmente intenso: avergonzar a sus familias, asustar a los posibles esposos y atacar a las instituciones m谩s poderosas de la regi贸n.

"Todo", dijo Dakolo, "todav铆a gira en torno a la protecci贸n de estos hombres".





La denuncia de Dakolo contra el pastor provoc贸 una visita de la polic铆a nigeriana, quien le dijo que estaba siendo investigado en un caso de conspiraci贸n criminal. Unas semanas despu茅s, el pastor regres贸 al p煤lpito, a los aplausos de su congregaci贸n y con el apoyo de un grupo llamado Liga de la Justicia Social.

Fatoyinbo dijo en Instagram que muchas personas usaron cargos similares para tratar de extorsionarlo a 茅l y al ministerio. "Nunca en mi vida viol茅 a nadie, ni siquiera a un incr茅dulo".

En su casa en Lagos, Dakolo dijo que habl贸 despu茅s de que ella y su esposo, una conocida estrella del pop, supieron que el pastor todav铆a estaba atacando a otros feligreses.

Pero el costo personal, agreg贸, fue alto e incluy贸 amenazas telef贸nicas, acoso en Internet y una discusi贸n extremadamente dif铆cil sobre la violaci贸n con sus tres hijos.

"Empiezas a preguntarte", dijo ella, "驴hice lo correcto?"

La religi贸n es una fuerza abrumadora en Nigeria, un pa铆s de casi 200 millones que se divide por igual entre cristianos y musulmanes. Vallas publicitarias de pastores famosos salpican las carreteras, un campo de redenci贸n anual atrae a millones, y algunos predicadores tienen m谩s visibilidad que los l铆deres pol铆ticos.

En los 煤ltimos a帽os, Fatoyinbo ha transformado su ministerio, la Asamblea de la Comunidad de Zion, en una fuerza de cinco ciudades entre las muchas mega iglesias pentecostales del pa铆s.

Joven y conocedor de la tecnolog铆a, predica una teolog铆a cada vez m谩s popular llamada "evangelio de la prosperidad", que postula que el 茅xito se puede lograr a trav茅s de la fe y la donaci贸n de la iglesia.

Los feligreses entran a su santuario en una alfombra roja y siguen sus aventuras [su fiesta de cumplea帽os en un yate en Dubai, por ejemplo] en las noticias.

Pero Dakolo lo conoci贸 hace casi dos d茅cadas en la ciudad mediana de Ilorin, Nigeria, cuando era una estrella prometedora y ella todav铆a era una adolescente.

Pronto se convirti贸 en su mentor espiritual, alabando su voz de canto y visitando su casa para aconsejarla. Cuando Dakolo ten铆a 17 a帽os, el pastor la viol贸, dijo, una vez en su casa y otra en una carretera desierta. Devastado, Dakolo dijo que pronto se lo cont贸 a su hermana y hermano y luego se enfrent贸 a Fatoyinbo.

Se disculp贸 con ella, dijo, atribuyendo su propio comportamiento al diablo.

La entrevista en video de Dakolo en junio, en la que acus贸 a Fatoyinbo por primera vez, fue vista al menos medio mill贸n de veces en YouTube. Sus acusaciones inspiraron una protesta ante la iglesia y obligaron al pastor a tomar una licencia temporal.

Los extra帽os pronto inundaron sus redes sociales con sus propias historias de ataques, y una segunda mujer apareci贸 y dijo que el pastor la hab铆a violado mientras ella cuidaba a sus hijos.

Esther Uzoma, abogada de derechos humanos en Abuja, dijo que Dakolo se hab铆a convertido r谩pidamente en un "铆cono" del "dolor secreto" de todas las mujeres.

Pero Dakolo pronto estuvo bajo fuerte sospecha.

Los peri贸dicos locales publicaron una declaraci贸n de la Liga de la Justicia Social acus谩ndola de ser un instrumento de celosos l铆deres de la iglesia que pretend铆an difamar a Fatoyinbo.

Cuando Dakolo lo demand贸 por angustia emocional, el equipo de abogados del pastor respondi贸 exigi茅ndole que le pagara 50 millones de naira por da帽os, alrededor de $ 140,000, debido al hecho de que su caso constituye un abuso de la demanda. El caso est谩 pendiente.

La Hermandad Pentecostal de Nigeria prometi贸 una investigaci贸n completa del asunto, pero la cerr贸 cuando el pastor no asisti贸 a un interrogatorio.

Un representante del grupo, Simbo Olorunfemi, dijo que "no puede tolerar y no tolerar谩" la agresi贸n sexual, pero que la falta de cooperaci贸n de Fatoyinbo hab铆a dejado al grupo sin nada que pudieran hacer.

Muchas personas rastrean el origen del movimiento #MeToo en Nigeria en febrero cuando un joven farmac茅utico en el conservador norte del pa铆s fue a Twitter para describir una reuni贸n donde dijo que su novio casi la mata.

Las historias de abuso pronto volaron por Internet, muchas de ellas etiquetadas con #ArewaMeToo. Arewa se refiere al norte del pa铆s en Hausa. Dakolo habl贸 unos meses despu茅s.

Luego, en octubre, la British BBC Network public贸 un informe que expone el acoso sexual a los maestros en las principales universidades de Nigeria y Ghana. Se mostr贸 a una maestra en video prometiendo ayudar a una joven a ser admitida en la Universidad de Lagos, sin saber que era una reportera encubierta. Luego cerr贸 la puerta de la oficina, apag贸 las luces y la agarr贸. Tambi茅n le dije que los estudiantes est谩n acostumbrados a "pagarlo" con sus cuerpos.

La filmaci贸n provoc贸 indignaci贸n en las redes sociales y una r谩pida reacci贸n pol铆tica. En cuesti贸n de d铆as, la Legislatura nigeriana hab铆a presentado un proyecto de ley que prohib铆a los avances sexuales de los maestros, y el presidente prometi贸 su apoyo.

Dakolo dijo que estaba feliz de ver que la investigaci贸n de la BBC recibiera tanta atenci贸n. Pero estaba frustrada porque la gente parec铆a necesitar ver a un hombre en video para tomar una queja en serio.

La mayor铆a de las mujeres no tienen este tipo de prueba, dijo.

La pastora Busola Olotu, jefa de un ministerio de mujeres en Ilorin que fue una ex mentora de Fatoyinbo, dijo que hab铆a hablado con otras tres mujeres que le dijeron que hab铆an sido agredidas sexualmente por Fatoyinbo. Ninguno habl贸 p煤blicamente; todos rechazaron solicitudes de entrevistas.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *