Iglesia portuguesa est√° investigando dos quejas m√°s de abuso sexual, pero a√ļn no se inform√≥ a la polic√≠a









Las diócesis católicas portuguesas están investigando dos informes más de los abusos sexuales presuntamente cometidos por miembros del clero en Portugal, pero sólo las van a comunicar a la policía si las instituciones de la Iglesia entienden que hay "credibilidad y fundamento" en las quejas. La revelación fue hecha el martes por el portavoz de la Conferencia Episcopal Portuguesa (CEP).

Esto a pesar de que, en la cumbre inédita de la semana pasada, en el Vaticano, algunos de los más altos responsables de la Iglesia Católica dejaron claro que la institución no tiene "herramientas" o "medidas coercitivas" para investigar estos crímenes, subrayando la importancia de "entregar a estas personas a las autoridades civiles".

El padre Manuel Barbosa hablaba como invitado especial en el programa de la Antena 1 "Y Dios cre√≥ el Mundo", programa semanal de la radio p√ļblica dedicada a las religiones, que este martes abord√≥ la cumbre dedicada a los abusos sexuales en la Iglesia Cat√≥lica.

Cuando el programa moderador, el periodista Henrique Mota, interrogado sobre qué métodos de los obispos en Portugal usarían para responder a las demandas de Papa Francisco en la transparencia y la difusión de estadísticas sobre los casos de abuso sexual, el cura no pudo dar cifras exactas sobre el problema en Portugal.

Record√≥, por ejemplo, lo que ya hab√≠a dicho en la semana anterior a la cumbre: que los datos que existen en este momento en la CEP son de diez o once casos, manteniendo la misma incertidumbre en cuanto al n√ļmero correcto, despu√©s de hace dos semanas, ha preferido hablar de "cerca de una decena".

De las denuncias que aparecieron, destac√≥ el padre Manuel Barbosa, "3, o 4, o 5, salvo error unas cinco no fueron probadas, quedaron en la investigaci√≥n previa". Adem√°s, hubo "casos de condena tambi√©n civil", en particular "tres casos que son conocidos de la sociedad y de la opini√≥n p√ļblica", explic√≥ el sacerdote, refiri√©ndose a los casos de Vila Real, Fund√£o y Goleg√£.





Y sé que hay dos casos que se están llevando a cabo en esta investigación [prévia] y ir a Roma ", agregó después el padre Manuel Barbosa, subrayando que las autoridades eclesiásticas" verán después si esos casos deben ser comunicados, cuando haya credibilidad y fundamento ". Si hay esa "credibilidad y fundamento", deberán comunicarse "naturalmente a las instituciones civiles".

En la pr√°ctica, esto significa que adem√°s del tiempo de la investigaci√≥n anterior, las di√≥cesis portuguesas ser√° todav√≠a esperan que los casos se analizan en el Vaticano – que ha de decidir si, por ejemplo, debido a abrir un proceso can√≥nico – antes de comunicarlos a Polic√≠a Judicial o al Ministerio P√ļblico.

moderador del programa tambi√©n le pidi√≥ al Padre Manuel Barbosa de si esta investigaci√≥n previa iglesia no debe hacerse "en paralelo" con las autoridades civiles, el portavoz de los obispos portugueses dijo: "Al principio, cuando hay credibilidad, esta investigaci√≥n se comunica a las autoridades civiles y la parte can√≥nica contin√ļa, va para la [Congrega√ß√£o para a] Doctrina de la Fe ".

El padre Manuel Barbosa no explicó exactamente cómo las instituciones eclesiásticas averiguan la credibilidad de una denuncia de un crimen. En una rueda de prensa hace dos semanas, el portavoz de la CEP había defendido que los "tribunales eclesiásticos son jueces" con "competencia técnica" para evaluar los casos. Y subrayó también que "en ciertos casos la justicia canónica es más severa que la justicia de la ley civil".

Esta semana en el Vaticano durante la cumbre de líderes católicos sin precedentes en la protección de los menores, que también participó en el cardenal portugués D. Manuel Clemente, los malteses arzobispo Charles Scicluna, jefe de la investigación del Vaticano para los casos de abuso sexual, se había puesto de manifiesto la importancia de comunicar los casos a las autoridades civiles, subrayando que la jurisdicción de la Iglesia "es espiritual".

"No tenemos forma de aplicar medidas coercitivas y no tenemos nostalgia del tiempo de la Inquisición", dijo Scicluna. "Los Estados tienen la jurisdicción. No tenemos las herramientas para esto. No tenemos medidas coercitivas para investigar. Estas personas tienen que ser entregadas a las autoridades civiles ", afirmó el arzobispo, que es también secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

La comunicación de las denuncias a las autoridades civiles fue uno de los temas más abordados en la cumbre de la semana pasada en el Vaticano con varias figuras superiores de la Iglesia Católica, incluyendo el propio Papa Franciscoa defender esta práctica.

El Papa alertó incluso, en uno de los puntos de una lista de 21 temas que entregó a los obispos y cardenales al inicio de la reunión, a la necesidad de "informar a las autoridades civiles ya las autoridades eclesiásticas superiores de conformidad con las normas civiles y canónicas". Al final de la cumbre, en el discurso de clausura, Francisco volvió al tema, recordando uno de sus discursos de 2018 a la Curia Romana, garantizando que la Iglesia "No ahorrará esfuerzos haciendo todo lo que sea necesario para entregar a la justicia a toda persona que haya cometido tales delitos".

La cuestión de la obligación moral de los obispos de reportar los casos a las autoridades, que había sido defendida por el padre Hans Zollner, organizador de la cumbre en el Vaticano, en una entrevista con el Observador, volvió a ser resaltada en la cumbre por el cardenal norteamericano Seán O'Malley, arzobispo de Boston, que subrayó que la dimensión de la "crisis terrible" por la que la Iglesia pasa en este momento se debe, en gran parte, al hecho de que, durante mucho tiempo, estos crímenes no hayan sido reportados " de forma apropiada.

    Si usted tiene una historia que quieres compartir o información que considere importante sobre el abuso sexual en la Iglesia en Portugal, puede ponerse en contacto con el Observador de varias maneras Рcon la certeza de que vamos a garantizar su anonimato, si así lo desea:

  1. Puede rellenar este formulario;
  2. Puede enviarnos un email para abusos@observador.com o personalmente para Sonia Sim√Ķes (ssimoes@observador.pt) o para Jo√£o Francisco Gomes (jfgomes@observador.pt);
  3. Puede ponerse en contacto con nosotros a trav√©s del WhatsApp al n√ļmero 913 513 883;
  4. O puede llamarnos por el mismo n√ļmero: 913 513 883.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *