Hitler y el coronavirus





Antes de convertirse en la figura ¬ęproblem√°tica¬Ľ que es hoy, Henry Kissinger era ¬ęsolo¬Ľ un historiador semi celebrado. En 1959, en un art√≠culo que escribi√≥ para la revista ¬ęForeign Affairs¬Ľ sobre el conflicto entre los Estados Unidos y el Imperio ruso disfrazado de Uni√≥n Sovi√©tica, Kissinger explic√≥, con una simple observaci√≥n, por qu√© un alto grado de incertidumbre siempre es inherente al formulaci√≥n de pol√≠ticas





Si Hitler hubiera sido eliminado en 1936, nadie habría sabido que el mundo se habría salvado de una guerra mundial devastadora y del Holocausto, porque ninguno de estos terribles eventos habría ocurrido, y como no hubieran ocurrido, nadie habría sabido que habían sido evitados. Por esta misma razón, la dimensión real de los beneficios de este escenario imaginario no habría sido reconocida por sus contemporáneos, ya que solo su inexistencia demostró su necesidad más allá de toda duda.

Cualquiera que siga el debate p√ļblico sobre Covid-19 reconocer√° los m√©ritos de la observaci√≥n de Kissinger. El fen√≥meno al que advert√≠ ahora es visible en la relativa comodidad que muchas personas tienen cuando salen a la calle sin la menor protecci√≥n, en los comentarios cr√≠ticos de la ¬ęcuarentena¬Ľ en las ¬ęredes sociales¬Ľ (expresi√≥n abominable) y en los an√°lisis en los medios. devaluando la severidad de la enfermedad.

Tener las diversas medidas restrictivas, m√°s o menos estrictas seg√ļn el pa√≠s, aparentemente contribuy√≥ a una contenci√≥n relativa de la propagaci√≥n de la enfermedad (disminuyendo el n√ļmero de personas que cada individuo infectado termina infectando) y, sobre todo (evitando la saturaci√≥n de la enfermedad). hospitales), para no llegar al punto alcanzado en otros pa√≠ses de Espa√Īa o Italia, muy buenas personas estaban convencidas de que ¬ędespu√©s de todo¬Ľ la enfermedad no es tan grave, y que fue un error mirarla como si era.

Debido a que fueron ¬ęexitosos¬Ľ, en la medida muy limitada en que uno puede clasificar lo que sucedi√≥ como un ¬ę√©xito¬Ľ, las pol√≠ticas para ¬ęluchar¬Ľ contra Covid-19 contribuyeron a crear la idea de que lo que fue ¬ęexitoso¬Ľ Era innecesario despu√©s de todo.

Al mismo tiempo, los costos de estas medidas, dado que en realidad se pusieron en práctica, también se sienten efectivamente, a diferencia de los costos simplemente potenciales de no aplicarlas. Por lo tanto, no es sorprendente que muchas personas, mirando el resultado final, valoren más, o simplemente, los costos reales de las políticas de contención de los distintos países, en detrimento de los costos que habrán permitido evitar.

Sin embargo, no piense que este es un defecto de los críticos de las diferentes medidas de los diferentes gobiernos, ni un problema cognitivo o déficit de juicio que es exclusivo de ellos. Por el contrario, es algo que también se aplica a los propios gobiernos, y a aquellos que defendieron las medidas que adoptaron (incluido yo mismo). Como solo conocemos los resultados reales de lo que se ha hecho, ignoramos (porque no podemos saber) los resultados potenciales (positivos o negativos) de las alternativas que no se siguieron.





Como tal, no podemos medir cu√°n mejores o peores fueron las pol√≠ticas adoptadas: ¬Ņfueron los beneficios del ¬ęconfinamiento¬Ľ portugu√©s mayores que los beneficios de medidas m√°s cercanas a las adoptadas por Suecia? ¬ŅLos costos econ√≥micos hab√≠an sido menos desalentadores? ¬ŅHab√≠a aumentado el n√ļmero de muertos? Y en Suecia, ¬Ņc√≥mo hubiera sido si hubieras hecho lo que hiciste aqu√≠? Como solo las medidas que se adoptaron se adoptaron en los pa√≠ses donde se adoptaron, cualquier respuesta a cualquiera de estas preguntas no ser√° m√°s que especulaci√≥n, por muy bien informada que est√©, incluso posiblemente sea correcta.

En realidad, todos nosotros, defensores del ¬ęencierro¬Ľ, apasionados por el ¬ęmodelo sueco¬Ľ o partidarios de la idea de que ¬ęesto no es peor que la gripe¬Ľ, especular sobre lo que queremos, pero ninguno de nosotros realmente puede saber cu√°ntas personas habr√≠an sido infectado si las medidas de contenci√≥n adoptadas hubieran sido diferentes, al igual que no podemos saber exactamente cu√°ntas personas habr√≠an muerto, ni cu√°ntas de las personas que evitaron ir al hospital por otros motivos habr√≠an tenido menos miedo y por lo tanto obtuvieron la atenci√≥n m√©dica que necesitaban, ni ¬ŅCu√°l es el alcance del impacto econ√≥mico de las medidas menos restrictivas o la inacci√≥n total?

Cualquiera sea la opci√≥n que haya tomado cada pa√≠s, lo √ļnico que es posible saber es cu√°l es el resultado concreto de esa opci√≥n. Pero siempre ser√° imposible saber qu√© hubiera pasado si la opci√≥n hubiera sido al rev√©s, por lo que no podemos saber cu√°l hubiera sido la mejor. Sabemos lo que Hitler hizo despu√©s de 1936, pero realmente no sabemos qu√© hubiera pasado si hubiera sido eliminado. Podemos imaginar que la guerra y el Holocausto se habr√≠an evitado, pero no podemos saberlo.

Al contrario de lo que pensaba el otro caballero, gobernar no es lo mismo que conducir un barco y su tripulaci√≥n a un refugio seguro. Desafortunadamente, ni siquiera parece volar un avi√≥n sin la ayuda de ning√ļn dispositivo de navegaci√≥n.

Desafortunadamente, la pol√≠tica y la acci√≥n del gobierno (y c√≥mo vivimos en una democracia, la de juzgar a los gobiernos y sus decisiones) es equivalente a volar un avi√≥n sin la ayuda de ning√ļn dispositivo de navegaci√≥n y sin la posibilidad, una vez alcanzado un destino, Averigua si era a donde quer√≠amos ir. Esa siempre fue su naturaleza. La epidemia y sus consecuencias solo demuestran esto de una manera particularmente dr√°stica.

El autor escribe seg√ļn la antigua ortograf√≠a.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *