Hijo del dictador libio Muammar Gaddafi tiene prohibido postularse para presidente





La comisión electoral de Libia prohibió, el miércoles (24), al hijo del dictador Muammar Gaddafi postularse para la presidencia del país. Desde la destitución de su padre, asesinado en 2011 durante un levantamiento popular, Libia vive una grave inestabilidad política, y las elecciones previstas para el 24 de diciembre serán el resultado de un proceso organizado por Naciones Unidas para intentar poner fin al estancamiento.





Saif al-Islam Gaddafi, de 49 a√Īos, es uno de los cerca de 100 nombres nominados hasta ahora como candidatos, pero por sus ra√≠ces es prominente en la lista. Adem√°s de √©l, otros 24 fueron excluidos por la comisi√≥n.

Seg√ļn el grupo, Saif al-Islam no es elegible porque fue condenado por un crimen en 2015. En ese momento, un tribunal en Tr√≠poli, la capital del pa√≠s, lo conden√≥ a muerte por cr√≠menes de guerra cometidos durante el levantamiento popular contra su padre. El hijo del dictador tambi√©n es buscado por la Corte Penal Internacional desde 2011.

A pesar de que su nombre es uno de los más reconocidos en Libia y jugó un papel importante en la formulación de políticas antes del movimiento que derrocó al régimen de su padre, Saif al-Islam apenas fue visto durante una década.

Antes de su √ļltima aparici√≥n, cuando se registr√≥ para la carrera presidencial el d√≠a 14, solo lo hab√≠an visto en 2015 a trav√©s de una videollamada en su juicio en Tr√≠poli.

En ese momento, Saif al-Islam estaba detenido por combatientes que lo capturaron cuando intentaba huir del pa√≠s despu√©s de la ca√≠da de Gaddafi. A pesar de la sentencia judicial, nunca abandon√≥ la regi√≥n monta√Īosa de Zintan, que est√° a 136 kil√≥metros de Tr√≠poli, pero fuera del control de las autoridades de la capital.





Posteriormente, sus captores lo dejaron en libertad y, en julio de este a√Īo, el hijo del dictador concedi√≥ una entrevista al diario estadounidense The New York Times diciendo que no descartaba volver a la pol√≠tica.

Si bien Saif al-Islam probablemente juega con la nostalgia de la era anterior al levantamiento de 2011 que derrocó a su padre del poder y comenzó una década de caos y violencia, los analistas dicen que incluso si los tribunales revierten la decisión de la comisión electoral, es posible que él no sea un favorito. .

Muchos libios todavía recuerdan la era de Muammar Gaddafi como una autocracia severa, y Saif al-Islam y otras figuras del antiguo régimen han estado fuera del poder durante tanto tiempo que pueden tener dificultades para movilizar apoyo.

Sin embargo, las disputas sobre las reglas electorales, incluida la base legal para votar y quién debería ser elegible para postularse, amenazan con descarrilar el proceso de paz apoyado internacionalmente.

Otros dos candidatos bien conocidos, el ex primer ministro Ali Zeidan y el ex presidente del parlamento que sigui√≥ al levantamiento, Nouri Abusahmain, tambi√©n fueron excluidos de las elecciones. Las decisiones a√ļn se pueden apelar y la √ļltima palabra se dejar√° en manos del Poder Judicial.

La comisión electoral sigue siendo atacada por políticos que creen que algunos nombres que no estaban excluidos también deberían estar en la lista. Entre ellos se encuentra el del militar Khalifa Haftar, quien está acusado de tener la nacionalidad estadounidense, lo que podría excluirlo de las elecciones.

También está acusado de crímenes de guerra, debido a los ataques a la capital del país en 2019, que dejaron decenas de muertos. Haftar es el comandante del Ejército Nacional Libio, uno de los grupos que lideran los conflictos del país.

El líder, a su vez, niega los crímenes de guerra y dice que no es ciudadano estadounidense.

El actual primer ministro interino, Abdulhamid al-Dbeibah, ha prometido no presentarse a la presidencia como condici√≥n para asumir su cargo actual. Pero, seg√ļn la red Al Jazeera, el primer ministro habr√≠a cambiado de opini√≥n y el domingo pasado inscribi√≥ su nombre en las elecciones.

Sin embargo, la ley va en contra de las leyes del país, que dicen que tendría que suspender sus funciones de gobierno durante al menos tres meses antes de la fecha de la votación, lo que no ha hecho.

Si el tribunal considera válida la candidatura de al-Dbeibah, debería unirse a la lista de favoritos para el puesto, que también incluye a Haftar y al ex ministro del Interior Fathi Bashagha.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *