Hidroxicloroquina y azitromicina contra Covid-19: ¬Ņqu√© sabemos ya?





En las √ļltimas dos d√©cadas, el mundo ha estado plagado de tres infecciones importantes por coronavirus. El s√≠ndrome respiratorio agudo severo (SARS) en Asia y el s√≠ndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS) precedi√≥ a la actual pandemia de Covid-19. Aunque las enfermedades son causadas por diferentes tipos de coronavirus, se han aprendido algunas lecciones sobre el manejo de pacientes previamente infectados, como las estrategias de ventilaci√≥n mec√°nica para brindar apoyo frente a la insuficiencia respiratoria.

Sin embargo, no se ha demostrado que ning√ļn medicamento sea efectivo para combatir el coronavirus.

La enfermedad actual tiene características desafiantes: la alta capacidad de diseminación aparentemente hace que una persona infectada transmita el virus a otras dos o tres personas. Dentro de seis a siete días, los casos tienden a duplicarse.

Se estima que el 80% de los casos varían entre asintomáticos y leves, el 15% son graves, requieren hospitalización, y el 5% restante son críticos, dependiendo de una unidad de cuidados intensivos (UCI).

Otro punto que sabemos es que la tasa de mortalidad global debido a la infecci√≥n actualmente es de alrededor del 6% y es mayor en adultos mayores de 60 a√Īos y personas con antecedentes de enfermedades previas, comorbilidades.





Hasta la fecha, no existen terapias farmacológicas con evidencia científica que demuestren una reducción en las complicaciones o la mortalidad.

La cloroquina y la hidroxicloroquina son medicamentos usados ‚Äč‚Äčpara tratar la malaria y en pacientes con enfermedades autoinmunes, como el lupus, y han mostrado resultados prometedores en experimentos de laboratorio. in vitro, con actividad reducida de coronavirus.

Un estudio realizado en Francia con solo 36 pacientes y sin seguir los criterios clásicos de investigación científica sugirió que el uso de hidroxicloroquina asociada con azitromicina (un tipo de antibiótico) podría restablecer la carga viral en seis días. Sin embargo, no existen estudios clínicos sólidos y bien hechos que demuestren los beneficios de la hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19.

Debemos enfatizar que dicho medicamento no está exento de riesgos. Por el contrario: arritmias cardíacas (potencialmente fatales), pancreatitis, hepatitis y problemas retinianos son algunos de los efectos secundarios.

En este contexto, es esencial que los estudios cl√≠nicos se realicen con un grupo de control, definido como un grupo de tratamiento est√°ndar. Sin la presencia de un grupo de control, es imposible determinar con precisi√≥n los posibles beneficios y da√Īos de cualquier nueva terapia.

Actualmente hay alrededor de 400 estudios sobre Covid-19 registrados en el Ensayos cl√≠nicos, un departamento estadounidense que agrupa estudios internacionales, y varios de estos estudios eval√ļan la efectividad de medicamentos como la hidroxicloroquina.

En Brasil, un grupo de investigadores de grandes hospitales, incluido BP РEl Hospital de la Beneficencia Portuguesa de São Paulo, está llevando a cabo dos estudios para evaluar las terapias contra la infección por coronavirus. Estos estudios evaluarán la eficacia de los medicamentos hidroxicloroquina y azitromicina en diferentes grupos de pacientes, incluidos pacientes con presentación leve a moderada y otros con manifestaciones más graves.

Se estima que m√°s de 60 centros en Brasil reclutan pacientes para esta iniciativa y que dentro de tres meses se presentar√°n los resultados iniciales.

Adem√°s de la hidroxicloroquina, varios f√°rmacos mostraron actividad. in vitro contra el coronavirus, pero sin resultados s√≥lidos que justifiquen su uso en hospitales. Ante una pandemia, el uso de un remedio sin evidencia cient√≠fica debe hacerse en el contexto de que el beneficio es mayor que el da√Īo, y siempre como una √ļltima alternativa.

Y debemos tener en cuenta que, en estas circunstancias, no es posible afirmar que la supervivencia final del paciente se debió específicamente a la administración de ese medicamento, ya que faltan pruebas con precisión.

La verdad es que solo con la investigación clínica podemos determinar las mejores formas de salvar pacientes y superar Covid-19.

* El Dr. Fernando Ramos es médico de cuidados intensivos y coordinador de UCI en BP РA Beneficência Portuguesa de São Paulo, así como investigador en Coalizão Covid Brasil


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *