Hidratación en días calurosos: ¿por qué es importante ir más allá del agua corriente?





En los días de calor intenso, nuestro cuerpo pierde más agua de lo habitual.





Y no sólo agua: también perdemos más electrolitos.

Es decir, especialmente cuando estamos expuestos a altas temperaturas, asegurar una ingesta regular de agua y de algunos alimentos concretos puede ser una forma inteligente de asegurar una hidratación más completa y eficaz.

+ Lea también: ¿Cuánta agua necesitas beber al día?

Importancia de una adecuada hidratación en todas las etapas de la vida

El cuerpo humano está compuesto, en promedio, por alrededor de un 60% de agua. Este porcentaje puede variar ligeramente, dependiendo de la edad, el sexo, la composición corporal (cantidad de masa muscular) y el nivel de actividad física.

El agua participa en varias funciones de nuestro organismo, como regular la temperatura corporal, transportar nutrientes, eliminar desechos, controlar el volumen sanguíneo, la presión arterial y mantener la salud celular.

Por tanto, mantenerse adecuadamente hidratado es fundamental para promover la salud. Y aquí vale la pena advertir, especialmente para quienes se encuentran en edades extremas.





Continúa después de la publicidad.

Los niños, especialmente los más pequeños, todavía no tienen mucha conciencia de los signos de deshidratación, además de tener poca autonomía a la hora de buscar agua y otras bebidas. Los adultos deben prestar atención a la cantidad de agua que beben los más pequeños.

Las personas mayores sufren cambios fisiológicos, propios de la edad avanzada, que modifican la percepción de la sed y, por tanto, la ingesta de agua. Tienen una menor capacidad de almacenamiento y excreción de agua, por lo que también merecen una atención especial en relación a la hidratación.

En esta población, existe evidencia de que mantener una hidratación adecuada a largo plazo puede contribuir al deterioro de la función cognitiva.

+ Lea también: La ciencia de la hidratación

Hablando de la percepción de sed, este es el principal signo que indica deshidratación, pero no es el único. Entre personas con poca actividad física, como alguien que trabaja en una oficina bajo temperaturas controladas y refrigeradas, la aparición de dolores de cabeza o la producción de orina oscura y concentrada son indicativos de la necesidad de aumentar la ingesta de líquidos.

Por otro lado, en condiciones de actividad física intensa o de aumento de la temperatura ambiente, el sudor indica que estamos perdiendo agua, y también electrolitos importantes, como el sodio y el potasio. ¿Alguna vez has notado lo salado que es el sudor?

Continúa después de la publicidad.

Existen recomendaciones estandarizadas para el consumo de agua. Vea abajo:

  • Niños: 1,1 a 2,4 litros al día
  • Adultos y ancianos: 2 a 3,7 litros por día
  • Mujeres embarazadas y en período de lactancia: 2,3 a 3,8 litros al día

Sin embargo, como ya hemos dicho, la hidratación depende de muchos factores. Siempre que sea posible, el cálculo de la ingesta de agua y otros líquidos debe ser individualizado y realizado por un profesional.

salud-alimentos-nutricion-frutas-sandia-piña-naranja
Las frutas pueden ser buenas fuentes de hidratación.Foto: jcomp/Freepik

Cómo mantener una hidratación adecuada

Además de ajustar correctamente la cantidad de agua a lo largo del día, es importante considerar otros líquidos y alimentos que puedan contribuir a la hidratación y reponer electrolitos.

Vea una lista de algunas bebidas y alimentos que pueden ayudarle con esta misión:

1. Agua:

Agua pura y potable. Debe ser nuestra principal fuente de hidratación, ya que es una bebida sin calorías ni azúcares, además de imprescindible para mantener nuestras funciones vitales.

Continúa después de la publicidad.

Precaución importante: recuerda que el agua es insípida, inodora e incolora. Si notas color, sabor o algún olor en el agua, es señal de que puede estar contaminada y no apta para el consumo.

2. Agua de coco y jugos naturales

Los jugos naturales y el agua de coco se pueden ingerir con las comidas principales o por separado a lo largo del día. Aportan nutrientes importantes, como vitaminas y minerales, que normalmente se pierden con el sudor.

De hecho, consumir agua de coco es excelente para reponer los electrolitos perdidos, siendo incluso más recomendable su ingesta que los jugos.

Estos últimos deben consumirse con moderación, ya que tienen un mayor valor calórico y una mayor cantidad de azúcar, presente de forma natural en las frutas. En este caso, el consejo es beber zumo de frutas naturales diluido con un poco de agua para ajustar la concentración de azúcar.

+ Lea también: Intoxicación alimentaria: cuáles son los síntomas y cómo controlarla o evitarla

3. Frutas y verduras

Frutas como la sandía, el melón, la piña, la naranja, la mandarina y verduras como la lechuga, el pepino, el calabacín y el tomate son algunos ejemplos de alimentos que contienen mucha agua en su composición. Sólo la sandía, por ejemplo, tiene un 90% de agua.

Continúa después de la publicidad.

Además, estas frutas aportan vitaminas, minerales y fibra, especialmente si se consumen enteras y frescas, ayudando a reponer los electrolitos perdidos con el sudor. Esto justifica nuestro mayor deseo de consumir estos alimentos en verano.

4. Bebidas isotónicas

Las bebidas isotónicas son bebidas utilizadas generalmente con fines deportivos que ayudan a mantener un buen nivel de hidratación, reponiendo las sales minerales y electrolitos perdidos.

Además, estas bebidas contienen carbohidratos (azúcares) que ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre durante períodos más prolongados de ejercicio.

Pero las bebidas isotónicas deben ser utilizadas con precaución por quienes no practican actividad física. En días de calor extremo pueden resultar muy útiles, en estos casos se recomienda alternar su consumo con agua. También es bienvenida una conversación con su profesional de la salud sobre la toma de estos productos.

Resumen de ópera

Además de incorporar estos alimentos a tu dieta, es fundamental mantener hábitos saludables de hidratación, como consumir agua regularmente a lo largo del día, en pequeñas cantidades, incluso si no tienes sed.

Continúa después de la publicidad.

También se recomienda evitar el consumo excesivo de bebidas azucaradas y cafeína, ya que estas sustancias favorecen la deshidratación.

Recuerde siempre adaptar la elección de alimentos a sus necesidades individuales y, si es necesario, busque la orientación de un profesional sanitario.

*Este texto fue elaborado por Nutritotal en colaboración exclusiva con VEJA SAÚDE.

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
Telegrama

  • Relacionado
  • MedicamentoCólera: los riesgos y cuidados de la enfermedad que vuelve a crecer en el mundo17 de enero de 2024 – 11:01 a.m.
  • MedicamentoCáncer: al menos una cuarta parte de los casos se evitarían con hábitos saludables11 de enero de 2024 – 6:01 p.m.
  • Mente sana“Dormir bien puede ayudar a proteger tu cerebro”9 ene 2024 – 12:01
Publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *