Hicimos un Fecha Detox de ocho días. Y estuvimos cerca de controlar nuestra vida digital





Durante ocho días, seguimos nuestra huella digital por la computadora y el teléfono móvil para descubrir cuánta información personal está expuesta a terceros. Y conseguimos recuperar cierta privacidad.





Despu√©s de terminar mi sesi√≥n en todas las redes sociales y otras p√°ginas que hab√≠a abierto en el ordenador port√°til – algunas estaban abiertas hace meses – y de limpiar el historial del usuario navegador (aqu√≠, sent√≠ aquel escalofr√≠o a la hora de elegir la opci√≥n "desde siempre") estaba, seg√ļn el Data Detox Kit, lista para comenzar a seguir mi huella digital, la pista de informaci√≥n intencional y pasiva que cre√© al utilizar Internet.

El Data Detox Kit es un proyecto de Tactical Technology Collective, una organizaci√≥n sin fines de lucro con sede en Berl√≠n que "da formaci√≥n, conduce investigaci√≥n y crea formas de intervenci√≥n cultural que contribuyen al debate socio-pol√≠tico en torno a seguridad digital, privacidad y √©tica de datos ", como se presenta en el sitio. Es una de varias peque√Īas organizaciones y colectivos independientes que creen estar combatiendo el poder cada vez m√°s concentrado en manos de grandes organizaciones.

Hechas las presentaciones, manos a la obra. Comenzamos por Google, esa instituci√≥n tan intr√≠nsecamente enredada en nuestro d√≠a a d√≠a que se convirti√≥ en verbo. Siguiendo las instrucciones para el primer d√≠a, googlei mi nombre. Ana o ANA Brasil es simult√°neamente la Agencia Nacional de Aguas del Brasil, una organizaci√≥n no gubernamental creada para apoyar a ni√Īos pobres, una cantante brasile√Īa y una dise√Īador de moda entre mil otras cosas y personas.

No es necesario ser Madonna para tener curiosidad sobre los resultados que aparecen cuando ponemos nuestro nombre en un motor de b√ļsqueda -la mayor√≠a de nosotros ya lo habr√° hecho en alg√ļn momento-, por eso fue mucho m√°s interesante descubrir que existen sitios donde podemos investigar por fotos.





"He subido una foto mía que durante mucho tiempo sirvió de perfil en mi Facebook y, a diferencia de la mayoría de los usuarios del sitio, hice las figuras para encontrar algo macabro. Mi foto en un servicio de citas para transexuales en Japón o en un sitio de donantes de órganos, por ejemplo, afortunadamente, la realidad quedó por debajo de mi imaginación "

El TinEye, por ejemplo, es un sitio web utilizado por agencias de fotografía como Corbis o Associated Press para encontrar personas y sitios que estén usando sus fotos sin autorización. De la misma forma, cualquier persona puede hacer subir de una foto para el sitio que después encontrará Рo no Рla misma fotografía a ser usada en otros sitios y por otras personas.

Proced√≠a subir de una fotograf√≠a m√≠a que durante mucho tiempo sirvi√≥ de perfil en mi Facebook y, a diferencia de la mayor√≠a de los usuarios del sitio, hice las figas para encontrar algo macabro. Mi foto en un servicio de citas para transexuales en Jap√≥n o en un sitio de donantes de √≥rganos, por ejemplo. Afortunadamente, la realidad qued√≥ por debajo de mi imaginaci√≥n. La √ļnica cosa que TinEye encontr√≥ al lanzar su red en la vastedad de Internet fue un resultado en un motor de b√ļsqueda de personas brasile√Īas que sin embargo fue desactivado. Obscuro, pero aparentemente nada preocupante.

Seg√ļn Alessandro Acquisti, profesor de Tecnolog√≠a de la Informaci√≥n y Pol√≠ticas P√ļblicas en la famosa universidad estadounidense Carnegie Mellon, la cantidad de fotograf√≠as que compartimos en Internet est√° creciendo peligrosamente. "En el a√Īo 2000, se tomaron cerca de 100 mil millones de fotos en todo el mundo, pero s√≥lo una fracci√≥n fue colocada en Internet. En 2010, 2,5 mil millones de fotos fueron compartidas mensualmente s√≥lo en Facebook, la mayor√≠a de ellas identificadas ", explica el investigador italiano. En TED charla titulada "¬ŅC√≥mo ser√° el futuro sin secretos parece?" (¬ŅC√≥mo ser√≠a un futuro sin secretos, en portugu√©s), Acquisti explica el crecimiento exponencial de las fotos disponibles en Internet, junto con la incre√≠ble desarrollo de la capacidad del ordenador para reconocer a las personas fotos, est√° poniendo en peligro nuestra privacidad. A partir de una foto, la del Curr√≠culo por ejemplo, un potencial empleador puede encontrar en Internet otras fotos suyas que no fueron tomadas con el prop√≥sito de ser vistas fuera de su c√≠rculo √≠ntimo.

La pregunta que abre el segundo día del Data Detox puede parecer un poco exagerada al principio, pero rápidamente comienza a tener más sentido. "Casi todo el mundo utiliza por lo menos un producto de Google, pero será que usa tantos que permite a la empresa conocer mejor que nadie? Google es su BFF (mejor amigo para siempre, que en portugués significa "mejor amigo para siempre")?". Por supuesto que no, pensé, pero luego seguí las instrucciones del kit y fui a myactivity.google.com y vi todos los pasos que di en aquel día desde el momento en que me desperté hasta el momento en que estoy escribiendo.

Me gusta despertar y hacer caf√© mientras oigo canales de drama en Youtube. Nadie lo sabe – ni siquiera mi novio que est√° en la misma casa. Pero Google est√° muy cerca de mi obsesi√≥n por Jeffree Star porque – Espa√Īol – Google es propietario de Youtube. Y nos quedamos por aqu√≠ en lo que toca la informaci√≥n personal embarazosa.

Mirando los datos que surgen en MyActivity, puedo volver a crear todo lo que hice ayer. Los sitios a los que he estado aparecen como actividad en Google Maps, las cosas en las que estaba pensando y que se han investigado, los sitios y v√≠deos que he visto ya qu√© hora, de qu√© dispositivo y de qu√© ubicaci√≥n. Todas estas peque√Īas piezas parecen aparentemente no tener importancia, pero juntas revelan mi d√≠a y una parte de m√≠ – no necesariamente la que tengo inter√©s en mostrar a otros. Al final, "cualquier informaci√≥n personal puede ser informaci√≥n sensible" para otras personas, defiende Acquis.

De acuerdo con Google, s√≥lo puedo ver esta informaci√≥n, pero a√ļn as√≠ es con malestar que veo registros tan detallados de mi actividad. ¬ŅQue hacer? Puedo simplemente borrar la informaci√≥n que me est√° molestando o ir a Privacy Checkup y cambiar mis preferencias para limitar lo que Google puede registrar de aqu√≠ en adelante.

Cuando cambiamos las preferencias, claro que Google no quiere que limitemos el acceso a nuestra informaci√≥n. Los mapas van a funcionar menos bien, advierte el cuadro de texto que apareci√≥ sin embargo, la b√ļsqueda va a ser menos acertada y los resultados menos pertinentes. La idea que se refleja es que, para tener privacidad, tenemos que abdicar de algo a cambio cuando no tiene que ser as√≠. Quien lo defiende es Tim Cook, CEO de Apple que en una entrevista con Vice News a principios de octubre describi√≥ esta l√≠nea de pensamiento como falaz. "Algunas empresas quieren que la gente cree en la narrativa que dice que tienen que tener acceso a todos sus datos para que sus servicios funcionen mejor. No crean en eso ", advierte Cook.

En el momento en que estoy escribiendo, Google tiene el 72,37% del mercado de los motores de b√ļsqueda. Hay una ligera fluctuaci√≥n diaria que puede ser acompa√Īada a trav√©s de Net Market Share, pero nunca suficiente para hacer que Google siquiera parpadee. El Baidu ocupa el segundo lugar en la clasificaci√≥n de los motores de b√ļsqueda con unos m√≠seros el 13,94%.

El uso de muchos servicios y aplicaciones de Google implica estar constantemente dando informaci√≥n fresca y contribuir a su monopolio, por lo que Data Detox recomienda usar un motor de b√ļsqueda que no guarde sus datos para crear perfiles o generar ganancias. ¬ŅComo qu√©? "El DuckDuckGo, el Startpage y el Searx son buenas opciones", se puede leer.

Facebook es la red social más grande del mundo. No sólo por sus más de 2 mil millones de usuarios activos, sino también porque posee otras redes sociales como el Instagram y el WatsApp. No es por eso de admirar que el tercer día de Data Detox comience con una limpieza a nuestro perfil.

Si no utiliza Facebook, felicitaciones, su huella digital es mucho m√°s peque√Īa que la de cualquier usuario de esta red social. Si utiliza Facebook, pero conf√≠a en que no comparta nada demasiado personal, desenganche. No se trata s√≥lo de guardar para s√≠ las fotos del beb√© o la ubicaci√≥n del restaurante donde comi√≥ aquella deliciosa tosta con aguacate. La simple actividad de gustar de un puesto, las p√°ginas que siguen o incluso qui√©n acepta como amigo son datos que pueden ser utilizados para inferir con alto grado de precisi√≥n informaci√≥n tan sensible sobre s√≠ como su orientaci√≥n sexual, su religi√≥n, etnicidad o hasta qu√© vicios tiene. Miedo? ¬°Sin duda!

En las definiciones de privacidad de Facebook, restring√≠ el acceso a mis publicaciones (por defecto estaban p√ļblicas) y, muy importante, qui√©n me podr√≠a encontrar a trav√©s de una b√ļsqueda por mi e-mail o n√ļmero de tel√©fono m√≥vil, y qui√©n me podr√≠a encontrar a trav√©s de una b√ļsqueda en un navegador. Por el camino me di cuenta de por qu√© hubo unas cuantas personas que nunca consegu√≠ encontrar el perfil – porque no quer√≠an ser encontradas – y tambi√©n que hay mil definiciones de privacidad disponibles bajo nuestras narices. El hecho de que estas opciones de privacidad existan crea un argumento frecuentemente utilizado por las empresas que tienen mucha de nuestra informaci√≥n personal, como Facebook, de que la gente no le importa su privacidad. Pero, ¬Ņqui√©n se puede preocupar por algo sin saber antes de que su intimidad est√° siendo amenazada?

Después de la polémica que involucró a Cambridge Analytica, Mark Zuckerberg fue escuchado dos veces en el Congreso norteamericano

Todos hemos tenido un momento "Ahhh!" Cuando vemos un anuncio de pasta de dientes aparecer en una red social despu√©s de haber estado investigando caries. O m√°s evidente a√ļn, un anuncio de una marca aparece despu√©s de haber estado en el sitio para ver los productos que venden. La sensaci√≥n es la de estar seguidos y, en realidad, estamos.

rastreo es el t√©rmino que designa el proceso en el que diferentes empresas, llamadas de rastreadores, recogen datos sobre el usuario, lo que est√° leyendo y lo que le interesa, sin que la persona sepa que est√° ocurriendo. "El en l√≠nea rastreo es una parte integral del modelo de negocio de Internet y desempe√Īa un papel vital en una industria m√°s grande, que se beneficia con nuestros datos ", se lee en la p√°gina sobre el tema del tema Me and My Shadow, un proyecto de Tactical Tech Collective que quiere m√°s transparencia en la industria de datos digitales.

Al cuarto d√≠a, lleg√≥ el momento de desintoxicar a uno de los principales culpables de mi huella digital: mi navegador, el programa que utilizo para navegar por Internet – en mi caso, Google Chrome, pero otras opciones populares son Internet Explorer o Safari. Sin querer comenzar una discusi√≥n sobre cu√°l es el mejor navegador en el mercado, vamos directamente a la pregunta que interesa, navegador ¬Ņest√° por m√≠ o contra m√≠?

En el Panopticlick, un sitio que analiza la resistencia de uno navegador a las diferentes formas de seguimiento, veo que Google Chrome me vendi√≥ por treinta monedas de plata. Mi navegador no bloquea rastreadores invisibles ni anuncios que hacen rastreo. S√≠, es como un juego de Pacman con demasiados fantasmas a cerrar el cerco sobre nosotros. M√°s importante, mi Google Chrome tiene una huella digital √ļnica, es decir, es f√°cilmente reconocido y seguido por los diferentes sitios y otros rincones de Internet. La impresi√≥n digital es una combinaci√≥n de diferentes factores como el navegadorpero tambi√©n el ordenador, la zona horaria y hasta la lengua en la que operan. Puede ver lo √ļnico que es su huella digital aqu√≠.

"Ning√ļn navegador tiene una configuraci√≥n de privacidad por defecto (por defecto) que sea realmente privada por por defecto. La mayor parte almacena galletas, as√≠ como el historial de navegaci√≥n y otra informaci√≥n que se puede compartir despu√©s [com terceiros]", Advierte el bula de este d√≠a del Data Detox, antes de recetarnos algunas medidas de prevenci√≥n.

La primera medida es una bien conocida de cualquier empleado que utiliza un ordenador compartido en la empresa donde trabaja: la buena y vieja navegación en modo privado que permite ver las páginas menos profesionales en horario laboral con alguna protección. El Data Detox recomienda usar esta opción siempre que sea posible.

En una vertiente más técnica, me doy a instalar plug-ins, mini-programas que van a trabajar con mi navegador para hacer que mi huella digital más difícil de seguir. El Privacy Badger para bloquear rastreadores y HTTPS Everywhere que promete que mi conexión a sitios esté codificada siempre que sea posible. He repetido el análisis inicial a mi navegador y voilá!, la protección anti-tracking era mejor.

Parece imposible, por ahora, navegar por Internet totalmente inc√≥gnito. Nos queda por eso la opci√≥n de barajar, sea quien est√© intentando seguirnos el rastro. AdNauseam es una extensi√≥n que hace clic y disfruta de todos los anuncios que surgen en Internet mientras navegamos tranquilamente sin darse cuenta de que est√° trabajando entre bastidores. Sin una preferencia para guiar los clics, no es posible crear un perfil y el seguimiento se vuelve in√ļtil.

En una entrevista con Vice News a principios de octubre, el CEO de Apple, Tim Cook, defendi√≥ tambi√©n que "la privacidad es uno de los asuntos m√°s importantes del siglo XXI". Cook, que a principios de 2018 pidi√≥ m√°s y nueva regulaci√≥n para la industria de datos e informaci√≥n, subray√≥ el papel del tel√©fono en este brazo de hierro. "Estamos en una fase en que hay m√°s informaci√≥n sobre usted en l√≠nea y en su tel√©fono m√≥vil que en su casa. Es muy probable que su tel√©fono m√≥vil sepa lo que ha estado buscando en Internet, conozca a sus amigos y relaciones, tenga todas sus fotos … ¬°Piense s√≥lo en la magnitud de esta informaci√≥n! ".

Ya sea un iPhone o un Android, nuestro tel√©fono m√≥vil se ha convertido en un compa√Īero inseparable que, como tal, sabe todos nuestros secretos. Confiamos en √©l para indicar el mejor camino hasta donde queremos ir, para recomendar restaurantes y bares, para guardar nuestras memorias y conversaciones √≠ntimas. Por todas estas razones, el d√≠a 5 del Data Detox est√° sobre los tel√©fonos m√≥viles.

El recorrido es muy similar a lo que ya hicimos en el ordenador, lo que s√≥lo viene a mostrar cu√°nto un tel√©fono m√≥vil se ha convertido en una versi√≥n reducida de un port√°til. Hay que limpiar el historial del motor de b√ļsqueda y la navegaci√≥n en modo privado se recomienda. As√≠ como el cambio a un motor de b√ļsqueda "que promueva la privacidad". No hay un motor de b√ļsqueda apuntado como el m√°s amigable en lo que toca la privacidad, pero se subyace que es el Firefox Focus.

Los adictos al teléfono ya saben que un buen truco para ahorrar batería cuando se llega al 1% es apagar el Bluetooth y el Wifi, pero quedarán felices de descubrir que al hacerlo también están minimizando la información que el teléfono móvil está emitiendo. La ubicación es una "toxina" que el teléfono móvil está constantemente emitiendo, incluso cuando no lo estamos usando. Cualquier duda a este respecto se desvanece si pensamos en el mensaje de bienvenida que recibimos cuando aterrizamos en otro país. El Data Detox nos desafía a apagar los servicios de localización, a utilizar el modo de vuelo o dejar el teléfono en casa de vez en cuando.

Tal vez por adelantado en el Data Detox, tal vez por sentir una cierta abstenci√≥n – se acabaron los d√≠as de despreocupaci√≥n en l√≠nea -, comienza a haber alguna irritaci√≥n de este lado. Si no tengo nada que esconder, ¬Ņpor qu√© necesito preocuparme tanto por la privacidad?

Tengo 30 aplicaciones en todo en mi tel√©fono. El n√ļmero incluye aplicaciones que ya han venido con el tel√©fono y, de acuerdo con el Data Detox, me coloca en el nivel de exposici√≥n baja (entre 20 y 39 aplicaciones). M√°s que cualquier deseo de desintoxicar mi ser digital, es la capacidad de almacenamiento de mi tel√©fono m√≥vil que me ha hecho apagar varias aplicaciones. Los 16GB de capacidad que me parec√≠an una inmensidad desde hace dos a√Īos se llenaron de m√ļsica, e-mails y redes sociales.

A pesar de mi humilde n√ļmero de aplicaciones – se considera Alta Exposici√≥n alguien que tiene entre 60 y 80 aplicaciones en el tel√©fono -, estos iconos est√°n cargados de informaci√≥n muy personal. Este a√Īo, he decidido hacer algunos cambios importantes en mi vida que han sido muy ayudados por aplicaciones. En primer lugar, dej√© de fumar con un empuj√≥n Smoke Free. Estoy casi cumpliendo mi primer aniversario mientras no fumador y, a pesar de haber cumplido el programa, la aplicaci√≥n sigue dando una valiosa motivaci√≥n al calcular cu√°nto dinero he ahorrado desde mi √ļltimo cigarrillo. Despu√©s, para controlar la ansiedad y el peso que vinieron con mi nuevo estatuto de no fumadora, descargu√© a Couch to 5k que me ayud√≥ a ser m√°s activa ya disfrutar de la primera vez en la vida.

En cuanto a aplicaciones, menos es m√°s. A causa de la capacidad casi agotada de mi tel√©fono m√≥vil, el d√≠a 6 del Data Detox, me siento como el ni√Īo que ya sab√≠a de antemano cu√°l era el trabajo de casa y por eso hizo un brillo en la clase. No hay ninguna aplicaci√≥n en mi tel√©fono que no utilice con frecuencia y que no tenga una contribuci√≥n o funci√≥n importante para mi d√≠a a d√≠a. A estas, limit√© el acceso a mi ubicaci√≥n s√≥lo cuando se utilizan. Cuanto menos lo saben, mejor.

Tanto el Smoke Free como el Couch to 5K son aplicaciones gratuitas, creadas por el sistema de salud brit√°nico para supuestamente promover la salud p√ļblica. Aunque parezcan a la Madre Teresa de las aplicaciones, hay que recordar la vieja regla de Internet que advierte que "cuando un servicio es gratuito, no eres el cliente, eres el producto". Los datos recogidos por cualquiera de estas aplicaciones ser√°n extremadamente valiosos si se venden, por ejemplo, a empresas de productos de cesaci√≥n tab√°quica o que quieran desarrollar accesorios de carrera.

Vamos a pensar ahora en las muy populares aplicaciones de citas. El Tinder y el Grindr, por ejemplo, almacenan no sólo la información personal del usuario, sino que también registra conversaciones, localización, el tipo de personas que le interesan, orientación sexual y por ahí. La información que es, de acuerdo con un artículo de Tactical Technology Collective, después compartida con el Match Group, la empresa detrás de sitios como el OkCupid, Meetic, BlackPeopleMeet.com, Match.com, Par Perfecto y Tinder, entre otros, así como terceros que pueden vender esa información.

El hecho de que las aplicaciones puedan tener un aspecto comercial, que no es abiertamente divulgado, no invalida el impacto positivo o la utilidad que pueden tener. Por el bien que te quiero, perdono el mal que me haces? Tal vez, pero la elección tiene que ser aclarada.

Si es una de esas personas que siempre se ha querido ver por los ojos de los demás, el día 7 del Data Detox será divertido. En Ad Settings de Google, puede ver el perfil que Google ha trazado de usted, de acuerdo con su actividad y los temas que ha seleccionado como relevantes para usted o, mejor dicho, relevantes para la publicidad que se le muestra mientras navega por Internet.

A los ojos de Google, soy del sexo femenino, tengo entre 25 y 34 a√Īos, con intereses tan dispares como F√ļtbol Americano y Software de V√≠deo. Por supuesto que los diferentes pa√≠ses y ciudades que he visitado tambi√©n all√≠ est√°n porque nunca me resist√≠ a meter envidia a mis amigos compartiendo fotos de vacaciones o buscando la helader√≠a m√°s cercana en Google Maps. Afortunadamente, el perfil que Google cre√≥ de m√≠ no corresponde completamente a la realidad. Algunas caracter√≠sticas son correctas, pero, por ejemplo, nunca estuve interesada en ning√ļn tipo de deporte, mucho menos en F√ļtbol norteamericano. Buena suerte para la pr√≥xima, Google!

Trazar el perfil de un usuario es una pr√°ctica muy com√ļn tanto dentro como fuera de Internet. Cuando vamos a comprar, por ejemplo, la mayor parte de los supermercados y tiendas crear√° un perfil personal para percibir nuestros patrones de consumo e intereses y posteriormente hacer cambios a los productos que vende, a la altura en que hace las promociones y la cantidad de stock disponible en coherencia con los datos que ha recogido. En una tienda f√≠sica, la actividad se sigue cada vez que utiliza una tarjeta de fidelidad en Internet, los sitios que visita le siguen a trav√©s de galletas es de seguimiento, adem√°s del perfil que la persona pudo haber creado sobre ella misma.

Nuevo es inferir de un determinado perfil de consumidor lo que la persona va a necesitar en el futuro, con base en el patrón que presenta ahora. Es célebre la historia del hombre que perdió la cabeza cuando la hija adolescente recibió por correo cupones de descuento para artículos de maternidad para usar en Target. El hombre rápidamente se dirigió a una de las tiendas de departamentos (visualice una versión norteamericana de El Corte Inglés) para quejarse de la situación, pero, cuando días más tarde, recibió una llamada del gerente de Target a pedir disculpas por la situación, fue él quien tuvo que disculparse. Su hija adolescente estaba embarazada.

"Las personas pueden decidir no revelar ciertos detalles de sus vidas, como su orientación sexual o edad, sin embargo, esta información puede ser prevista en un sentido estadístico a partir de otros aspectos que ellos optar por revelar", puede leerse en un estudio de investigadores norteamericanos titulados "Trazos privados y atributos son previsibles a partir de registros digitales de comportamiento humano".

Lo que se puede predecir sobre nosotros tambi√©n permite anticipar c√≥mo reaccionar en una determinada situaci√≥n o qu√© cualidades valoramos m√°s. Estamos entrando en un campo de la Psicolog√≠a llamado Psicometr√≠a, dedicado a medir rasgos de personalidad, aptitudes y capacidades. "Inferir perfiles psicom√©tricos significa recibir informaci√≥n sobre un individuo que, antes, s√≥lo pod√≠a ser encontrado a trav√©s del resultado de pruebas espec√≠ficas y cuestionarios. "Cu√°n neur√≥tico es, hasta qu√© punto est√° abierto a nuevas experiencias o si tiende a ser conflictivo", explica un art√≠culo de Privacy International, una organizaci√≥n que defiende el derecho a la privacidad. El texto defiende que los perfiles psicom√©tricos est√°n siendo utilizados por entidades p√ļblicas y privadas para tomar decisiones sobre el precio del seguro de su coche, qui√©n va a ser promovido en su empresa o incluso en campa√Īas pol√≠ticas. Miedo? Yo estoy. Y parece cierto que es ese el objetivo este d√≠a de detox, que dej√≥ para el fin la lectura de varios art√≠culos que explican por qu√© nos estamos dando el trabajo de limpiar el sistema.

¬ŅCu√°ntas veces he pulsado el bot√≥n para aceptarlo galletas porque quer√≠a leer un art√≠culo sin nada que entrometerse? ¬ŅO concuerdo con t√©rminos y condiciones sin leerlos primero? Las elecciones se hacen a corto plazo, sin preocuparse por lo que puede venir despu√©s – despu√©s de todo, muchas otras personas han visto este v√≠deo o han comprado esta marca y nunca he o√≠do hablar de ning√ļn problema. Somos personas ocupadas, a vivir en un tiempo de constante innovaci√≥n e informaci√≥n. Pero, en lugar de intentar disculparnos, imaginemos c√≥mo ser√≠a si realmente leemos los t√©rminos y condiciones de una nueva aplicaci√≥n, por ejemplo. Para denunciar esta imposibilidad, Choice Australia, una asociaci√≥n australiana para la defensa del consumidor, pag√≥ a un actor para leer en su totalidad las 73.198 palabras que componen los T√©rminos y Condiciones del Kindle. Se necesitaron ocho horas y cincuenta y nueve minutos para leer todos los puntos.

"Cuando alguien le diga que 'la gente no quiere saber de privacidad', considere la opci√≥n de que el juego haya sido dise√Īado de forma que no puedan importarse con la privacidad. "Llegar a la conclusi√≥n que esta manipulaci√≥n existe es la mitad del camino hecho para ser capaz de protegerse", defiende Alessandro Acquisti, Profesor de Tecnolog√≠a de la Informaci√≥n y Pol√≠ticas P√ļblicas.

En su Ted Talk sobre un futuro sin secretos, Acquisti va a√ļn m√°s lejos al considerar esta concienciaci√≥n vital para el futuro de la humanidad. "Creo que la lucha por el control de la informaci√≥n personal es una de las batallas que definen nuestro tiempo. La batalla que va a decidir si esta enorme cantidad de datos ser√° una fuerza en favor de la libertad o algo que secretamente se utilizar√° para manipular. En este momento, muchos de nosotros ni siquiera saben que esta lucha est√° sucediendo, pero est√°, queremos o no ". Los √ļltimos ocho d√≠as me hicieron percibir exactamente eso.

Al final del Data Detox, al final de una dieta o un programa de X pasos para dejar vicio Y, el fin se supone que marca un nuevo comienzo. Por lo tanto, mi √ļltimo d√≠a fue el d√≠a de planear mi reiniciar (Restart). A partir de ahora, sin la ayuda del plan, c√≥mo voy a crear una rutina para limpiar regularmente mi historial y galletas, utilizar la navegaci√≥n an√≥nima en Google, cambiar entre diferentes navegadores e incorporar los muchos otros pasos que aprend√≠ en mi d√≠a a d√≠a. La respuesta es … No voy. De la misma manera que no voy a despertar a las seis de la ma√Īana para ir al gimnasio, ni dejar de poner az√ļcar en el caf√©. Pero estoy alerta y voy a intentarlo. Steve Jobs resumi√≥ el problema a la perfecci√≥n cuando dijo que la privacidad significa que la gente sabe en qu√© se est√° poniendo ". Y para ello, los cambios tienen que suceder de ambos lados. Puede hacer su Data Detox en l√≠nea aqu√≠.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *