Hemos jugado al bingo de la Web Summit y casi hemos ganado





En mi primera noche viviendo en Inglaterra, me llevaron al Bingo. No percib√≠ las reglas y en menos de diez minutos ya hab√≠a hecho figura de tonto. Herman Jos√© en un hogar de la Santa Casa no consegu√≠a poner 150 octogenarios con l√°grimas en los ojos de tanto re√≠rse como aquel m√≠o metida de pata se puso en un pub de aldea. ¬ŅPor qu√© os cuento esto? Primero, para que se comprenda mi ineptitud: todo el mundo sabe las reglas del bingo, todo el mundo las comprende a la primera. Muchas personas comprenden las reglas del bingo sin que se les haya explicado. Es tan simple. Tenemos una lista de n√ļmeros (o de √≠tems) y vamos a confirmar si se suceden o no.





En segundo lugar, porque la Web Summit es una especie de juego de bingo. Si conseguimos llenar todas las casas, y eso sucede en todas las ediciones, pueden ponerse encima de la mesa, tal como lo hice aquella noche que pas√© en un pub de aldea – a pesar de que se lee s√≥lo tres n√ļmeros. Pero llega de hablar de mis h√°bitos de bebida.

Mensajes inspiradores: Esta fue tan f√°cil como predecible. Todav√≠a no hab√≠an pasado cinco minutos y ya estaban comenzando los masajes de ego tan protocolares como innecesarios. Imaginen un p√≥ster motivacional narrado por Saint Paddy en persona, el milagro a quien un partido en particular hace ofrendas generosas. "Hay aqu√≠ personas especiales. Hay aqu√≠ personas excepcionales. Hay aqu√≠ personas que van a cambiar empresas, ciudades y el futuro. Estas personas son ustedes ". Ser√≠a m√°s honesto si dijese que hab√≠a all√≠ algunas personas que iban a hacer todo, pero que la mayor√≠a no pasar√≠a de la cepa torcida. Y nada hay de malo en eso. As√≠ parece s√≥lo un anuncio de Benetton, s√≥lo que en vivo y para una generaci√≥n que ya no percibe esta referencia. Esto o la inauguraci√≥n de un lagar de aceite en el Parque das Na√ß√Ķes.

Icebreakers tontos: Obvia también y bastaron diez minutos. Paddy Cosgrave interrumpe su discurso para pedir a toda la gente que se levante de la silla y se vaya a presentar a tres personas diferentes. No me encontré con este tipo de sugerencias desde que fui irónicamente a una misa de la IURD. Hay algunas ideas para los próximos:

  • Vaya a buscar a una persona con quien nunca has hablado para darle un abrazo;
  • Tira tres selfies con alguien que nunca viste;
  • Ofrece un calcet√≠n a la siguiente persona que oye hablar de blockchain;
  • Confunde diez milenios, dici√©ndoles que est√°s desarrollando una especie de iPhone anal√≥gico, que s√≥lo funciona conectado por un hilo a una pared;

Introducciones inc√≥modas: Compruebe! Quiz√° cuando menos se esperaba, pero donde lo mejor. Tim Berners Lee a ser presentado con una especie de atestado de desconocimiento, un v√≠deo en el que entrevistaron a varios j√≥venes a responder a la pregunta "¬Ņqui√©n invent√≥ Internet?" Las respuestas variaron entre Steve Jobs y Siri. El mensaje parec√≠a ser "nuestro invitado de honor no dispensa presentaciones, de todo, porque nadie lo conoce." No me parece que sea la forma m√°s delicada de saludar a una de las personalidades m√°s influyentes de nuestra era y la cabeza de cartel de esta especie el festival, pero me parece algo que suceda, ve, all√≠.

Tim Berners-Lee a hablar con Laurie Segall, CNN, en el escenario principal de la Web Summit





Alguien hablar√° en hashtags: Otra sorpresa del hombre m√°s desconocido del mundo: entre tantos j√≥venes que subieron al escenario, fue este se√Īor – Tim Berners Lee – el primero en gritar una hashtag para el micr√≥fono (#FORTHEWEB). Afortunadamente, usted no padeci√≥ de la gran maleta contempor√°nea, ustedes saben, cuando la persona s√ļbitamente dispensa los a√Īos de escolaridad obligatoria o cualquier especie y respeto por que el / la lee y pasa a escribir # hashtagscomosefossemfrasesequemquiserquienquesequemenquisemtemporar. Hagan un Live Aid para resolver esto. Peque√Īo aviso a los lectores menos j√≥venes de esta publicaci√≥n: nunca cruzen los dedos para imitar el s√≠mbolo mientras dicen h√©sht√©gue. Creo que le podemos llamar un pecado cardinal.

acentos: En contra de lo que se esperaba ya lo que nos hab√≠amos acostumbrado, el primer invitado con un acento bien marcado no fue Antonio Costa, ni siquiera el se√Īor Marcelo, sino el Ministro del Digital Franc√©s. Bonito: vienen a ac√° para robar los lugares en los El√©ctricos, comprar nuestros edificios devueltos, y ahora hasta nuestra imagen de marca en la Web Summit llevan. En este campeonato, Guterres, teniendo "un peque√Īo canta" no nos ha defraudado y el propio Primer Ministro ha mostrado todo el portugu√©s que le gustaban a probar, pero resulta caro como doce meses en el Consejo Brit√°nico marcan la diferencia.

Momentos #METOO: No sé si fue distraído con lo que se estaba pasando en el escenario o si este enorme Sir ya había bebido unas copas de Sherry para enfrentarse a la audiencia, pero cuando la periodista Laurie Segall de CNN le hizo una pregunta un poco política, la respuesta de él fue tratar de agarrarse a ella y llevó una llegada a allí, como en el Urban nadie lleva.

(Por lo dem√°s, si me permiten una nota un poco m√°s seria, todo el evento inaugural tuvo cuidado en poner tantas mujeres como hombres en el escenario, fue notado y debe ser alabado.)

Fuck Trump: no hubo un momento Robert De Niro, lo que deja pena. Pero Darren (esperan sólo un segundo, voy a copiar su nombre a Google que esto no va allí) Aronofsky, deja un mensaje para los estadounidenses en la audiencia: no voten en personas que creen en la tecnología detrás de Twitter, pero no en el resto de la ciencia. Sick burn, bro. Después se admira que los demócratas llevan en la pala.

Personas que creen que estamos aquí para escuchar conversaciones serias: Desafortunadamente, los cromos repetidos no dan bonos porque tanto Lisa Jackson y António Guterres sumergieron un poco más de fondo en los temas sobre los que hablaban. Al cabo de siete minutos ya toda la audiencia estaba confirmando por tercera vez cuántos temas es que la foto del badge de la Web Summit había logrado. Pocos, obviamente. Ya decía el otro: send nudes.

Lisa Jackson, de Apple, llamó la atención sobre las temáticas de educación y sostenibilidad de la tecnología

Alguien va a celebrar los diez a√Īos: Seguro. No acababa sin esto. Pero fue m√°s discreto de lo que est√°bamos esperando. Pensando bien, es una edad hermosa. Si buscamos un paralelismo con una persona, es aquella fase de la construcci√≥n de una personalidad que alterna entre lo insoportable y lo embarazoso. Meteorol√≥gicamente hablando, es cielo muy nublado con algunas abiertas.

La puntualidad Inglés: Por un lado contábamos la apertura retrasada media hora Рno retardada Рo al menos alguien tuvo que hacer un período de espera para ganar tiempo durante políticos portugueses dejar el ratón y, en el parque de las Naciones, no hemos tenido, lo que no deja de ser sorprendente si piensan que con tres de ellos invitados, la probabilidad era inmensa. Por lo menos los otros miembros del ecosistema portugués no nos defraudó: Se invitó a subir al escenario en el momento de "botón" y sólo había alrededor de diez que llegó a tiempo. Y pensar que esta figurita fue en tiempo presentada como el corta-cintas. Al menos el cognado era divertido. Ahora es el primer botón. Triste.

Momento Mar√©s Vivas: A las 20.03, Ant√≥nio Costa sube al escenario. "Est√° de camisa y corbata, lo que para los fans de esta Web Summit Bingo son buenas noticias: ya s√≥lo falta la posibilidad de que el primer ministro y la suya s√©quito , que se ha convertido en una de las m√°s antiguas del mundo. Con un poco de suerte, se inspiran en aquel amigo que s√≥lo usa hechos una vez al a√Īo y acaban con la corbata atada a la frente. Pero el discurso empieza a dar se√Īales de que va a acabar y a√ļn la corbata continuaba puesta. Hemos guardado esperanzas hasta el √ļltimo minuto, pero nada. Todav√≠a sentimos que nos hab√≠a dado una segunda oportunidad cuando Medina fue llamado al escenario, pero √©l apareci√≥ sin corbata y con un poster del Fern√£o de Magallanes en las manos, lo que fue s√≥lo extra√Īo. Tuvimos la √ļnica segunda oportunidad de revivir aquella sensaci√≥n de cuando ten√≠amos una clase de Historia en el √ļltimo per√≠odo del viernes.

Es medio agridulce estar tan cerca, pero tan lejos, del Bingo. Ahora sé cómo se sienten todas esas nuevas empresas portuguesas que iban a pasar Рhasta que sucedió caca.

* Francisco Peres escribe artículos a hacer poco de anglicismos pero tiene como títulos profesionales las palabras freelancer, copywriter y content estratega. Hasta la fecha de publicación de este artículo trabajaba con varias startups, pero sospecha que eso está a punto de cambiar.

√önete al Observador en WhatsApp

Le contamos todo sobre la Web Summit

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *