Hay una tienda en el palacete (y otros cuatro buenos motivos para gastar el subsidio)





Rua do Carmo, 88, Lisboa. 21 588 9660. De lunes a domingo, de las 11h a las 20h

Los mismos aventureros que, hace diez años, trajeron Páez desde Argentina a Portugal, acaba de abrir una tienda para aquellos que gustan de descubrir nuevas marcas. El escalón tiene una misión exigente por delante. Además de estar en pleno Chiado, ocupa una Logia con Historia, anteriormente habitada por la Librería Aillaud & Lellos. Del interior quedó casi todo, incluyendo la columna central, el panel en vidrio y hasta el amor a los libros. En las estanterías y expositores, se cuentan decenas de lomos. Por ahora, son meros elementos decorativos, pero pronto habrá una selección hecha por Matilde Campillo, una amiga de la casa, así como una agenda de lecturas y lanzamientos a recordar los viejos tiempos del número 88 de la Rua do Carmo.





Pero nos enfocamos en la cesta de la compra. Además de las alpargatas argentinas, que aparecieron sólo para aprovechar las primeras semanas de la tienda, Carlos Coutinho y Ricardo Ortigão Ramos, los dos socios responsables de la tienda, trajeron la tan deseada Superga. Claramente, era una de esas marcas que, vuelta y media, farejábamos en líneao que, en las idas al extranjero, penábamos hasta encontrar. Para el Escalón, vinieron los clásicos y los modelos con purpurina. Las gafas y relojes de Komono ocupan una buena parte de la tienda, los tenis ejecutivos de la española Muroexe y las mochilas alemanas de Ucon completan la lista de básicos.

No sólo de compras y libros vivirá el Escalón. La relación con las artes plásticas también se quiere bien cultivada, la empieza por los escaparates que están sobre la entrada. No llega a ser una open callpero hay, ciertamente, apertura para ideas originales.

La nueva tienda multimarca de la calle del Carmen © Divulgación

Avenida da Liberdade, 193, Lisboa. 21 052 2370. De lunes a domingo, de las 10h a las 20h

Hay tiendas y tiendas. Unas donde se va con el propósito exclusivo de hacer compras, otras que valen el paseo y donde entra por el simple placer de mirar, mover y fotografiar. Sin querer arruinar el negocio de la cadena española, la nueva flagship store de Massimo Dutti es un gran ejemplo de esta segunda categoría. El mérito de la marca comienza luego con la elección del propio espacio, un palacete de finales del siglo XIX, clasificado como Monumento de Interés Público y que, en tiempos, ya albergó organismos públicos. Ahora, después de la intervención del arquitecto español Lázaro Rosa-violán, responsable del proyecto del restaurante JNcQUOI, hasta parece que una familia muy rica volvió a ocupar el edificio.

La tienda se distribuye por tres pisos – planta baja, sótano y primer piso – y, como cualquier residencia burguesa que se prece, está compuesta por una sucesión de salas, salones y salitas, decoradas, no como si fueran una superficie comercial común, sino como una verdadera casa. Las piezas de diseño, antigüedades, expositores de madera, metal, cuero y corcho hechos a medida, sofás y sillones parecen haber sido allí puestos para ser protagonistas de un catálogo de decoración. Pero no, las estrellas siguen siendo las ropas y los accesorios. La tienda se divide esencialmente entre dos secciones: la masculina y la femenina. La primera tiene un salón reservado al servicio de sastrería. En el sótano, hay una sala, la antigua cocina de la casa, sólo para los perfumes de la marca española. En el primer piso, hay otro extra: una sala dedicada a la editorial alemana Taschen, con una pared llena de libros.





En la parte trasera del edificio, hay un jardín privado, espacio que sorprende hasta la clientela más difícil de impresionar. La tecnología no quedó fuera. Los espejos son inteligentes y reconocen cualquier pieza de la tienda, basta con acercarla. Además de tamaños, colores y composición, el cliente tiene acceso a catálogos, piezas similares o complementarias e incluso a artículos que, eventualmente, no estén disponibles en la tienda. Los probadores también son inteligentes. ¿Quién nunca tuvo que venir a mi de la tienda descalzo, sólo para pedir el tamaño arriba? En la nueva Massimo Dutti, no será necesario (por un lado, por desgracia). Sin salir del cubículo, puede pedir la tienda entera, alguien le golpeará a la puerta con lo que necesita. El rol de ideas espermatáreas se completa con el servicio "Scan & Shop". Es posible arruinar la cuenta bancaria y salir sin una sola bolsa. A través de la aplicación de la marca, puede registrar todas las piezas que quiere comprar, pagar de forma remota y pedir que entregue donde entiende. Pero atención, siempre puede entrar sólo para ver. Vale la pena.

la flagship store Massimo Dutti ocupa un palacio construido en el siglo XIX en Lisboa © GUSTAVO GALHARDO FIGUEIREDO

Rua da Misericordia, 94, Lisboa. 21 596 8238. De lunes a domingo, de las 10h a las 20h

Esto de los tenis, como sabemos, puede ser una fiebre. Hay quien hojea la Internet hay demanda de esa edición especial. Hay quien intercambia pares con desconocidos como quien cambia cromos para completar el cuaderno, con una diferencia – la libreta de un coleccionista de tenis (o zapatillas, si lo prefiere) nunca se completa. Después de 14 tiendas en centros comerciales, Extreme Urban Footwear abrió la primera tienda de calle en pleno Chiado. Lo llaman Sneaker Premium Store y promete tener los modelos que el mundo está buscando.

La selección de marcas entusiasma a cualquier apreciador del calzado deportivo – de las clásicas Adidas, Nike y New Balance al fenómeno Fila -, aunque la nueva tienda también tiene espacio para algunos expositores de ropa y accesorios de Estpack y de la Nueva Era. el espacio quiere apostar en ediciones limitadas y colaboraciones, de aquellas que no se encuentran a la vuelta de la esquina.

Extrema urbana calzado abierto en Chiado y es la tienda de una cadena portuguesa 15a © Divulgación

Y en el caso de las mujeres. 25 384 4233. De martes a sábado, de las 10h a las 10h

Lo sabemos gracias a la Portugal de manera muestra el calendario. Ahora, Carla Puentes acaba de abrir su primera tienda, un espacio híbrido, donde, además de recibir clientes, la diseñadora montó un taller que divide con el hermano, el arquitecto João Pontes. Tener un punto de venta propio era un deseo de hace algún tiempo que ahora se materializó en Barcelos, donde la criadora vive y donde ya trabajaba. El año pasado, Carla ya había probado la idea a través de una pop-up store. Su diseño, caracterizado por líneas simples e intemporales, se basa sobre todo en la elección de los materiales, mallas y tejidos termocolados, posicionándose por encima de las tendencias corriente principal.

Esto se nota en la nueva tienda. Junto con la actual colección, hay piezas de estaciones anteriores y todas ellas continúan presentes. A diferencia de muchos otros diseñadores portugueses, Carla Pontes ha vendido principalmente en Portugal. Sólo en la última estación es que un gran pedido superó el volumen de ventas en el mercado interno. En Lisboa y Oporto, la marca fundada en 2012 está presente en varios puntos de venta, incluida la Feeting la habitación, la Scar-id y PANAMAR.

Carla Puentes creó su propia marca hace seis años. Ahora, abrió su primera tienda © Divulgación

En el caso de las mujeres. De martes a sábado, de las 11h a las 19h

A principios del año, Helena Coelho y Joana Duarte -la ex-maniquí y la actriz, precisamente- montaron una tienda en el Instagram. Pero no era una tienda. Smoky Olive nació para ser un escaparate de moda vendimia y, con el tiempo, mostró tener un toque de los años 70 y un apetito especial por el estilo occidental. Ahora, el proyecto de la dupla ganó un espacio físico, que es también una apuesta en la descentralización. En Setúbal, Helena y Juana abrieron una tienda donde hasta la fachada condice con el estilo de la ropa.

A través de viajes e investigaciones en línea, la ex modelo y presentadora fue reuniendo piezas, entre ellas vestidos vaporosos, chalecos bordados y blusones con franjas. Ahora, la tienda que abrió en su tierra natal respira la misma estética. Además de ropa, Smoky Olive también tiene maletas y otros accesorios, todos ellos despojados por las propias socias.

Smoky Olive, la tienda vintage de Helena Coelho y Joana Duarte © Divulgación

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *