"Hay que cantar cada coma". ¬ŅDe d√≥nde viene todo este fado de Sara Correia?





Tiene 25 a√Īos y un nombre para decorar. La nueva voz del fado se estrena el 14 de septiembre con un disco hom√≥nimo, pero ya lo present√≥ en el escenario. Hemos estado con Sara Correia, antes, durante y despu√©s del concierto.





Son las cinco en punto y la plaza del ayuntamiento es más activo etapa de la prueba de sonido de Lisboa. Son los turistas que dan descanso a las sandalias, los lisboetas que, salidos del trabajo, aprovechan el reposo sin consumo mínimo. Y todo ello incluido por la guitarra Diogo Clemente, guitarra portuguesa Angelo Freire, la guitarra-bajo Marino de Freitas y percusión Vicky Marques. Y en el caso de que se trate de una de las más importantes de la historia de la humanidad, el Papa Benedicto XVI, contenida en el esquema de la calle de Lisboa.

En el caso de Sara, la voz de Sara sal√≠a de lo que era un mero soundcheck casi se convirti√≥ en concierto antes del concierto propiamente dicho, los aplausos se multiplican, los dudosos se pasan, el viento cambia. Pero no todos estaban all√≠ al azar. Nosotros, cierto, que ya antes hab√≠amos escuchado el disco y ya hab√≠amos hablado con la fadista; y Levi Condinho. ¬ŅQui√©n? Pregunta bien, pregunta bien.

Al final del soundcheck, este hombre de 77 a√Īos se levanta de su lugar en la segunda fila donde ya estaba sentado cuando llegamos y va hasta Sara dici√©ndole que fue "fant√°stica" y pedir un merecido aut√≥grafo en su cuaderno. Y este no es un cuaderno cualquiera, es el 65¬ļ de la serie de Levi, un mel√≥mano que tiene recortes de peri√≥dicos, cr√≠ticas, aut√≥grafos, boletos de m√ļsicos que vio en vivo. "Tengo aqu√≠ las cr√≠ticas de todos los maestros que vi en Gulbenkian, me gusta la cl√°sica, el jazz y el fado. "Es la primera vez que oigo a Sara, creo que ahora los instrumentos estaban a sofocar un poco la voz, pero ellos lo golpean pronto, aunque bueno, su voz es magn√≠fica, as√≠ que me quedo en la segunda fila", admite.

[‚ÄúFado Portugu√™s‚ÄĚ, por Sara Correia:]





No es s√≥lo Levi Condinho que necesita conocer mejor Sara Correia. Necesitamos todos. Naci√≥ en Marvila, tiene 25 a√Īos, una vida en casas de fado y una voz que va de aqu√≠ a la Luna. Y este disco hom√≥nimo, tocado √≠ntegramente en este concierto, es, al final, casi su primer disco. Casi.

He encontrado un disco suyo en Internet llamado "Destino". Este es su primer disco, ¬Ņverdad?
Sí, eso fue un premio, cuando gané la Gran Noche del Fado, en 2007, además de la estatuilla ofrecían también el primer disco. Fue grabado en un día, acepté de partida, va a quedarme siempre en mi historia y marcó aquel momento.

En 2007 tenía edad?
Trece? Creo que es eso. Es un disco con diez o once canciones, no recuerdo bien, soy muy despasado.

¬ŅA los trece? Anda en esto desde hace mucho tiempo.
S√≠, canto hace quince. Comenc√© a trabajar muy temprano en casas de fado … trabajar, bueno, no es bien trabajar porque hago lo que me gusta. Con diez a√Īos ya cantaba en casas de fado el fin de semana.

¬ŅC√≥mo lleg√≥? ¬ŅSu familia ya era del fado?
S√≠, voy a los hadas desde mis tres a√Īos. Y aqu√≠ empieza la historia: mi t√≠a gana la Gran Noche del Fado en 1997 y yo en 2007. Es curioso. Me acuerdo de ser chiquita, y esto que voy a contar es incluso ver√≠dico: mi t√≠a cant√≥ a las seis de la ma√Īana y en aquella √©poca no se venci√≥ la Gran Noche del Fado por jurado, era por palmas. Nos quedamos dormidos en el Coliseo, aquello era de las nueve de la noche a las nueve de la ma√Īana.

No fueron pocas las madrugadas. Vino, jarabes, bocadillos y vozeirones. Un cuarteto que ya demostró ser un bello formador de fadistas en esta ciudad. Además de la tía, Joana Correia, mujer esencial en el trayecto de la sobrina, que siempre la cargó por el brazo, que siempre la dejó escuchar, hubo otra persona fundamental: Armando Tavares. Un hombre que tiene una escuela de fado en Chelas y que todos los días a las nueve de la noche iba a buscar a Sara la casa para meterla a cantar. Así como si fuera entrenar, como si fuera, como tantos otros, al karate o al ballet, con las debidas diferencias, claro, hasta porque sus golpes eran otros.

Y las compa√Ī√≠as – nada contra los compa√Īeros del balonmano, si est√°n leyendo esto, por favor, no se ofendan – mejores. Y en el caso de que se trate de una de las m√°s importantes, Se sirvi√≥ a las mesas, abri√≥ botellas, arregl√≥ toallas, estuvo all√≠, en el fondo, estuvo all√≠, todas las noches. Y aunque todos somos conscientes de la era digital, de las ventajas de Internet, estar all√≠ es otra cosa. Es en las casas de hadas que todo se da.

La portada del álbum "Sara Correia" (Universal, edición a 14 de septiembre)

Es casi como un arquitecto que, no consiguiendo un trabajo como arquitecto en un determinado taller, va allí como recetario.
Exactamente. La casa de los hadas es la iglesia de cualquier fadista, allí es que sucede todo, puedo tropezar, puedo llevar el jar al contrario, como hice en la Gran Noche del Fado.

¬ŅY despu√©s de eso empez√≥ a utilizarlo siempre al rev√©s?
No, pero he usado muchas cosas al revés, es parte de mí.

¬ŅC√≥mo fue el per√≠odo desde la victoria en la Gran Noche del Fado en 2007, hasta ahora, donde va a editar el primer disco a la hora y en el momento en que su trabajo ha sido bastante elogiado.
Hace unos cuatro a√Īos empec√© a pensar en hacer un disco. Pero pens√© que a√ļn no estaba lista. Un a√Īo despu√©s, el Diogo Clemente, que me conoce de ni√Īa, me dijo que cre√≠a que estaba en ese momento. Entonces fueron tres a√Īos un poco largo, la investigaci√≥n fue intensa, lo que se va a grabar, lo que se va a decir, lo que quiero para m√≠.

¬ŅCu√°ndo ocurre el momento de viraje en medio de esto?
En el caso de que se trate de una persona que no sea de su familia, no se le ocurrirá. Y juro que no sabía que allí estaba alguien de la editorial. Llegué allá y vinieron a hablar conmigo. Marcamos una reunión y aquí estoy yo.

"No, voy a misa (casa de fados) todos los domingos, necesito ir, todos los fadistas necesitan, es donde realmente sucede hada, no hay una alineación, las cosas suceden naturalmente, así que no voy a dejar de ir."

Aqu√≠ est√° ella misma, ya despu√©s de la cena, ya a ser maquillada, con un equipo gigante a su alrededor, vestida de blanco. Y, admitimos, un rostro de tensi√≥n, que confiesa ser ansiedad, como si tuviera un secreto enorme por contar y a√ļn no fuera hora, aunque sea siempre m√°s arduo para quien va a contar que para quien va a o√≠r.

Desciende las escaleras, sube al escenario y se desv√≠a toda, es decir, agarra el micr√≥fono y all√≠ va la ansiedad, poco a poco, a la viola. "Canta" Cuando el fado pasa ", uno de los singles ya conocidos de su disco, para una plaza del Municipio a la pinha, mucha gente de pie, otra montada en la estatua que ni Benfica campe√≥n. Y los que estaban s√≥lo de paso y dejaron de estar, tama√Īo es el calor y la amplitud de la voz – si esto fuera de apuestas, porque a√ļn no conseguimos estar en dos lugares al mismo tiempo, dir√≠amos que se debe o√≠r en el muelle de Sodr√©. Si para decir que el fado no s√≥lo pasa como vino para quedarse.

Y esta es s√≥lo una peque√Īa muestra de la nueva vida de Sara Correia, mujer sencilla y humilde, con ese humor osado, casi desbocado, de quien tiene pocos problemas en decir lo que piensa. Si pensamos que ya le piden aut√≥grafos y que oye "bravos" intensos y "esta todav√≠a es mejor que la de la semana pasada, gran fadista" oriundos de la segunda fila, aquel refugio de la casa de fados, el aqu√≠-estoy c√≥modo, la luz tenue, se disipar√° ante los reflectores. Es otra velocidad, hay m√°s fotos y paradas para los besitos, eso ciertamente.

[‚ÄúQuando o Fado Passa‚ÄĚ:]

Dice que la casa de los hadas es como una iglesia para un fadista. En este momento Sara est√° soltando un poco la iglesia, ¬Ņverdad?
No, voy a misa todos los domingos. Necesito ir, todos los fadistas necesitan. Es donde sucede realmente hada, no hay una alineación, las cosas suceden naturalmente, así que no voy a dejar de ir, siempre que tenga un poco.

Lo que digo es que su agenda est√° seguramente m√°s llena, ensayos, entrevistas, promoci√≥n. ¬ŅC√≥mo est√° manejando esto?
Mira, estoy muy feliz. Claro que es agotador, sobre todo de la voz, pero siempre ha sido lo que quise, así que estoy preparada y vamos a eso. Estoy bastante ansiosa, apenas puedo dormir, son demasiadas cosas.

Y ha sido presentada como la nueva gran voz del fado, cosa que no es nueva.
Y va a volver a suceder. No sé, si quieres que te diga, ni sé. Todavía estoy percibiendo esto todo, pero es maravilloso, quiero, si es posible, contaminar a las nuevas generaciones, que ellas vengan en busca del fado.

Al mismo tiempo hay una gran estrategia comercial, que est√° siempre en busca de esa nueva voz. ¬ŅComprende que est√° dentro de esta l√≥gica?
Claro, pero no dejo de ser fadista. No estoy muy preocupada por eso, sé lo que puedo transmitir a la gente. En cuanto a este lado, conviene que exista, porque es una ayuda efectiva para mí.

Cuanto más hada más emoción. Esta es una especie de estreno para Sara Correia en conciertos de esta dimensión y es la propia que advierte que va a intentar "no llorar para no borrar la pintura". Los temas del disco (que se hacen de clásicos como "El Fado Nació un día" pero también de nuevas composiciones) van surgiendo, "Ahora el Tiempo", "Zé Maria", "Vino a Saudade". La tensión va huyendo. La artista está ahora ligera y suelta, baila, pide palmas, sonríe. Nos queda, como ya había quedado cuando oímos el disco, la canción "Mi buen aire", que es otra cosa que no falta a Sara Correia: mucha pinta.

¬ŅEs importante tener un "buen aire"?
Muy.

¬ŅY crees que tienes?
A veces. Hay una ma√Īana en que dudo bastante.

Por la ma√Īana no cuenta.
Menos mal. Esta canci√≥n, "Mi buen aire", es una letra de Diogo Clemente por la que me apasion√© de primera. Hay all√≠ una historia m√≠a … no importa, todos hemos pasado cosas que nos dejaron tristes, m√°s abajo, ya m√≠ me interesa hablar del amor, ese amor dif√≠cil.

¬ŅHay un f√°cil?
¬ŅUn amor? S√≠, el de ahora es bueno. Bueno, por ahora estoy bien, tengo 25 a√Īos y estoy bien. Mi historia de vida no es muy f√°cil, pero pronto, eso me dio madurez antes, probablemente no cantar√≠a as√≠. Por lo tanto, mi buen aire es s√≥lo de vez en cuando.

Aquí tendremos que discrepar. Diríamos antes que el buen aire, incluso cuando da esas respuestas, indican que es una mujer sin tretas, está allí siempre. Ah, y conviene no olvidar, la voz también está allí siempre. En los hadas más tristes y tradicionales, que componen una significativa parte del disco, ya sea en arreglos más movidos, hacia un enfoque más pop del fado. Aunque estas desviaciones están presentes en el disco, que quede claro Рsi no cree basta con llegar a las próximas líneas Рque Sara Correia es más del equipo del fado tradicional.

"Es necesario cantar cada coma, no todos tienen que hacer esto así, pero para mí es así que debe ser hecho. Creo que la nueva generación de fadistas podía buscar más las casas de fado, los fadistas conceptuados, los que se sientan a nuestro para ayudarnos. "

¬ŅCrees que corre el riesgo de asustar a algunos conservadores, con estos temas m√°s alegres?
Tal vez. Pero se nota, hay cosas con las que tampoco estoy de acuerdo. Crecí con gente que tenía algunas reglas, pero las cosas han ido evolucionando. La Amália Rodrigues hizo todo, no vengo aquí inventar nada. Pero no tengo miedo, me gusta mi trabajo y eso es lo más importante. Mi canto es el fado tradicional, es lo que más me gusta hacer, pero también me gusta cantar cosas más alegres.

¬ŅY cu√°les son esas cosas de las que no le gusta?
No me gusta ver a los fadistas a cantar de pantalones vaqueros. Me hace un poco confusión.

Entonces también es conservadora.
S√≠, un poco, en estas cosas soy un poquito. Hay que tener un medio t√©rmino, tener un poco de noci√≥n de lo que estamos haciendo todo bien, que el fado tiene varias formas de vestir … tampoco me gusta, por ejemplo, de aquello de coger una letra s√≥lo por coger y no decirla tambi√©n.

¬ŅLa dicci√≥n?
Sí, hay que cantar cada coma. No todos tienen que hacer esto así, pero para mí es así que debe ser hecho. Creo que la nueva generación de fadistas podía buscar más las casas de fado, los fadistas conceptuados, los que se sienten a nuestro lado para ayudarnos.

Una de las ayudas de Sara, al menos esta noche, fue Manuel de Almeida, el autor del poema "Viejo Fado Corrido", que fue cantado casi al final del concierto y que quedar√° en la memoria como uno de los grandes momentos de la noche, derecho a un largo aplauso con el mundo entero de pie.

El mundo que vino corriendo cerca de los bastidores tan pronto como la fadista baj√≥ del escenario, fue una soga de selfies, elogios de varios estilo (incluso del se√Īor que estaba sentado detr√°s de nosotros y que qued√≥ condecorado como fan n√ļmero uno de Sara Correia por temblando el n√ļmero de veces que grit√≥ "bravo, eres linda") y muchos, pero incluso muchos, abrazos. La cosa all√≠ se fue, Sara se quit√≥ los zapatos – "no siento los pies, mierda", dijo al final angustiado con los tacones altos – y, tratando de calmarse, nos asegur√≥ que estaba sin palabras. Incre√≠ble, incre√≠ble, fue s√≥lo lo que le sali√≥ durante unos tiempos. "Estaba muy emocionada, el sentido de responsabilidad es grande, no me estoy representando s√≥lo a m√≠, estaba muy ansiosa, pero despu√©s me pas√≥", dice. Pas√≥ la ansiedad pero el resto me quedo. Se qued√≥ y fue hermoso.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *