Gonçalo Byrne: «La imagen de lujo ha borrado la función principal del arquitecto»









¿Estás de acuerdo?
Sí, porque si miro una fachada … Mira, este edificio de al lado. Estamos en la torre de un edificio que fue la Royal Silk Factory. Es Pombaline, fue realizado por uno de los tres arquitectos, que eran ingenieros militares, de Pombaline Lisbon, Carlos Mardel, un austrohúngaro. La composición de esta fachada nos hace darnos cuenta de que hay repeticiones, frecuencias, silencios, ruidos, dos torretas en los extremos y un cuerpo central con frontón. Los estilos históricos están determinados por los historiadores. El historiador solo trabaja en el pasado, este es su objeto de estudio, y cuando mira hacia atrás se da cuenta de que hay un cierto ciclo. Los ciclos fueron muy largos en la Edad Media, menos largos en el Renacimiento, luego aparece el barroco, existe el manierismo entre los dos. Luego viene lo neoclásico, luego lo moderno y ahora los períodos son cada vez más cortos. Lo posmoderno como lenguaje y presencia de arquitectura tuvo un período muy corto. Hoy en día hay reflejos de la posmodernidad, pero no hay una posmodernidad intensa como ocurrió en Portugal con las Torres das Amoreiras. La arquitectura de Tomás Taveira pasará a la historia, no tengo dudas, tuvo un período muy intenso y generó discípulos. Esto significa, para volver, que la arquitectura también es un producto cultural. La cultura no es, al contrario de lo que muchos piensan, solo lo que viene del pasado, la cultura es dinámica. Lo que causa la transformación no es la ciudad histórica, curiosamente, porque esto ya es un depósito de cultura, vinculado a cuestiones de memoria e identidad. Junto a la ciudad histórica tenemos a la gente, la ciudad viva del ciudadano, el elegido, el tirano. A lo largo de la historia, esta relación entre la ciudad de la memoria y la ciudad viva ha existido. Si por casualidad fuera posible, es decir, congelar la ciudad física a tiempo, queda completamente deshabitada y termina en ruinas. Hay ciudades abandonadas, como Conímbriga, porque en algún momento la población desapareció. Se convirtió en un campo arqueológico después de unos siglos. Si nada se adapta o cambia, los hábitos de vida abandonan las ciudades. El abandono es uno de los principales impulsores de la vulnerabilidad urbana, quizás el peor, y en la ciudad contemporánea esto está en todas partes. Mire la Baixa de Lisboa: era necesario obtener turismo para que se tomara en vigencia, con los problemas que esto también trajo, porque se convirtió casi exclusivamente para Airbnb. Pero la verdad es que la economía del turismo ha permitido rehabilitar una parte de la ciudad que estaba vacía y en mal estado. Baixa no tenía centralidad. ¿Qué es la centralidad? Significa tener la combinación de funciones, al menos tres: vivienda, trabajo, ocio. Hoy, en mi opinión, la centralidad más vital de Lisboa es el Parque Expo, desde el punto de vista de la vitalidad.

¿Por qué tienes las tres funciones de las que hablas?
Y un cuarto: la mayor plataforma de movilidad intermodal en todo el territorio portugués, que es la Gare do Oriente. Gare do Oriente tiene trenes en las afueras de Lisboa, trenes interurbanos y una tubería internacional que tarda diez horas en llegar a Madrid, pero lo hace. Está previsto que forme parte de la red de alta velocidad y cuando eso suceda, aumenta el potencial de intermodalidad. Luego está el metro, los autobuses suburbanos y los que van a Braga, Oporto, París, etc. Y luego están los aviones, el aeropuerto está a cinco minutos en metro. Si el Refer tenía una dinámica para esto, incluso financiera, ya habría hecho en Gare do Oriente lo que en Suiza es común en muchas estaciones: presento el boleto de avión, lo hago allí registrarse y revise el equipaje para el próximo vuelo. Además, durante la Expo ’98, esa área tenía la interfaz de transporte fluvial. Hay un plan para recuperar esto, el muelle todavía está allí, abandonado. Finalmente, la red de autopistas corre por todas partes, el nodo del puente, con la carretera desde el norte y el paso hacia el sur. Ahora, cuando existe una plataforma de este tipo en Lisboa, tenemos el mayor catalizador para el emprendimiento. Los empresarios privados de hoy nos dicen que la primera opción para hacer negocios inmobiliarios … Por supuesto, si se trata de un desarrollo de lujo, lo que cuenta es la calidad de la construcción, pero hay algo más: movilidad, movilidad, movilidad. Esto hizo que el valor inmobiliario de la tierra se disparara. Y ahora volvemos a su pregunta: ¿por qué suben los alquileres y por qué las casas son caras? Es un fenómeno inmobiliario, no es culpa de los arquitectos, es el mercado en funcionamiento.

¿Crees que el Parque das Nações es la mejor zona de Lisboa para vivir?
No digo eso, aunque también creo que es una buena zona para vivir. Con un pequeño problema: la parte residencial del Parque das Nações todavía tiene poco transporte público y depende mucho del automóvil. Ahora, aquellos que viven cerca de Gare do Oriente son mucho mejores en términos de transporte que aquellos que viven en Lapa. Afortunadamente, Lapa tendrá una estación de metro cerca, si este proyecto continúa. Aparentemente, en el Parque das Nações, tendremos una línea de tranvía rápida, una especie de medidor de superficie que servirá a toda la costa, incluso se está planteando la posibilidad de que vaya a Sacavém.

¿La controversia en torno a algunas obras de arquitectura es el resultado de la interpretación o es intencional?
Cuando trabajamos en proyectos, la controversia no es un objetivo. Hay una gran historia de arquitectura controvertida en este país. EL Diario popular, un famoso hombre de la tarde que desapareció, en un momento hizo una serie de artículos con el título «Mamarrachos de Lisboa». Cada semana, uno salía. Prácticamente, el 90% de lo que señalaron como marmarrachos eran los mejores edificios de arquitectura contemporánea en Lisboa. Uno de ellos es el que se conoció como O Franjinhas. [1969; Rua Braancamp], que incluso recibió un Premio Valmor.

¿Cómo explicas eso?
El tiempo se asimila. El factor tiempo cuenta mucho. Los edificios a menudo causan un desequilibrio en el sentimiento común que uno tiene del espacio y, a menudo, los arquitectos trabajan con otros datos.

¿Qué era lo que molestaba a las personas en su Estoril-Sol?
Primero, es una comunidad cerrada. Luego, el tamaño del edificio. Tercera cosa: esta es mi interpretación, tal vez haya aún más quejas: la forma del edificio, que perturba. En el momento de la inauguración de la Torre de Control, hubo reacciones extrañas en la prensa. Recuerdo que Cmañana orreio escribió «Lisboa ya tiene su Torre de Pisa». Entiendo, pero no es cierto, porque la Torre de Pisa era recta y solo estaba inclinada debido a problemas en los cimientos. Había algo que la gente encontraba extraño. En Estoril, esta extrañeza era aún más fuerte. Fernando Pessoa, como publicista, escribió: «Primero te pones extraño, luego te metes».





¿Es eso lo que pasó con Estoril-Sol?
No quiero garantizar eso, pero muchas obras controvertidas a lo largo de la historia han tenido procesos de asimilación lentos. Acepté con la condición de presentar dos o tres opciones. La idea es que no es la que más me gustó, que habría sido una torre de 160 metros de altura.

¿Aún más llamativo?
Sí, pero con el plan mínimo, con menos impacto en la relación entre el parque municipal detrás y el mar en frente.

En otras palabras, el trabajo siempre es una solución posible y no la más adecuada.
La arquitectura es la gestión de lo posible. Cuando miramos a Miguel Ángel, podemos pensar que hizo lo que quería. Es una mentira. Estaba profundamente limitado, primero por los cánones, luego por la voluntad del cliente. En arquitectura, siempre hacemos nuestro mejor esfuerzo, dentro de ciertas condiciones, ese es el desafío. Allí presenté los tres modelos. El alcalde, en ese momento era António Capucho, miró y dijo que su elección sería la torre. «El mío también», dije. Y él dice: «Pero si autorizara la torre, me cortarían el cuello al día siguiente». Quizás cortaron la suya y la mía. Otro trabajo mío fue muy controvertido. Fue uno de mis primeros proyectos, aún en colaboración con Nuno Teotónio Pereira. Le pusieron el nombre de Pantera Cor-de-Rosa, creo que fue el arquitecto José Manuel Fernandes quien escribió esto en un artículo para La capital o al Repúblicay recogido.

En el sitio tuya estudio ese es el nombre que aparece.
Terminamos adoptando, un poco en contra de mi voluntad. Nada prohíbe que un edificio cambie su color algún día. Praça do Comércio ha cambiado de color varias veces.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *