#freefortnite: nuevas plataformas, viejos problemas









La semana pasada, Apple y Google bloquearon el juego Fortnite de sus tiendas de aplicaciones РApp Store y Google Play Рporque entendieron que Epic, la empresa que lo desarrolló, violó la política de estas tiendas al ofrecer descuentos a los usuarios que realizar compras fuera de estas aplicaciones. La comisión del 30% cobrada por Apple y Google, y considerada excesiva por Epic, está en la raíz de la disputa.

La notoriedad de los stakeholders llevó al caso a generar una ola de entusiasmo y comentarios y la multiplicación de predicciones sobre el desenlace de la disputa legal, política y mediática que ahora comienza y donde Epic comienza pidiendo el fin de los bloqueos. Vea aquí el video que se lanzó para movilizar a los seguidores.

Los hechos no dejan de demostrar que Epic tuvo una actitud audaz, hasta cierto punto inusual en estos casos. Ciertamente, no esperaba que su política pasara desapercibida, por lo que la movida implicó el riesgo (esperado) de ser bloqueado y de incurrir en pérdidas comerciales durante el tiempo necesario hasta que se restablezca la situación. Sin duda, también es su dimensión y bolsillo profundo que te permitan hacer la guerra con resultados inciertos.

Sin perjuicio de desconocer muchos detalles, de acuerdo con lo que se ha hecho p√ļblico, el caso parece ser un desaf√≠o para Epic, desde la perspectiva de las reglas de competencia aplicables en Portugal y la Uni√≥n Europea.

Aunque presenta algunas caracter√≠sticas que lo hacen √ļnico, sigue siendo esencialmente una disputa sobre la equidad de la comisi√≥n que Apple y Google cobran por las ventas en sus plataformas. Epic quiere pagar una comisi√≥n m√°s baja. Apple y Google no prescinden del 30%. El problema es que, en estos asuntos, las autoridades de competencia de la Uni√≥n Europea, incluida la portuguesa, siempre se han mostrado muy reacias a intervenir, actuando solo en casos muy particulares.

Aunque en la UE la práctica de precios excesivos está prohibida a entidades con posición dominante (no se discute aquí si Apple o Google pueden encontrarse en tal posición, pero asumiendo, hipotéticamente, sí), una intervención sobre lo que los precios excesivos plantean grandes dificultades.





No solo no es posible (ni deseable) utilizar una fórmula universal para determinar qué es un precio excesivo, sino que el hecho de que esté en juego un concepto indeterminado (y en este caso una industria dinámica) te envuelve en un manto de inseguridad jurídica (y económico), lo que dificulta la vida de las autoridades. Por otro lado, el riesgo de falsos positivos que distorsionan los incentivos corporativos y perturban el funcionamiento del mercado libre, refuerza la necesidad de una precaución especial.

Cabe recordar que en algunas jurisdicciones, como es el caso de EE. UU., Ni siquiera se prohíben los precios excesivos, asumiendo que la posibilidad de cobrar dichos precios es precisamente lo que motiva la inversión, induce a la toma de riesgos por parte de las empresas y provoca innovación y crecimiento.

Todo esto no significa que esta batalla de titanes haya ganado de antemano. Es decir, Epic necesitará guerreros (como los avatares que navegan por las pantallas de Fortnite) para explicar a las autoridades por qué tiene sentido intervenir en este caso y no solo dejar que el mercado funcione. Que empiecen los juegos!

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *