Frantz Fanon y la hoja





Inmerso en la lucha contra el Islam radical, Emmanuel Macron decidi√≥ abrir un nuevo frente contra ¬ęciertas teor√≠as de las ciencias sociales totalmente importadas¬Ľ.





Seg√ļn √©l, las ideas progresistas que prosperan en las universidades estadounidenses sobre g√©nero, raza y poscolonialismo est√°n contaminando a los estudiantes franceses y representan una amenaza para la p√©rdida de la unidad republicana, uno de los principales temas de su mandato.

En realidad, Francia est√° luchando con su propia historia. Los autores que dominan los men√ļs de ¬ęestudios culturales¬Ľ y ¬ęestudios negros¬Ľ en las principales universidades de Estados Unidos son, en su mayor parte, franceses o del espacio poscolonial franc√≥fono.

Las obras de Jacques Derrida (1930-2004), Michel Foucault (1926-1984) y Achille Mbembe fueron sublimadas por el entorno multidisciplinario de los intelectuales estadounidenses y la mirada de la militancia negra en Estados Unidos.

El pensamiento de otros exponentes como Judith Butler y Angela Davis no sería el mismo sin la filosofía francesa.

La paranoia de Emmanuel Macron refuerza el sentimiento decadente de su proyecto político. Elegido con la promesa de promover una Francia global en un mundo cada vez más nacionalista, termina abrazando la bandera provincial del antiamericanismo.

Ning√ļn autor ilustra las contradicciones de la postura pol√≠tica de Macron tan bien como Frantz Fanon (1925-1961).





El discípulo de Aimé Césaire (1913-2008) acabó siendo ignorado por autores francófonos considerados más conciliadores, como el senegalés Léopold Sedar Senghor (1906-2001), en el ámbito académico e intelectual.

El pasado revolucionario de Fanon preocupó a los franceses, que buscaban enterrar la memoria colonial y militar.

Adem√°s de ser un autor prol√≠fico y virtuoso, el franc√©s de Martinica, fallecido en 1961 a los 36 a√Īos, fue tambi√©n uno de los jefes orquestales de la lucha anticolonial en Argelia, una de las capitales del tercer mundo en ese momento. .

Desde la década de 2000 en adelante, fue resucitado por académicos estadounidenses y se convirtió en el Michel Foucault del siglo XXI, con sus escritos e ideas impregnados de obras de todas las disciplinas académicas.

Quien lee el hoja fue testigo de este cambio.

Una breve b√ļsqueda en el archivo del peri√≥dico indica que Frantz Fanon ha sido mencionado m√°s en los √ļltimos dos a√Īos (al menos 26 en 2020 y 2019) que en los veinte anteriores (alrededor de 23 entre 2018 y 1998).

En una columna de 2004, Elio Gaspari describi√≥ a Fanon como ¬ęuna hermosa pieza anticuaria de radicalismo perdido¬Ľ.

Hoy es el autor más vendido en Brasil en la sección de ciencias sociales y psicología de una famosa librería virtual. Macron estaría horrorizado.

Es imposible no establecer un paralelo entre las menciones crecientes de Frantz Fanon y la llegada al escenario de intelectuales como Silvio Almeida, Thiago Amparo y Djamila Ribeiro.

LA hoja, que se opuso a las cuotas raciales, supo abrir sus p√°ginas a las personas adecuadas cuando lleg√≥ el momento de acabar con los Borbas Gatos. La contribuci√≥n del peri√≥dico a la revoluci√≥n del debate p√ļblico sobre raza, memoria y desigualdad ser√° el mayor legado de estos a√Īos centenarios.

ENLACE ACTUAL: ¬ŅTe gust√≥ esta columna? El suscriptor puede liberar cinco accesos gratuitos desde cualquier enlace por d√≠a. Simplemente haga clic en la F azul a continuaci√≥n.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *