Francia recuerda 5 a√Īos de masacre en Bataclan, lidiando con nuevos actos terroristas





¬ęDos o tres individuos entraron con armas autom√°ticas y comenzaron a disparar a ciegas a la multitud. El ataque dur√≥ 10, 15 minutos. Fue extremadamente violento y hubo una ola de p√°nico. Todos corrieron al escenario y muchos fueron pisoteados¬Ľ.





Julien Pierce, periodista de la radio Europe1, se encontraba en la sala de conciertos Bataclan de París la noche del 13 de noviembre de 2015, cuando la escena fue el escenario del peor atentado terrorista registrado en Francia.

¬ęLos atacantes tuvieron tiempo de recargar sus armas al menos tres veces. No iban enmascarados, estaban muy seguros de s√≠ mismos y eran muy j√≥venes¬Ľ, dijo el reportero, poco despu√©s del ataque.

La acci√≥n de Bataclan no fue la √ļnica de ese viernes 13 en Par√≠s. A las 21:20 horas (hora local), una bomba estall√≥ en una de las puertas del Stade de France, donde los equipos de f√ļtbol de Francia y Alemania jugaban un partido amistoso, con 80.000 aficionados en las gradas. Muri√≥ una persona.

En la siguiente media hora, dos atacantes suicidas también detonarían explosivos cerca del estadio. Minutos después, los clientes de dos restaurantes fueron asesinados a tiros por rifles, disparados desde un automóvil en movimiento. El vehículo, un Seat León, continuaría su viaje, con más disparos contra los que estaban en los bares.

Las mesas de la acera son un símbolo de París, y muchas de las personas asesinadas estaban junto a ellas cuando fueron asesinadas. También hubo víctimas en un restaurante de comida camboyana, otro con recetas italianas, dos con cocina francesa, una cafetería, un bar y una lavandería.

A las 21:40 horas, el ataque a Bataclan, un teatro histórico con capacidad para 1.500 personas, comenzó a recibir un espectáculo de la banda estadounidense Eagles of Death Metal.





Allí permanecieron dos horas los tres autores del atentado, matando al azar y tomando parte de los espectadores como rehenes. Cuando las fuerzas de seguridad invadieron el sitio, cerca de la medianoche, dos terroristas detonaron las bombas que portaban sobre el cuerpo y un tercero fue asesinado por los agentes.

Esa noche, 89 personas fueron ejecutadas en Bataclan. En total, 129 muertos y 352 heridos en París.

Al d√≠a siguiente, el grupo terrorista Estado Isl√°mico (EI) se atribuy√≥ la responsabilidad de los ataques. En ese momento, en 2015, ISIS controlaba territorios en Siria e Irak. Un a√Īo antes, hab√≠a anunciado al mundo que ten√≠a la intenci√≥n de construir un califato. En opini√≥n del grupo, ser√≠a un estado gobernado por interpretaciones radicales de los preceptos isl√°micos y financiado con los ingresos de los pozos petroleros conquistados.

Francia fue uno de los países de la coalición que luchó contra la facción terrorista y los ataques en París fueron vistos como una represalia. El presidente en ese momento, François Hollande, consideró los ataques un acto de guerra, y Francia inició una importante operación policial para perseguir a los involucrados en la acción.

Sin embargo, la fuerte respuesta francesa no evit√≥ nuevos ataques en los a√Īos siguientes. En el m√°s grave de ellos, en julio de 2016, un militante tom√≥ un cami√≥n y avanz√≥ sobre una multitud que celebraba el D√≠a de la Bastilla, una fecha nacional francesa, en Niza. Murieron ochenta y seis personas.

Hace menos de un mes, Francia volvió a ser blanco del terrorismo: el 16 de octubre, Samuel Paty, profesor de historia, fue decapitado en la calle días después de mostrar caricaturas de Mahoma durante una clase sobre libertad de expresión. Dibujar la figura del fundador del Islam es considerado una blasfemia por los musulmanes.

El 29 de octubre, otro ataque. Tres personas murieron en una bas√≠lica de Niza en un ataque con cuchillo. Una de las v√≠ctimas fue el brasile√Īo Simone Barreto Silva, de 44 a√Īos, que hab√≠a vivido en Francia durante 30 a√Īos.

Después de los ataques, el presidente Emmanuel Macron hizo duras declaraciones contra el terrorismo islámico. El líder francés reafirmó la importancia del Estado laico y la libertad de expresión, los cimientos del país. Luego ordenó una serie de operaciones contra los sospechosos para fomentar el discurso de odio.

Los discursos de Macron rebelaron a varios pa√≠ses isl√°micos, ya que fueron interpretados como un ataque a la religi√≥n. Hubo actos a finales de octubre en L√≠bano, Pakist√°n y Bangladesh, entre otros, as√≠ como una campa√Īa para boicotear los productos franceses vendidos en pa√≠ses isl√°micos, como Turqu√≠a.

¬ęLos gobiernos y l√≠deres occidentales de extrema derecha critican a los musulmanes por ganar puntos con los votantes, y los gobiernos isl√°micos populistas, como el de [Recep Tayyip] Erdogan [na Turquia] atacan a los europeos y usan el tema para prender fuego a sus bases y desviar el foco de problemas internos, como la econom√≠a ¬ę, dice Karabekir Akkoyunlu, profesor de relaciones internacionales en FGV e investigador en Oriente Medio.¬Ľ Y los musulmanes, en el medio, sufren mucho con eso.¬Ľ

Francia tendr√° elecciones presidenciales el pr√≥ximo a√Īo, y la postura de Macron fue vista como un intento de ganar espacio entre los conservadores que abogan por medidas radicales. La postura agresiva adoptada por Hollande, en el momento de los ataques en 2015, sin embargo, no garantiz√≥ la reelecci√≥n en 2017.

¬ęEn los √ļltimos cinco a√Īos, poco ha cambiado. Sigue dando vueltas. Los pa√≠ses siguen dando las mismas respuestas y esperan resultados diferentes¬Ľ, critica Akkoyunlu. ¬ęNo hay salidas f√°ciles, como reducir el problema a una cuesti√≥n de seguridad. Apoyar el desarrollo real de los pa√≠ses, no la acci√≥n militar, es la √ļnica forma. Los estados quebrados son terreno f√©rtil para los grupos radicales¬Ľ.

Akkoyunlu recuerda que la derrota militar del Estado Isl√°mico en Siria e Irak no supuso el fin del grupo y que ambos pa√≠ses siguen luchando por volver a la paz. ¬ęEstos grupos operan con peque√Īas c√©lulas independientes, que pueden permanecer clandestinas durante a√Īos hasta que surja una oportunidad de ataque. Lo que tenemos que hacer es evitar que surjan esas oportunidades¬Ľ.

¬ęEl terrorismo no es el problema en s√≠. Es la expresi√≥n de un problema. Es una t√°ctica. Nunca derrotar√°s al ‘terrorismo’ porque alguien podr√° elegir esta t√°ctica. Pero t√ļ puedes, a trav√©s del gobierno, cambiar las condiciones eventos adversos que llevan a la gente a pensar en terrorismo ‚ÄĚ, dice Kai Enno Lehmann, profesor de relaciones internacionales de la USP.

Para los expertos, la desigualdad social en las periferias de las ciudades europeas y en pa√≠ses de Oriente Medio y √Āfrica crea las condiciones para que el discurso del radicalismo gane fuerza. Y despu√©s de un 2020 en el que el mundo vio colapsar la econom√≠a debido al Covid-19, podr√≠an surgir m√°s problemas.

¬ęLa pandemia profundiza las desigualdades y el extremismo se beneficia de la desigualdad¬Ľ, dice Akkoyunlu.

¬ęSe est√° poniendo a prueba la relaci√≥n de confianza entre el estado y la poblaci√≥n [na pandemia], y cuando ese v√≠nculo se pierde, hay espacio para el radicalismo, de izquierda, de derecha y por motivos religiosos ‚ÄĚ, apunta Lehmann.

En los √ļltimos a√Īos, el radicalismo tambi√©n ha cobrado impulso con las redes sociales, cuyos algoritmos dan preferencia a contenidos capaces de despertar odio o miedo. ¬ęEl Estado Isl√°mico usa muy bien la tecnolog√≠a. Su comunicaci√≥n tiene un lenguaje de videojuego, capaz de atraer a los j√≥venes, y est√° muy lejos de los videos caseros de Al Qaeda¬Ľ, comenta Francisco Teixeira da Silva, profesor de historia contempor√°nea de la UFRJ e investigador de terrorismo.

Limitar la circulación de estos mensajes de radicalización, sin embargo, implica vigilar más de cerca las comunicaciones de los ciudadanos, lo que coloca a los gobiernos en un camino peligroso hacia el totalitarismo.

¬ęNing√ļn pa√≠s podr√° superar el problema del terrorismo. Se necesitan acciones coordinadas para combatir los delitos que permiten el financiamiento de estos grupos. El dinero viene de alguna parte. ISIS destruy√≥ algunas antig√ľedades, pero la mayor√≠a fueron saqueadas y vendidas a otros pa√≠ses. , y el dinero se utiliz√≥ para comprar armas ‚ÄĚ, dice Teixeira.

¬ęEl terrorismo ha recibido menos atenci√≥n en los √ļltimos a√Īos porque Donald Trump ha llevado a Estados Unidos a cambiar su enfoque de la lucha contra el terrorismo a enfocarse en enfrentar a China. El tema surge cuando estalla en el coraz√≥n de Europa, pero permanece activo en Medio Oriente ‚ÄĚ, dice el profesor de la UFRJ.


Cronología de los atentados del 13 de noviembre de 2015

9:20 pm (6:20 pm hora de Brasilia) el viernes: Terroristas detonan un explosivo en el puerto D del Stade de France, en las afueras de París, donde Francia y Alemania jugaban un partido amistoso. Luego, el presidente François Hollande estaba en la audiencia. Además del terrorista, la bomba mató a otra persona.

9:25 pm: Los clientes de las mesas del bar Le Carillon y del restaurante Le Petit Cambodge son víctimas de disparos de rifle Kalashnikov, disparados desde un vehículo Seat Leon negro, dejando 15 muertos y 10 heridos.

9:30 pm: Fuera del Stade de France, un segundo terrorista suicida explota y se suicida.

9:32 pm: Disparos fuera del bar A La Bonne Bière matan a cinco personas y lesionan gravemente a otras ocho. Los francotiradores iban en el mismo coche negro.

9:36 pm: En 92 Rue de Charonne, nuevos disparos de rifle de un automóvil matan a 19 personas.

9:40 pm: En el n√ļmero 253 del Boulevard Voltaire, en el restaurante Comptoir Voltaire, explota un terrorista, provocando lesiones graves a una persona.

9:40 pm: Un veh√≠culo se estaciona frente a la sala de conciertos Bataclan. Tres individuos descienden con armas de guerra. Invaden la sala y disparan r√°fagas durante un espect√°culo. Los terroristas toman como reh√©n al p√ļblico en el escenario y mencionan a Siria e Irak, mientras matan a un total de 89 personas.

9:53 pm: Un tercer terrorista suicida explota cerca del Stade de France.

11:30 pm Los aficionados pueden salir del estadio. A la salida, parte de ellos canta el himno de Francia

0h20 Las fuerzas policiales invaden Bataclan. Un terrorista es asesinado por un disparo de la policía. Los otros dos detonan sus explosivos y mueren.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *