Flat-Earthers y la democracia





Hace unos meses, buscando algo que ver en Netflix, me topé con "Detrás de la curva", un documental sobre terreros planos, personas que creen en la increíble "teoría" de que la Tierra no es un globo, sino un gigantesco disco plano estacionario rodeado por un anillo de hielo.





El "héroe" de "Detrás de la curva" es Mark Sargent, un Sonido de Bill Murray que puede explotar la credulidad de terreros planos ganar fama, reconocimiento e incluso amor y amistad en la comunidad, pero eso sin duda es una celebridad en su corazón. Y la película también muestra algunos de esos. terreros planos, cuya autenticidad es más que clara.

A lo largo de "Detr√°s de la curva", vemos personas que sospechan de los "poderes establecidos", que dicen que mientras m√°s educadas est√°n, m√°s condicionadas est√°n por el "sistema" que les hace creer en lo que quieren que la gente crea. Que piensan que la "mentira" de la Tierra Redonda est√° "en el centro" de una "telara√Īa" de "conspiraciones" de "poderes que no deber√≠an estar", que se extiende (casi escrib√≠ "abarca") a gen√©ticamente la "transformaci√≥n" de "ni√Īos en ni√Īas y ni√Īas en ni√Īos" o la "puesta en escena" de "aviones que cruzan edificios".

Dicen que como "no podemos sentir el movimiento de la tierra", esto solo puede significar que el planeta no se est√° moviendo, o que al ver lo que hay al otro lado de un r√≠o se deduce que la Tierra no tiene curvatura. ¬ŅQui√©nes van a reunirse con Sargent en un terreros planos y ahogarlo con su adoraci√≥n, agradeci√©ndole por su papel en la comunidad. Quienes se alejan de sus seres queridos por su convicci√≥n.

La película también entrevista a algunos científicos, preguntándoles qué piensan de la existencia de terreros planos. Sobre todo, están fascinados y aterrorizados al mismo tiempo por el fenómeno, que buscan percibirlo y encontrar una manera de alcanzar el terreros planos Y explícales por qué están equivocados. Esta mezcla de fascinación y horror fue también mi reacción al ver "Detrás de la curva".

Las escenas más impresionantes se centran en una serie de experimentos realizados por algunos de Jeran Campanella y Bob Knodel, en los que intentaron probar científicamente la veracidad de su teoría. Knodel dice que si "la Tierra completa una rotación cada 24 horas, eso significa que cada hora tiene que girar 15 grados". Y si un giroscopio se coloca en cualquier lugar de la tierra, sufrirá una desviación "y con un aparato con sistemas de medición suficientemente precisos, será posible verificar si el giroscopio sufre la desviación que debería sufrir si la Tierra es redonda y gira 15 grados por hora.

Cuando hizo el experimento y realmente comprobó que el giroscopio había sufrido esta desviación, Knodel simplemente no acepta el criterio que él mismo puso. De repente, la desviación no fue, como había dicho, el resultado natural de la rotación de la Tierra, sino algo que "obviamente no estábamos dispuestos a aceptar" y que requería "formas de refutar" lo que su propia experiencia había demostrado. Como era de esperar, con cada intento de "refutar" esta conclusión, Knodel y Campanella siempre lo demuestran. Y como era de esperar, cada vez que lo confirman, se niegan a aceptar esa conclusión.





El proceso psicol√≥gico que provoca. terreros planos rechazar todas y cada una de las pruebas que demuestren inequ√≠vocamente que su convicci√≥n es incorrecta es la misma que nos lleva a creer que las im√°genes de la llegada del Hombre a la Luna no son m√°s que una pel√≠cula de Stanley Kubrick en un estudio en Inglaterra o que debe vacunarse, o lo que hace que un votante que apoya a un pol√≠tico en particular contin√ļe defendi√©ndose cuando este pol√≠tico haga lo contrario de lo que llev√≥ al votante a apoyarlo.

Es decir, el cerebro humano tiende a valorar la información que confirma nuestras suposiciones, y más, a interpretar cada hecho como una confirmación de la validez de lo que ya estábamos convencidos, incluso cuando en realidad lo contrario es cierto.

Una vez que se ha ganado una convicci√≥n sobre lo que es cient√≠ficamente cierto, o al adherirse a un proyecto pol√≠tico, el cerebro humano tiende a interpretar la realidad seg√ļn la percepci√≥n que tiene de ella, volvi√©ndose cada vez m√°s seguro de sus convicciones, incluso cuando no hay raz√≥n para ello El m√©todo cient√≠fico, por ejemplo, trata de escapar de esta trampa cognitiva, pero como se ve en los casos de Knodel y Campanella, incluso aquellos que buscan seguirlo est√°n sujetos a falibilidad humana, y es precisamente por eso que el escrutinio p√ļblico y el debate son importantes. , con el fin de identificar y exponer dichos errores o inconsistencias.

En un momento de "Behind the Curve", uno de los científicos entrevistados, Hannalore Gerlin-Dunsmore, dice que "si no estamos dispuestos a hablar con ellos, no podemos cambiarlos". Otro científico, Lamar Glover, está de acuerdo, diciendo que terreros planos Se han perdido científicos potenciales, "personas" con curiosidad "y una actitud que" podría ser beneficiosa para la ciencia "si fueran más" científicamente alfabetizadas ".

Pero tanto como Gerlin-Dunsmore y Glover tienen raz√≥n acerca de los peligros de "renunciar" a las personas curiosas por ignorancia, cuando uno elige la ceguera voluntaria una vez confrontada con la evidencia, es imposible que un di√°logo cambie su opini√≥n. Ahora, esto es lo que hace un n√ļmero aparentemente creciente de personas en relaci√≥n con un n√ļmero creciente de problemas.

Si crees que la tierra es plana es inofensiva, creer que los ni√Īos no deben vacunarse es algo extremadamente peligroso. Y el hecho de que no hay posibilidad de convencer a la gente no solo de que est√°n equivocados, sino que este error es peligroso para ellos y para los dem√°s, debe preocuparnos a todos.

No solo porque nos expone a estos peligros, sino porque erosiona la vieja convicci√≥n, en el coraz√≥n de nuestras sociedades democr√°ticas y liberales, de que la discusi√≥n p√ļblica est√° libre de todo tipo de temas y es la manera de descubrir la verdad y hacer que la gente cambie. Los hechos as√≠ lo determinan. A dos pasos de la corrosi√≥n de esta convicci√≥n se encuentra la complacencia con la censura y el autoritarismo.

El autor escribe seg√ļn la ortograf√≠a antigua.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *