¡Finalmente teletrabajo!





La pandemia de Covid-19 ha tenido un impacto tremendamente negativo. Además de la evidente crisis de salud pública, con muertes, pacientes más o menos graves y un desafío brutal al sistema de salud, también trajo una gran perturbación en nuestras vidas y nuestras rutinas, para algunas soledades, para otras casas demasiado abarrotadas.





Trajo perturbaciones en el funcionamiento de la economía, local y global, trajo desempleo, agravó la pobreza y las desigualdades. Y obligó a una gran parte de nosotros a aprender a trabajar a distancia. Fue un gran desafío estar en casa, con niños pequeños, perros y gatos, mala Internet, poco espacio y nuevas e innumerables plataformas de trabajo remoto.

El teletrabajo era una necesidad y sin una causa tan urgente, probablemente nunca hubiera progresado tanto como lo hizo. Por lo tanto, debemos reflexionar sobre el aprendizaje y construir sobre él para que el regreso no sea al pasado sino a un nuevo futuro.

Finalmente se ha demostrado que el teletrabajo es posible. Evidentemente de una forma muy diferente para distintas profesiones, pero eso sí, posible. Además, no tiene pérdida de productividad. Y lo es, para muchos, con avances en la forma en que comenzaron a administrar su vida diaria. Las reuniones que requerían viajar fuera de la ciudad o del país y, en consecuencia, la pérdida de una jornada completa de trabajo, ahora se realizaban de forma remota. Las horas de tráfico que nos hacían llegar tarde a casa o, para evitar las horas punta, ir demasiado temprano al trabajo, ya no eran motivo de ansiedad.

Con los niños en la escuela, posibles viajes a la oficina y un acceso generalizado a internet de calidad y computadoras portátiles, ahora se dan las condiciones para romper con el modelo tradicional, típicamente 100% en persona, y definir formas híbridas de trabajo.

Las organizaciones deben incorporar el teletrabajo en su forma organizativa. Tienen que definir, junto con los trabajadores, formatos que se adapten a ambos. Tienen que pensar en regímenes híbridos en los que el lugar de trabajo sea flexible y móvil.

Aprovecha las nuevas soluciones que van apareciendo, es decir, espacios para trabajo colaborativo que permiten recorridos cortos, buen internet, socialización, pero dentro de un concepto de ciudad de 15 minutos. Se puede permitir tiempo en casa y tiempo cara a cara, con rotación de equipos y menor necesidad de espacio físico en las empresas. Y, definitivamente, los viajes a reuniones en el extranjero se pueden reducir con las innegables ventajas del tiempo y la reducción de la huella ambiental.





Por supuesto, todo esto requiere reglas de funcionamiento claras. Los trabajadores deben tener las condiciones necesarias para estar en casa para trabajar. Tiene que haber un cerrar eficaz y tiene que haber costos compartidos. Para que el teletrabajo no vuelva a desaparecer y pueda crecer y transformarse, transformando las instituciones, tiene que haber regulación.

Corresponde al Estado definir el marco que potencie y fomente estos nuevos modelos. Eso garantiza que la nueva realidad se forme y diseñe en función de la experiencia y maximice los beneficios de la era digital. Que defina las reglas por las que uno puede quedarse a trabajar en casa, con qué horario de trabajo, con qué condiciones, con qué frecuencia.

Y depende de todos nosotros ayudar a implementar estos nuevos modelos para que tengamos un mundo laboral más saludable y equilibrado.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *