Excepcionalidad portuguesa





En Estados Unidos, el mito de una cierta ‚Äúexcepcionalidad‚ÄĚ norteamericana persiste, a pesar del relativo declive de la superpotencia en los √ļltimos a√Īos y la sacudida que la era Trump represent√≥ para la credibilidad del pa√≠s a nivel internacional. Los estadounidenses se ven a s√≠ mismos como un pa√≠s aparte, nacido de una revoluci√≥n que dio origen a la primera constituci√≥n que defendi√≥ principios que ahora damos por sentados, como la libertad de expresi√≥n y conciencia, la igualdad ante la ley y la separaci√≥n de poderes. Este ¬ęexcepcionalismo¬Ľ tambi√©n se basa en la creencia de que Estados Unidos tiene la misi√≥n de transformar el mundo, exportando el estilo de vida americano.





Portugal tambi√©n tiene su propia singularidad, que consiste en creer, casi autom√°ticamente, que los dem√°s siempre son mejores que nosotros. A diferencia de nuestros vecinos espa√Īoles, que tienen la autoestima para dar y vender, los portugueses necesitamos creer m√°s en nosotros mismos. A primera vista, esto puede sonar como un libro de autoayuda barato, pero es un problema grave que nos perjudica como personas.

Al leer y escuchar algunos an√°lisis, nos damos cuenta de que vivimos en el peor pa√≠s del mundo. El m√°s corrupto, el √ļnico donde hay ‚Äúcu√Īas‚ÄĚ y compinches, con una justicia lenta y pol√≠ticos m√°s preocupados por alimentar a su clientela que por defender el inter√©s p√ļblico. Un pa√≠s irreformable e irrespirable, donde se postergan eternamente las medidas de ahorro que lo har√≠an m√°s competitivo, un pantano donde reinan los mediocres y del que huyen los mejores. Un pa√≠s dependiente del Estado, eternamente deficiente y desigual, aferrado a una mentalidad parroquial y sin una sociedad civil fuerte. Algunos comentaristas repiten tanto estas ideas que ciertas cr√≥nicas, si se imprimieran y doblaran en dos, correr√≠an con descaro.

La pregunta no es si Portugal tiene estos problemas o no. Por supuesto que hay un poco de todo esto. Y Portugal podr√≠a ser un pa√≠s m√°s avanzado, desde un punto de vista social y econ√≥mico, si lograra deshacerse de gran parte de esta carga. Solo una persona ciega no ve esto. Pero no es necesario exagerar: Portugal no es el √ļnico pa√≠s de Europa con este tipo de problemas. Incluso los pa√≠ses n√≥rdicos, como Suecia o Islandia, han tenido colapsos bancarios y esc√°ndalos de corrupci√≥n en los √ļltimos a√Īos (la diferencia con Portugal estar√° principalmente en la rapidez de la justicia y el nivel de tolerancia social hacia estos fen√≥menos, pero eso es otra cuesti√≥n. . discusi√≥n).

No se trata de creer que todo es lo mejor en el mejor de los mundos posibles, como Pangloss, sino de ser realista. Debemos ser exigentes con nuestro pa√≠s, pero no podemos dejar de reconocer lo que hacemos bien. ¬ŅQuieres ejemplos? El fant√°stico trabajo que ha realizado el Servicio Nacional de Salud en las √ļltimas d√©cadas para reducir la mortalidad infantil y aumentar la esperanza de vida. La baja tasa de criminalidad, la tolerancia (casi generalizada) de las diferencias y la libertad de religi√≥n y conciencia, hacen de Portugal un pa√≠s cada vez m√°s atractivo para muchos extranjeros que deciden vivir e invertir aqu√≠.

Eduardo Louren√ßo escribi√≥ que Portugal debe verse ‚Äúcomo era y es, solo un pueblo entre pueblos. Quien dio la vuelta al mundo para medir su maravillosa imperfecci√≥n ¬ę. Portugal tiene muchos problemas y hay que resolverlos, pero de nada sirve ver el vaso siempre medio vac√≠o. Al contrario, basado en bases realistas, nos permite so√Īar, correr riesgos y avanzar, a pesar de nuestras imperfecciones.





Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *