Europa se convierte en escenario de protestas en medio de nuevas restricciones contra Covid





Miles de personas se reunieron este sábado (20) en varios países europeos en actos de protesta contra las nuevas restricciones impuestas por los gobiernos para frenar la propagación de la pandemia de coronavirus en el continente. Las principales manifestaciones tuvieron lugar en Alemania, en las que grupos de extrema derecha y antivacunas reunieron a más de 20.000 personas en la ciudad de Kassel, donde hubo enfrentamientos con la policía.





Las fuerzas de seguridad utilizaron gas pimienta, porras y chorros de agua para dispersar a los manifestantes que intentaron romper un cordón hecho por la policía para separar a los diferentes grupos que participaban en las protestas.

¬ęEsto no es lo que deber√≠a ser una protesta pac√≠fica¬Ľ, escribi√≥ el departamento de polic√≠a local en una publicaci√≥n de Twitter. No toleraremos ataques de este tipo ‚ÄĚ. Para la contenci√≥n, agentes federales de otras partes del pa√≠s tambi√©n fueron trasladados a Kassel.

Los actos fueron llamados por el movimiento Querdenker (algo as√≠ como ¬ępensadores laterales¬Ľ), conocido por reunir a quienes consideran injustificadas las medidas para restringir el comercio y la movilidad durante la pandemia, en su mayor√≠a vinculados a grupos de extrema derecha y antivacunas.

Aunque existen reglas espec√≠ficas sobre el uso de m√°scaras y el desapego social en las ciudades alemanas, la mayor√≠a de los manifestantes no las respet√≥. Seg√ļn la agencia de noticias DPA, varios periodistas que denunciaron las protestas fueron agredidos, lo que viene sucediendo con cierta frecuencia en actos similares, ya que muchos participantes son hostiles a los profesionales de la prensa.

Los casos de coronavirus en Alemania han vuelto a crecer exponencialmente, seg√ļn el Instituto Robert Koch, el principal organismo de control epidemiol√≥gico del pa√≠s. Este s√°bado, el pa√≠s registr√≥ m√°s de 16.000 nuevos contagios y 207 defunciones, elevando el total a 2,6 millones de casos y 74.600 defunciones.

En Berlín, unos 1.800 policías esperaban protestas, pero solo 500 manifestantes se reunieron en la Puerta de Brandenburgo, una de las principales postales de la ciudad.





Otros actos se han extendido por Europa. En Londres, al menos 36 personas fueron detenidas durante las protestas que reunieron a unas 10.000 personas contra las mismas reglas que motivaron las detenciones. Varios policías resultaron heridos.

Este s√°bado, un grupo de m√°s de 60 parlamentarios brit√°nicos envi√≥ una carta al Ministerio del Interior, responsable de la seguridad del pa√≠s, pidiendo que las protestas callejeras sean tratadas como una excepci√≥n a la norma que proh√≠be las reuniones p√ļblicas.

El ministerio emitió un comunicado en respuesta diciendo que la orden de permanecer en casa permanecerá en vigor hasta el 29 de marzo y, solo cuando expire, las manifestaciones podrán reanudarse.

¬ęMientras todav√≠a estamos en una pandemia, seguimos instando a la gente a evitar las reuniones masivas, en l√≠nea con las restricciones m√°s amplias sobre el coronavirus¬Ľ, dijo un portavoz del gobierno.

En Finlandia, unas 400 personas sin m√°scaras se reunieron con pancartas que ped√≠an libertad de expresi√≥n y cuestionaban las cifras de pandemia divulgadas por el gobierno. Seg√ļn la polic√≠a de la capital, Helsinki, los hechos se desarrollaron de manera pac√≠fica, pero violaron las reglas de la distancia social. Lo mismo ocurri√≥ durante las manifestaciones en Rumania, Austria y Suiza.

En Francia, no hubo registro de protestas. El viernes, sin embargo, una multitud de parisinos llenó las estaciones y carreteras antes del nuevo cierre que entró en vigor el sábado. Por la tarde, el sitio de información de tráfico Sytadin registró 400 km de carreteras congestionadas alrededor de la capital francesa.

Casi un tercio de la población francesa se enfrentará al menos a un mes de encierro tras un aumento en los casos confirmados de coronavirus en París y en otras partes del norte del país. El nuevo conjunto de restricciones cubre los Hautes de France, en el norte del país, y la Isla de Francia, que incluye París.

El gobierno del presidente Emmanuel Macron anunci√≥ las nuevas reglas el jueves (18). Las restricciones son menos severas que las que estaban vigentes durante los dos cebaderos impuestos en marzo y en noviembre del a√Īo pasado, lo que gener√≥ dudas sobre su efectividad.

Todos los establecimientos considerados no imprescindibles tuvieron que cerrar sus puertas. Las tiendas que venden comida, libros, flores y chocolate, así como peluquerías y zapateros, pueden permanecer abiertas. Las empresas de ropa, decoración y salones de belleza deben suspender sus actividades.

Bruno Le Maire, ministro de Hacienda, dijo que habr√° que cerrar 90.000 tiendas y defendi√≥ los criterios de la lista. ¬ęNo digo que sea ideal, pero seguimos una l√≥gica simple: garantizar la salud de la poblaci√≥n francesa y preservar la actividad econ√≥mica y las tiendas tanto como sea posible¬Ľ, dijo en una entrevista con la radio France Inter.

El promedio m√≥vil en el pa√≠s se ha acercado a los 30.000 casos diarios, seg√ļn datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins. Adem√°s, hay 4.246 pacientes hospitalizados en cuidados intensivos, la cifra m√°s alta del pa√≠s desde finales de noviembre.

Los habitantes de las regiones confinadas podrán salir de la casa tantas veces como quieran, siempre que mantengan un radio máximo de 30 kilómetros desde sus casas y llenen un comunicado en el que expongan sus motivos, dijo el Ministerio del Interior, responsable de inspección. El primer ministro Jean Castex se había referido el jueves solo a un radio de 10 km.

Sin embargo, las autoridades francesas han evitado utilizar el t√©rmino ¬ębloqueo¬Ľ para referirse a las nuevas medidas, en parte debido al car√°cter impopular de las restricciones de movilidad.

¬ęNecesitamos un permiso, pero en comparaci√≥n con los bloques anteriores, todav√≠a tenemos mucha m√°s libertad para irnos. Entonces, ¬Ņestamos encerrados? S√≠ y no¬Ľ, dijo el parisino Antonin Le Marechal, de 21 a√Īos, a la agencia de noticias Reuters.

El sentimiento de confusi√≥n se sum√≥ a las dudas sobre la aplicaci√≥n de las nuevas reglas y gener√≥ dudas sobre la efectividad del tercer cierre en un per√≠odo de un a√Īo.

¬ęEspero que termine pronto, aunque tengo dudas sobre la eficacia de las medidas¬Ľ, dijo Kasia Gluc, de 57 a√Īos, editora gr√°fica de la famosa avenida de los Campos El√≠seos en la capital francesa.

El gobierno franc√©s espera, por otro lado, que el √©xodo de parisinos sea menor que el registrado en marzo de 2020, cuando se produjo el primer cierre, especialmente para familias con ni√Īos, ya que esta vez las escuelas permanecer√°n abiertas.

¬ęSi no fuera por las escuelas, nos ir√≠amos lejos de Par√≠s¬Ľ, dijo a la AFP Viviana, madre de dos ni√Īos de 5 y 7 a√Īos, que hab√≠a tenido una ¬ępesadilla¬Ľ cuando estuvo confinada en su casa hace aproximadamente un a√Īo. .

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *