Eurico Brilhante Dias: "Tenemos un inventario de dos mil millones de euros en progreso"





Hace un año, el objetivo era que la Inversión Extranjera Directa (IED) alcanzara el 65% del PIB para 2020. ¿Se mantiene este objetivo?
Es un objetivo que sigue siendo válido. Para 2020, significa aumentar el peso del stock de inversión extranjera en Portugal en cinco puntos básicos, es decir, que la inversión que se obtenga será considerablemente mayor que la depreciación de la inversión. Es un objetivo ambicioso. La inversión en la economía real ha ido en aumento. En 2018, AICEP tuvo un gran año de inversión, el mejor de los últimos diez años. Ya hemos cerrado 2,7 mil millones de euros de inversión en esta legislatura. No solo portugués, sino también portugués y extranjero, de 20 diferentes orígenes. Esto tendrá una traducción inexorable en el aumento del stock de productos IDE. Hay una inversión que no estamos contratando, pero que ya proviene de los propios méritos del país, sin perjuicio de la contratación de incentivos financieros o fiscales. Cuando Google llega a Portugal, cuando Daimler Trucks elige Portugal para un centro de ingeniería, cuando Volkswagen elige hacer un centro de ingeniería aquí, cuando Cisco aumenta 200 puestos de trabajo con un nuevo centro de atención al cliente, siempre estamos Hablamos de inversión que fue acompañada por nosotros, pero que no fue contractual. Hay más inversión entrando.





¿Cuánto puede representar esta inversión?
Representa, sobre todo, muchos puestos de trabajo. En el transcurso de la legislatura, contratamos 40,000 nuevos empleos y mantuvimos 136,000. Solo para este pequeño conjunto de proyectos probablemente estoy agregando otro 10%. Google 1.350, Volkswagen 300 más Cisco 200, más los 500 que Critical Tech Works está colocando aquí en Lisboa, que son proyectos no contractuales, y podemos agregar al menos otros 4.000 puestos de trabajo. Como son muy intensos en capital intelectual, a menudo no tienen una gran intensidad de inversión. Pero son grandes palancas de trabajos calificados, que es uno de nuestros mayores objetivos.

Pero en términos nominales, ¿cuánto espera el gobierno que Portugal pueda aumentar la inversión este año?
El valor contratado por AICEP representa el 70% de la variación de los últimos cuatro años en la variación de la Formación Bruta de Capital Fijo. Actualmente tenemos un inventario de aproximadamente dos mil millones de euros en progreso, que esperamos contratar en los próximos dos años. Yo diría que podemos tener 2019 muy cerca del valor récord en 2018, donde firmamos aproximadamente 1,150 millones de euros. Siempre depende de la magnitud de los proyectos, ya que a veces contratamos más proyectos de capital intensivo y otros más laboriosos. Si tuviéramos valores muy cercanos a estos, tendríamos el mejor o el segundo mejor año de AICEP. En este momento, en esta legislatura, en la contratación de personal, ya tenemos los dos mejores años de los últimos diez.

¿Cuáles son los principales orígenes de esta inversión?
Durante los cuatro años contratamos inversiones de 21 fuentes diferentes. Uno de ellos, por supuesto, es Portugal. Los países donde tenemos la mayoría de los contratos son Francia, Alemania, España y Estados Unidos.

¿Y cuál es el tipo de inversión?
Tenemos sectores muy diferentes. Los incentivos incluyen las industrias automotriz y metalmecánica, los servicios, incluidos los centros de servicios compartidos y los centros de ingeniería y habilidades, y las industrias manufactureras. También tenemos la industria de la celulosa y el turismo. La industria que crea más empleos es la programación y la tecnología de la información, que es muy intensiva en ingeniería y centros de servicios compartidos. Ya el área que más promoverá las exportaciones es la industria automotriz y de componentes, y la mecánica de metales. A lo largo de la legislatura tenemos una variación de casi 12 mil millones de euros en exportaciones. Esto significa una variación de casi el 14% en comparación con 2018. Esta es una gran parte del aumento de las exportaciones en los próximos años.

Dado el peso de las exportaciones en la recuperación de la economía portuguesa, ¿le preocupa la desaceleración del crecimiento económico mundial?
Por supuesto que preocupa, pero las exportaciones portuguesas han ganado cuota de mercado. 2017 y 2018 fueron dos años de ganancia en participación de mercado y las perspectivas de crecimiento siempre han estado por debajo de lo que es la demanda dirigida a la economía portuguesa. Tenemos que seguir ganando cuota de mercado en un futuro próximo. Una de las tareas es diversificar los mercados y lo hemos hecho. No podemos transportar la desaceleración del crecimiento económico literalmente al comportamiento de las exportaciones. Literalmente, pero por supuesto tiene impacto. Esta diversificación debe continuar y es por eso que hemos hecho una gran apuesta en los Estados Unidos y Canadá, en México, en América Latina, donde continuamos nuestro trabajo con Colombia, Perú, Paraguay y Brasil. Con Angola y Mozambique con seguridad, y seguimos trabajando en la costa de África Occidental. Estábamos en Egipto, fuimos a Japón, donde hemos tenido un buen comportamiento en las oportunidades de inversión.

¿Hay nuevas pistas en estos países?
Además de las tuberías, tenemos nuevos clientes potenciales que se están trabajando con gran concentración en los EE. UU., Japón, Canadá y Corea del Sur. Hemos realizado un esfuerzo de diplomacia económica porque sabemos que el ciclo virtuoso de la inversión / exportación extranjera nos ha permitido crecer. . Las exportaciones también han crecido por la inversión extranjera. Cuando capturamos la inversión en estos países estamos promoviendo simultáneamente las exportaciones.





Al cabo de siete años, Portugal revirtió el ciclo y registró por primera vez un déficit de la balanza comercial, aunque explicado por la inversión. ¿Es un motivo de preocupación en un país con un endeudamiento externo neto aún alto?
Para 2019 deberíamos tener el octavo año consecutivo de saldo positivo de bienes y servicios. Ahora estamos pasando por uno de los peores momentos del año. El balance de bienes y servicios, a mediados de año, generalmente hace que un cava pronunciado tenga un final de tercer trimestre y un cuarto trimestre más favorable. El pronóstico original para el año en general era que cerraríamos este año con un balance positivo de bienes y servicios. Hay dos cosas que tenemos que asegurar: que las exportaciones continúen creciendo y que para que sigan creciendo, estamos impulsando la inversión. Esta inversión inexorablemente importa y lo importante es convertir esas importaciones en productividad y exportaciones. Es el punto esencial. Es por esta solución equilibrada que trabajamos. Me preocupaba que tuviéramos un aumento sustancial en las importaciones dedicadas exclusivamente al consumo. Me parece positivo que el pico de aumento de las importaciones esté asociado a bienes de equipo muy enfocados en la producción de bienes que exportaremos. Estaré de acuerdo en que el país no puede permitirse continuar con los déficits y las necesidades de financiamiento. Necesita un equilibrio equilibrado de bienes y servicios y no debe contribuir a las necesidades de financiación de la economía portuguesa.

¿Cuál es el próximo gran contrato a negociar?
Puedo decir tres áreas donde creo que tendremos contratos muy pronto. Creo que tendremos en el sector automotriz, y sería bueno si estuviera relacionado con la movilidad eléctrica, lo que traerá un conjunto de cambios a la producción de automóviles y esta reestructuración de la cadena de valor del sector automotriz brindará oportunidades. Tiene amenazas, pero traerá oportunidades de inversión. Creo que podremos tener nuevos contratos en la industria de la aviación. Claramente es un sector que pierde el mundo y necesita más capacidad para responder a la oferta. No es fácil, requiere un gran conjunto de certificaciones, que al abrir una unidad requiere un gran requisito de procedimiento. Creo que Portugal es capaz de atraer más inversiones del sector aeronáutico y estamos haciendo un gran esfuerzo en esta dirección. En tercer lugar, creo que podremos tener una mayor atracción de inversión del sector agroalimentario. La inversión contratada más reciente fue este martes, en el sector agroalimentario, el 52 Fresh. Fue una inversión cercana a los 50 millones de euros y con casi 200 puestos de trabajo. Creo que el potencial de Alqueva, desde el riego, traerá más oportunidades de inversión en esta área.

Artículo publicado en la edición de 1995, con fecha 28 de junio, del Jornal Econômico.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nací en Asturias pero llevo varios años afincada en Madrid. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los sucesos económicos, financieros y políticos. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir los sucesos de interés general, tanto económicos como políticos y sociales. Editora experta y colaborara destacada en distintos noticieros online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029 Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *