√Čtica en salud: ¬Ņestamos haciendo nuestra parte?





A menudo vemos o leemos art√≠culos en la prensa sobre fraude de salud. Se ocupan del mal uso de los recursos, el sobreprecio de los equipos o medicamentos, la cirug√≠a innecesaria, el uso de dispositivos m√©dicos de baja calidad por el precio de materiales de primera calidad, la reutilizaci√≥n criminal de materiales … Pr√°cticas que, en com√ļn, ponen en peligro la seguridad de todos los pacientes y que son una carga para los sistemas p√ļblicos y privados.

En los √ļltimos cinco a√Īos, la cantidad de personas con seguro de salud se ha reducido un 7% en Brasil, seg√ļn datos de la Agencia Nacional de Salud Complementaria, ANS. Se habla de reajustes anuales mucho m√°s all√° de la inflaci√≥n, lo que hace que el acceso de los usuarios sea inviable, comprometiendo a la poblaci√≥n, especialmente al grupo de mayor edad, presionada por las pensiones. Estas personas migran al SUS, que no maneja los desaf√≠os.

La sostenibilidad del sector depende de la actitud honesta y transparente de cada uno de los actores involucrados: m√©dicos, hospitales, laboratorios, planes de salud, fabricantes, importadores, distribuidores … y nosotros, ciudadanos / pacientes. Con el reducci√≥n de desviaciones y desperdicio, el dinero puede usarse para contratar m√°s profesionales y comprar equipos modernos y nuevas tecnolog√≠as. En consecuencia, tendremos m√°s asistencia de calidad ofrecida a un mayor n√ļmero de brasile√Īos. Todos ganan. Y este escenario no es ut√≥pico, ¬°cr√©eme!

Una encuesta de corrupción realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reveló que El 10% de los seres humanos son corruptos, el 10% son extremadamente honestos y el otro 80% son susceptibles a la mala conducta, dependiendo de los estímulos.. Tenemos que reducir la oportunidad al 80%.

Y esto es lo que ha estado haciendo el Instituto √Čtica Sa√ļde durante los √ļltimos cinco a√Īos: defender la √©tica y proponer medidas anticorrupci√≥n en la medicina. Reunimos a todos jugadores de la cadena de producci√≥n, con el objetivo com√ļn de depurar el sector, adem√°s de generar valores e iniciativas que permitan la sostenibilidad del negocio. Promovemos continuamente foros donde todos pueden exponer su dolor y sugerir soluciones para el bien com√ļn.





En el otro extremo, como pacientes, también debemos hacer nuestra parte, evitando exceso de exámenes Рa menudo, diferentes profesionales solicitan los mismos exámenes, y no aceptan la oferta de dividir el valor de la misma consulta en dos o tres recibos de reembolso, por ejemplo.

La gente debe buscar informaci√≥n. Tenemos que desarrollar el control social. Estas son obligaciones que debemos cumplir como ciudadanos, consumidores, contribuyentes, padres y madres; despu√©s de todo, somos referencias para nuestros hijos. Todos nosotros, al evitar peque√Īas pr√°cticas que encarecen el sistema, diseminaremos la √©tica y ayudaremos a transformar el sistema de salud en Brasil.

Para aumentar el nivel de conciencia de toda la poblaci√≥n y difundir esta cultura √©tica, el Instituto √Čtica Sa√ļde y el Instituto N√£o Aceito Corrup√ß√£o crearon la campa√Īa LA √ČTICA NO ES MODA, LA √ČTICA ES SALUD. Su principal beneficiario es el ciudadano brasile√Īo, que necesita asistencia m√©dica y hospitalaria y, a menudo, paga muy caro para obtener un tratamiento de calidad o, de lo contrario, no tiene acceso a una buena atenci√≥n en la red p√ļblica.

Nuestro primer embajador, el pat√≥logo y profesor de la Universidad de S√£o Paulo, Paulo Saldiva, recuerda que en un mundo extremadamente desigual, la necesidad de discutir la pr√°ctica de la √©tica de la salud es esencial para desarrollar el ejercicio de la empat√≠a y, principalmente, de otredad Para √©l, ¬ęel punto central es discutir claramente los l√≠mites de la atenci√≥n m√©dica, porque en un mundo donde la medicina tiene un valor comercial, los m√©dicos a menudo tienen que elegir un tratamiento que, tal vez, no sea el mejor para el paciente, pero es lo que se puede pagar. Este es un dilema claramente √©tico ¬ę.

La √©tica genera econom√≠a y valor para toda la cadena. A trav√©s de la uni√≥n de esfuerzos podemos hacer la diferencia. Brasil est√° cambiando y la agenda para un pa√≠s sostenible es urgente. La palabra conformidad – que refleja un comportamiento de integridad – se ha puesto de moda y ahora se usa ampliamente en todos los medios. Pero, en la pr√°ctica, ¬Ņestamos haciendo nuestra parte como profesionales, como ejecutivos y como ciudadanos?

* El Dr. S√©rgio Madeira es m√©dico y director t√©cnico del Instituto √Čtica Sa√ļde.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *