Etapa de protesta, Paraguay muestra n√ļmeros de Covid mucho m√°s bajos que los de Brasil





Si bien el desarrollo de la pandemia Covid-19 en Paraguay es objeto de protestas en las que se pide la salida del presidente Mario Abdo Ben√≠tez, los n√ļmeros locales de la crisis son bajos en relaci√≥n con los de sus vecinos.





Desde que se reportó el primer caso de la enfermedad el 7 de marzo de 2020, el país ha acumulado 168.000 contagios (23.365 por 1 millón de habitantes). Solo el viernes pasado (5), Brasil registró 75,337 contaminaciones por Covid-19 (51,591 por 1 millón de habitantes, en total).

La primera muerte en Paraguay por el virus se confirm√≥ 15 d√≠as despu√©s del primer caso. Desde entonces, el pa√≠s ha sumado 3.318 muertes (461 por cada mill√≥n de habitantes), seg√ļn la Universidad Johns Hopkins. Brasil, segundo en el mundo en este ranking, tiene 265.411 (1.243 por 1 mill√≥n de habitantes).

Tan pronto como comenzaron a surgir los primeros casos de coronavirus en la regi√≥n, Paraguay adopt√≥ severas medidas de cuarentena y control fronterizo, r√°pidamente aceptadas por la poblaci√≥n. A trav√©s del sistema creado para difundir las precauciones para combatir el dengue, el gobierno fue eficiente en la comunicaci√≥n y el pa√≠s tuvo, en los primeros tres meses de la pandemia, un desempe√Īo considerado ejemplar.

Los albergues se crearon para aislar a quienes llegaban del exterior durante 14 días, con costos y vigilancia asumidos por el Estado. En junio, cuando América Latina se convirtió en el epicentro de la pandemia, las cifras de Paraguay estaban en desacuerdo, al igual que las de Uruguay (63.837 casos y 651 muertes, en total).

Cuando el país comenzó a relajar su rígida cuarentena en julio, uno de los problemas que surgió fue la frontera con Brasil, en la región del Alto Paraná. Aunque oficialmente cerrada, la línea porosa que divide a los países no impidió toda circulación, provocando el primer foco más intenso de la pandemia.

Combatido en la región, otro foco surgió en el área metropolitana de la capital, Asunción, luego de que, en junio, el gobierno permitiera protocolos para flexibilizar la actividad comercial e industrial. También hubo más vuelos internacionales, aunque no al mismo ritmo prepandémico.





Sin embargo, desde enero de este a√Īo, la curva de casos ha comenzado a aumentar. Desde el 15 de febrero, el n√ļmero diario de contagios ha superado los mil. Al comienzo de la crisis, ese n√ļmero no llegaba a 100. La semana pasada se identific√≥ por primera vez en el pa√≠s la variante brasile√Īa del virus.

El descontento de quienes salen a las calles a protestar contra el gobierno está relacionado con la falta de insumos básicos en hospitales y centros de salud, como analgésicos. La oposición cuestiona al gobierno por haber solicitado un préstamo internacional de US $ 1,6 millones para comprar insumos que, de momento, no han llegado.

Tampoco se present√≥ un plan nacional de vacunaci√≥n: solo llegaron a Paraguay 4.000 dosis del inmunizador ruso Sputnik V y 20.000 dosis de Coronavac chino vendido por el gobierno chileno. Poco para los 7 millones de habitantes del pa√≠s. La vacunaci√≥n a√ļn no ha llegado al 0,1% de la poblaci√≥n.

A√ļn as√≠, en comparaci√≥n con otras ciudades de la regi√≥n, Asunci√≥n mantiene cuidadosos protocolos de seguridad. Al llegar al aeropuerto, el visitante encuentra piletas junto a la l√≠nea de migraci√≥n, con agua, jab√≥n y alcohol en gel.

En las tiendas hay term√≥metros, y el uso de m√°scaras es obligatorio en las calles y en los espacios cerrados. Hay toque de queda entre las 0h y las 5h, y, hasta junio, la medida comenz√≥ a las 20h. Para viajar a Asunci√≥n en avi√≥n es necesario realizar una prueba de PCR negativa hasta 72 horas antes de la salida; seg√ļn el prop√≥sito del viaje, se requiere cuarentena.

Las protestas por la falta de vacunas y medidas sanitarias para contener el virus provocaron la caída del ministro de Salud, Julio Mazzoleni, la semana pasada, cuando las protestas comenzaron a escalar.

En su discurso del s√°bado, Abdo Ben√≠tez afirm√≥ que ¬ętodos los esfuerzos de las nuevas autoridades sanitarias se pondr√°n en la compra de vacunas¬Ľ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *