Estados Unidos incluye a empresas chinas en la lista de sospechosos de filtrar datos a Beijing





En una mayor fricción comercial en la llamada Guerra Fría 2.0, el gobierno de Estados Unidos agregó varias empresas de China a una lista creada por el Departamento de Defensa de agentes que estarían operando en territorio estadounidense en conjunto con las fuerzas militares de Beijing.





La medida, según los funcionarios, es parte de un esfuerzo para evitar que el sector de inteligencia chino acceda a información tecnológica estadounidense sensible. A la lista se sumaron, según la agencia de noticias Reuters, el fabricante de chips YMTC, la empresa de inteligencia artificial Megvii, el fabricante de hardware Hesai Technology, la empresa de tecnología NetPosa, entre otros.

Las sospechas de espionaje han aumentado en los últimos meses, en medio de crecientes tensiones entre Estados Unidos y China. El detonante de la crisis se produjo en febrero del año pasado, cuando el Pentágono anunció el descubrimiento de un globo chino sobrevolando territorio americano. El objeto fue derribado por un avión de combate, en una acción considerada exagerada por Beijing. Washington dice que el dispositivo derribado era un instrumento de espionaje, mientras que el régimen chino dice que era un equipo de investigación.

La actualización de la lista aumenta el número de medidas adoptadas por Washington en los últimos años para restringir las actividades de empresas chinas que podrían, según el Pentágono, fortalecer las Fuerzas Armadas del gigante asiático.

En respuesta, un portavoz de la embajada de China en Washington dijo que la decisión es un abuso de poder y contradictoria con «el supuesto compromiso de Estados Unidos con la competencia del mercado y el comercio justo internacional». En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores del país asiático pidió a EE.UU. «rectificar inmediatamente las prácticas discriminatorias» y ofrecer a las empresas chinas «un entorno justo, equitativo y no discriminatorio».

«[A decisão] «viola los principios de competencia de mercado y las reglas económicas internacionales que el país siempre ha defendido, además de socavar la confianza de las empresas extranjeras para invertir y operar en Estados Unidos», afirmó el portavoz Wang Wenbin, este jueves (1).

La medida no implica castigos inmediatos, pero podría representar un golpe a la reputación de las empresas, ya que el documento advierte a los sectores empresariales estadounidenses sobre los riesgos de hacer negocios con empresas cotizadas. También se espera que la actualización aumente la presión sobre el Departamento del Tesoro para que sancione a más empresas chinas.

Hesai Group dijo que no tiene vínculos ni vende productos al ejército de ningún país. La empresa dijo que estaba decepcionada por haber sido incluida en la lista. YMTC y Megvii no respondieron a las solicitudes de comentarios realizadas por Reuters.

Como parte del esfuerzo por evitar filtraciones de información clasificada, la inclusión en la lista debería impedir que las empresas chinas hagan negocios con el Departamento de Defensa de Estados Unidos en los próximos años. «La lista actualizada del Departamento de Defensa subraya el compromiso inquebrantable de China con su estrategia de fusión militar-civil», dijo Craig Singleton, investigador principal de la Fundación para la Defensa de las Democracias, un instituto que produce conocimientos estratégicos sobre seguridad nacional.

Otras empresas agregadas a la lista incluyen China Three Gorges Corp, China Construction Technology Co y Yitu Network Technology, así como empresas que cotizan en bolsa como Chengdu JOUAV Automation Tech Co 688070.SS, Chengdu M&S Electronics Technology Co 688311.SS, Guizhou Aviation Technical Development Co 688239.SS y ShenZhen Consys Science & Technology Co 688788.SS.

Se unen a la empresa de aviación AVIC, que anteriormente cotizaba en bolsa, BGI Genomics Co, China Mobile 0941.HK, la empresa de energía CNOOC 600938.SS y China Railway Construction Corp 601186.SS.

Paralelamente, el miércoles (31), funcionarios estadounidenses, incluido el director del FBI, Christopher Wray, advirtieron que los piratas informáticos vinculados a Beijing se están preparando para causar «daños en el mundo real» atacando infraestructuras estadounidenses críticas, como estaciones de tratamiento de agua, redes eléctricas, petróleo. y ductos de gas natural, así como centros de transporte.

El gobierno estadounidense ha hecho esfuerzos en los últimos años para dificultar que los chinos desarrollen armas de última generación y otros recursos tecnológicos para uso militar. La medida que provocó más protestas por parte de Beijing restringe la exportación de herramientas para producir chips semiconductores a China.

Los semiconductores son fundamentales para el desarrollo de supercomputadoras y otros recursos con aplicaciones militares, como la inteligencia artificial, el desarrollo de armas nucleares y misiles hipersónicos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *