¡Está lleno, villanía!









Los tiempos dif√≠ciles siempre conducen al oportunismo y, a menudo, al saqueo. En medio de la confusi√≥n y el caos de la batalla, se dice que el Conde de Avranches grit√≥ a sus hombres ¬ę¬°Basta, villano!¬Ľ Esto es lo que Costa grita ahora a todo pulm√≥n, como hizo S√≥crates en la √ļltima d√©cada, con resultados bien conocidos. En la bazuca PS, ya no basta con emplear a toda la familia en la comodidad del Estado, siguiendo los insuperables ejemplos de C√©sar y Vieira da Silva. No, a la vista de los millones de Bruselas, el PS de Costa se adapt√≥ r√°pidamente y se prepar√≥ para lo que pueda venir, no se arriesgue a gastar dinero bien gastado, traicionando una tradici√≥n socialista de d√©cadas.

Primero, fiel al registro al que se ha acostumbrado, Costa cre√≥ una barrera de humo, con un cinismo muy profundo. Esta conocida maniobra pretend√≠a crear una gran distracci√≥n mientras los chicos se preparaban para cuidar de la peque√Īa vida. Aqu√≠ es donde entra Costa Silva. S√≠, una personalidad cualificada, respetable y cre√≠ble, ajena al Gobierno y al aparato, y el pujante orden de un proyecto para Portugal. Todo el pa√≠s estaba ocupado con el nuevo plan. Todos vieron y escucharon el sentido com√ļn de Costa Silva, mientras los ni√Īos de Costa se preparaban fuera del centro de atenci√≥n.

El plan, como anticiparon la mayor√≠a de los esc√©pticos, fracas√≥, Costa nunca tuvo la intenci√≥n de hacer nada. ¬ŅMenos estado? ¬ŅReforma institucional, con miras a la agilidad y transparencia de los procesos? ¬ŅAuditor√≠a permanente de grandes proyectos, con el objetivo de rigor y buenas cuentas? Efectividad y responsabilidad? Cualquiera que escuch√≥ a Costa Silva se dio cuenta r√°pidamente de que su carta de principios y m√©todos es absolutamente incompatible con este PS. Quedaba esperar la llegada de la realidad, de lo que se cocinaba mientras Costa e Silva se entreten√≠a y nos entreten√≠a. S√≠, muy objetivamente, ¬Ņcu√°l es la esencia del plan Costa Silva en los actos y anuncios de Costa? ¬°Porque!

Ante los anuncios del plan real del plan Costa, el presidente del Tribunal de Cuentas advierte de lo evidente. Como la preocupaci√≥n del nuevo plan es precisamente la opacidad, la celeridad conveniente y la falta de escrutinio, Vitor Caldeira deb√≠a, en el desempe√Īo de sus funciones, llamar la atenci√≥n sobre el potencial generador de corrupci√≥n y malas pr√°cticas que Costa contiene. Costa, en lugar de agradecer y pedir sugerencias correctivas, despide sumariamente a Caldeira.

Este es el ejercicio m√°s descarado de Costa hasta la fecha, y Costa no es conocido por su modestia o falta de lata. El argumento de que el sucesor de Oliveira Martins, el socialista que estuvo al frente del TC durante 15 a√Īos, no deber√≠a hacer m√°s de un mandato, en nombre de una idea de buenas pr√°cticas, es un insulto a la inteligencia de cualquiera. Para colmo, reemplaz√≥ r√°pidamente a Ra√ļl Almeida por Jos√© Tavares, ¬°un hombre que se desempe√Ī√≥ como director general del mismo TC durante 25 a√Īos! ¬°Una oda a la valoraci√≥n de la rotaci√≥n de personas en puestos, un ejercicio de coherencia!

No en vano, el nuevo presidente del Tribunal de Cuentas, José Tavares, es el hombre que renegoció las APP viales durante el gobierno de Sócrates con Paulo Campos y Mário Lino. Es el mismo que habrá enviado a Paulo Campos, el lugarteniente de Sócrates, correos electrónicos privados con el objetivo de articular la posición del TC con el gobierno, en lugar de mantener la separación a la que estaba obligado. Las APP de carreteras fueron los negocios más perjudiciales para el contribuyente portugués. Se ha probado mucho y hay buenas pistas para imaginar el resto.





El pa√≠s asustado por Covid-19, lidiando con limitaciones e incertidumbres diarias, es el marco ideal para Costa y su equipo. A√ļn as√≠, en medio de todo, Costa se enfrenta a un obst√°culo que no controla. Si bien es cierto que la mayor√≠a de la oposici√≥n est√° jugando el papel, por las m√°s diversas razones, tambi√©n es cierto que el l√≠der del CDS decidi√≥ establecerse como proveedor contribuyente y estropear el viaje a Costa.

Lo que conoc√≠amos como oposici√≥n a la izquierda, compuesta por radicales de diferentes or√≠genes marxistas, desapareci√≥ con el artilugio. El Bloco es una extensi√≥n teatral del PS, que hace algunas cintas y gritos combinados que fracturan palabras de moda. El PC sac√≥ a la CGTP de la calle, perdi√≥ vigor y raz√≥n de ser, insisti√≥, como Trump, en un partido Avante contra todo sentido com√ļn, y finalmente da fe de la nula relevancia de una fuerza estalinista hoy. Aun as√≠, por el multiplicador de cargos, dependencia y gastos, surge el escandaloso anuncio de la creaci√≥n de 600 nuevas parroquias, para dividir por el pueblo y eventualmente posponer la paliza estalinista. A la derecha, se dice que Rio habr√° estado de acuerdo con la elecci√≥n de Tavares, que por s√≠ sola lo dice todo, y en el extremo el camino del sinsentido hist√©rico contin√ļa bajo la gu√≠a universal del folleto de Bannon.

Francisco Rodrigues dos Santos se encuentra de repente en el Valle de Elah. David, consciente de sus convicciones y haciendo lo correcto, se enfrent√≥ solo a Goliat. La m√°quina socialista es violenta y aplastante; Basta recordar a Joana Marques Vidal, como cabeza de una larga lista de personas que no se doblegan al PS, donde ahora tambi√©n pertenece Vitor Caldeira. Es la vieja m√°xima, nunca repetida con demasiada frecuencia, que quien se mete con el PS se lo lleva. El apoyo de la larga trayectoria del CDS es el √ļnico consuelo de Francisco Rodrigues dos Santos, el cumplimiento de la misi√≥n que propuso ser√° la mayor recompensa.

La completa aclaraci√≥n del proceso en curso es la principal causa pol√≠tica del momento en Portugal. El futuro de todos nosotros se juega, como pocas veces antes. Evitar un retraimiento como otros con mala memoria es obligaci√≥n de todos; Francisco dio el paso adelante. Sin miedo a Costa. Porque no puede estar ‚Äúharto, villan√≠a de nuevo‚ÄĚ.

El autor escribe seg√ļn la ortograf√≠a antigua.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *