Escenario de dimisi√≥n no fue un√°nime en el n√ļcleo duro del gobierno. Como sucedieron las 24 horas que pusieron al pa√≠s al borde de la crisis pol√≠tica





No todo el n√ļcleo duro del gobierno aprueba la estrategia que dej√≥ al pa√≠s al borde de la crisis pol√≠tica. Las reuniones, las llamadas telef√≥nicas y las cedencias a causa de los profesores. Bel√©n desvaloriza, por ahora.





El viernes comenz√≥ bajo el sobresalto de una crisis pol√≠tica. La reuni√≥n de la coordinaci√≥n pol√≠tica del Gobierno comenz√≥ entre las 10.30 y las 11h de la ma√Īana y al final, poco m√°s de dos horas despu√©s, Ant√≥nio Costa sali√≥ apostado en el despido y fue eso mismo que fue al Presidente. Tanto que en ese intervalo de tiempo entre la salida de San Benito y la llegada a Bel√©n, las fuentes del Gobierno contactadas por el Observador daban cuenta de una √ļnica salida: despido. La pelota pasar√≠a a las manos de Marcelo Rebelo de Sousa. Pero quisiera decir que el Gobierno esperaba que el Presidente interviniera a su favor, junto a los partidos? Nada de eso. La respuesta de un gobernante vino lista: "Puede marcar elecciones para julio o mantener la fecha ya prevista".

Ant√≥nio Costa hizo publicar en el instagrama oficial del primer ministro im√°genes de la reuni√≥n del n√ļcleo duro

Es decir, en la cabeza del Gobierno ya s√≥lo est√° en esta fase la posibilidad de dimisi√≥n, sobre todo despu√©s de la declaraci√≥n al pa√≠s del primer ministro. Ant√≥nio Costa dej√≥ claro que si en la votaci√≥n final global-es decir, cuando lo que se ha votado en la especialidad subir al plenario y sea votado por √ļltima vez -la votaci√≥n de los partidos se mantuviera, dimite.

La dramatización lanzada por Costa no fue unánime en la reunión de la coordinación política, lo que explica que hace dos semanas han existido dos versiones sobre el caso: en el PS una fuente cercana a António Costa decía a Radio Renaciente que el escenario de dimisión estaba siendo ponderado por el Gobierno y horas después el gabinete del primer ministro desmiente y trababa la ola.





Carlos C√©sar -que no estuvo en la reuni√≥n- ha sido uno de los altos responsables del PS a defender ese camino. Ant√≥nio Costa tambi√©n consider√≥ que esta ser√≠a la mejor opci√≥n. Entre socialistas ha habido la percepci√≥n de que las europeas pueden correr peor de lo esperado y que el candidato Pedro Marques no anime ni siquiera a las hijas socialistas por el pa√≠s. Incluso si las elecciones no se adelantan, el discurso de campa√Īa en estas elecciones se convertir√≠a r√°pidamente -y casi exclusivamente- para el combate pol√≠tico nacional, si la dimisi√≥n se concreta. Ant√≥nio Costa estar√≠a en la carretera, en un calentamiento para las legislativas y con el argumento de cuentas p√ļblicas en orden -que ha intentado preservar de su lado- en el bolsillo para usar incluso contra PSD y CDS. Costa considera que la alianza de derecha a izquierda en la materia de los profesores trae "cargas adicionales" y compromete el futuro financiero del pa√≠s.

Al final de la ma√Īana, cuando a√ļn se desarrollaba la reuni√≥n de la coordinaci√≥n pol√≠tica, se avanz√≥ la informaci√≥n de que el primer ministro iba a reunirse con Marcelo Rebelo de Sousa despu√©s de salir de San Benito a las 15.00 horas. No se trataba de una reuni√≥n rel√°mpago o extraordinaria. Ni siquiera de una anticipaci√≥n, como lleg√≥ a ser informado. Era s√≥lo el encuentro semanal habitual entre el primer ministro y el Presidente de la Rep√ļblica que, al contrario de lo que es com√ļn, estaba programado para el viernes a las 15:00 y no para el jueves, ya que Marcelo Rebelo de Sousa estaba regresando vista de Estado a China ese d√≠a.

Una eventual dimisi√≥n ser√≠a vista como un acto m√°s simb√≥lico que una actitud con graves consecuencias pol√≠ticas para el pa√≠s. Pero la reuni√≥n ser√≠a decisiva para conseguir sacar las ilaciones, siempre con una idea en mente: este es el tiempo del Parlamento y no el tiempo del Presidente de la Rep√ļblica.

Bel√©m empez√≥ a llegar varias llamadas, sobre todo de periodistas, que intentaban percibir el √°mbito de la reuni√≥n. De la parte de la Presidencia de la Rep√ļblica la respuesta era siempre la misma: todo se manten√≠a como previsto y no hab√≠a ning√ļn tipo de preparaci√≥n extraordinaria para recibir a Ant√≥nio Costa.

El Observador sabe que la crisis estaba siendo seguida de cerca por parte de Marcelo Rebelo de Sousa y que se iban trazando los diversos escenarios posibles. Para el caso de una eventual dimisi√≥n, "si se llegase a ese l√≠mite, el efecto pr√°ctico ser√≠a nulo", explic√≥ una fuente de la Presidencia de la Rep√ļblica al Observador. "Una dimisi√≥n del Gobierno no implica directamente una disoluci√≥n de la Asamblea de la Rep√ļblica. Luego, este Ejecutivo puede mantenerse en gesti√≥n hasta la fecha de las elecciones sin necesidad de disolver el Parlamento o de convocar elecciones anticipadas ", agreg√≥ la misma fuente.

Adem√°s, la convicci√≥n en el n√ļcleo cercano del Presidente de la Rep√ļblica es que el Gobierno no hab√≠a agotado todos los instrumentos legales para evitar perder el control del proceso legislativo en lo que se refiere al diploma de que se trata. Bel√©m ve√≠a, por eso, en las palabras del gobierno y del PS una cierta dosis de dramatizaci√≥n pol√≠tica que podr√≠a devaluar.

Incluso porque una eventual dimisi√≥n, en ese momento, ser√≠a vista como un acto m√°s simb√≥lico que una actitud con graves consecuencias pol√≠ticas para el pa√≠s. Pero la reuni√≥n ser√≠a decisiva para conseguir sacar las ilaciones, siempre con una idea en mente: este es el tiempo del Parlamento y no el tiempo del Presidente de la Rep√ļblica.

António Costa llegó a Belén con cerca de media hora de retraso, a las 15.28. Se reunió con Marcelo Rebelo de Sousa poco más de media hora. Mientras el primer ministro se dirigía a San Benito, para hablar al país, el ambiente en el Palacio de Belén se mantenía tranquilo, indicando que el despido no sería anunciado este viernes. Un escenario que vendría a ser semi-confirmado, ya que hubo una amenaza de despido Рno un anuncio.

A lo largo del d√≠a, el Bloque de Izquierda fue acompa√Īando todos los movimientos con prudencia. Conscientes de que la dimisi√≥n era un escenario plausible, los bloquistas no quer√≠an reaccionar de forma precipitada. Sobre todo despu√©s de poco tiempo han anunciado un acuerdo con el Gobierno sobre la ley de bases de salud de forma anticipada. Este acuerdo vendr√≠a a ser revertido por los socialistas y servir√≠a para azar las relaciones entre el Ejecutivo y el BE.

La crisis pol√≠tica comenz√≥ as√≠ a tomar cuenta de todas las agendas partidistas, que se iban adaptando a las sucesivas reuniones ya la declaraci√≥n que Ant√≥nio Costa har√≠a al pa√≠s desde S√£o Bento. La l√≠der del Bloque de Izquierda ten√≠a en la agenda una acci√≥n de pre-campa√Īa junto a Marisa Matias en la Guarda, una visita a la Feria Ib√©rica de Turismo con inicio marcado para las 18h00. Pero el desarrollo de los acontecimientos fue dejando el ambiente en la sede del partido en suspenso y pronto se empez√≥ a hablar de cancelar la agenda de la l√≠der del partido.

a continuación, se programó la declaración de las 17:00 y casi de inmediato los bloques favor asumido Catarina Martins tendría que quedarse en Lisboa para reaccionar. La información llegó al Observador antes de que Costa llegar a San Benito, indiciando que el Bloque de Izquierda ya habría sido informado del contenido de la comunicación. Una situación que el partido se negó a comentar.

En el lado del PCP, las conversaciones con el Ejecutivo fueron escasas a lo largo de todo el día. El observador sabe que el líder parlamentario de los comunistas fue informado del contenido de la declaración de que António Costa se preparaba para hacer los portugueses minutos antes del inicio través de SMS enviado por el Secretario de Estado para Asuntos Parlamentarios, Duarte Cordeiro. Un gesto que el gobernante no tuvo, por ejemplo, con los Verdes.

Los comunistas, precisamente por la voz de João Oliveira, los que más rápidamente reaccionaron a la intervención de António Costa y para afirmar lo que siempre han dicho al Gobierno, en todas las conversaciones sobre este tema: el tiempo de servicio de los profesores es para ser contabilizado completa. No hubo ni va a haber un cambio en esta posición, ni con "chantajes o ultimates".

La secretaria de la comisi√≥n parlamentaria de Educaci√≥n y Ciencia andaba de aqu√≠ para all√°, de aqu√≠ para all√°, a√Īada sillas, preguntaba al agotamiento si el lugar al lado, ocupado por mochila y una computadora, estaba a√ļn tomado. Estaba, s√≠. La sala 3 del Parlamento estaba a la pina, las sillas en el fondo de la sala ocupadas por los periodistas y algunas de lado tambi√©n. Las dem√°s suelen ser para funcionarios, pero esta comisi√≥n ten√≠a una platea adicional, los sindicatos de los profesores. Hab√≠a alguien ah√≠ fuera a hacer presi√≥n para entrar, pero no hab√≠a lugar. M√°rio Nogueira all√≠ consigui√≥ una vacante, incluso al lado del Observador, ven√≠a quej√°ndose: "Todav√≠a hago queja en el libro de reclamaciones" y le disparaba a la funcionaria: "Pero si me siento all√≠ en el suelo". En el exterior, no quer√≠a quedarse, no quer√≠a perder el momento de la victoria.

El l√≠der de Fenprof ven√≠a con el gui√≥n todo alineado en la cabeza: "Esto va a ser as√≠: ellos van a aprobar todo el tiempo y despu√©s, sobre los dos a√Īos, van a arreglar all√≠ manera de que esto no golpee la ley freno". ¬ŅEntonces ya la izquierda? "En ella se abstiene". Poco pasaba de las 17.30, cuando comenz√≥ la reuni√≥n que iba a aprobar las modificaciones de los partidos al diploma del Gobierno sobre el descongelamiento de carreras de los profesores, y Nogueira ya dec√≠a lo que de all√≠ hab√≠a de salir, m√°s de cuatro horas despu√©s.

En la cabeza de Nogueira, que en semanas de negociaciones con cada uno de los partidos fue percibiendo dónde estaban las riadas para avanzar hasta la reposición integral del tiempo de servicio de los profesores, pero no estaba en ninguna de las cuatro propuestas sobre la mesa. PSD, CDS, PCP y BE querían reponer el conteo completo, pero la forma de llegar allí era siempre diferente. Vengó a la derecha, que empuja todo para un proceso negociador a llevar a cabo por el Gobierno, sin calendario definido para la forma o el tiempo de esa reposición. Pero para llegar hasta allí no fue fácil.

"Cuando hablamos unos con otros no es para hablar del sol y de la luna", dice Jo√£o Dias da Silva, a re√≠r. Sin el deseo de entrar en detalles sobre el n√ļmero de veces que la semana pasada habl√≥ con los diputados de la Comisi√≥n de Educaci√≥n, el secretario general de la FNE dice que, a pesar de no haber habido m√°s reuniones formales, los contactos informales pueden repetirse hasta el momento √ļltimo segundo.

Y se repitieron, claro. "Las llamadas que hacemos no son para preguntar c√≥mo est√° la salud de nuestros nietos. A no ser que no est√©n de buena salud … Intentamos siempre que haya compartir opiniones en esos momentos. "

Si la FNE ya hab√≠a dado por concluidas las reuniones, hace exactamente una semana M√°rio Nogueira, secretario general de Fenprof, dec√≠a al Observador que a√ļn ten√≠a algunos encuentros por delante, manteniendo la presi√≥n hasta la √ļltima. A pesar de que no se hicieron p√ļblicos, esta semana Nogueira se sent√≥ con los diputados del PSD, el PCP y los Verdes. Y ya no ten√≠a grandes dudas sobre lo que iba a suceder – "la victoria de la lucha de los profesores". Aunque se alcanzara con la propuesta que menos interesaba a los docentes, la del PSD, quedar√≠a a a√Īos luz de distancia del decreto ley del gobierno.

En la recta final de las negociaciones entre parlamentarios, João Dias da Silva cree que los sindicatos tuvieron un papel de aproximar posiciones entre los partidos. "Era importante compartir soluciones, adivinar problemas de constitucionalidad, problemas administrativos. Por encima de todo, era necesario llamar la atención de los diputados a los denominadores comunes: el objetivo era que pudieran encontrar puntos de convergencia.

Y lo lograron. Desde luego, hab√≠a la convergencia m√°s importante para los profesores: todas las propuestas de cambio reconoc√≠an la devoluci√≥n de los 9 a√Īos, 4 meses y 2 d√≠as. Por eso la semana pasada, los l√≠deres de los dos sindicatos estaban perfectamente tranquilos. Esperaban un desenlace feliz y sab√≠an exactamente lo que no iban a conseguir: que la propuesta tuviera un calendario, con el n√ļmero de d√≠as a devolver por cada a√Īo. Esta concesi√≥n del PCP y del BE, las √ļnicas propuestas con calendario fijo, era necesaria para garantizar que el diploma no resultara herido de inconstitucionalidad.

"Al final, no hubo la solución de un partido. Es una solución de todos y es una solución de respeto hacia los profesores. Por eso es que siempre deseamos que la solución se encuentre en la comisión, donde los diputados trabajan con mayor proximidad. Si los partidos se cierran en ideologías no sería posible llegar a una solución ", argumenta João Dias da Silva.

El líder de la FNE dice que el resultado final le ha traído cero sorpresa. "Sabíamos que el finalmente sería éste. "El deseable podía ser otro, pero sabíamos a dónde venían las cosas." Mário Nogueira, el viernes pasado, profetizaría lo mismo: "Para que las cosas no se resuelvan hasta el 15 de mayo, era necesario que algo corriese muy mal "No corrió.

Pero todavía falta algunas horas para que los sindicatos reclaman victoria sin sombras Рy horas algo atacar. La reunión en el Parlamento comenzó y tropezó luego en la primera votación, tanto que tardó algunos minutos hasta que los periodistas percibieron que estaba aprobada la cuenta integral. El presidente Alexandre Quintanilha paró los trabajos por quince minutos para que la propuesta conjunta fuera acertada. Las diputadas del PCP y BE, Ana Mesquita y Juana Mortágua, se levantaron y se inclinaron sobre el papel que Ana Rita Bessa, del CDS, y Margarida Mano, del PSD, tenían sobre la mesa. Riesgos, garabatos, chavetas, asteriscos y salió la propuesta final concertada a ocho manos, como lamentaría al final de la reunión el socialista Porfirio Silva.

La propuesta conjunta, aprobada por PSD, CDS, PCP y BE, que dejó el PS aislado, hace que el Gobierno tenga que negociar la reposición del total del tiempo congelado a los profesores

Los días de la "geringonza" ya no venían fáciles. Horas antes, en el debate quincenal, António Costa se había enfrentado a las PPP en la salud y quedó clara la falta de sintonía entre las partes. Allí, en la sala de la comisión de Educación, ella saltaba a la vista. La fotografía de la firma conjunta de los acuerdos de 2015 que siempre faltó a la "geringonza" (sólo hubo fotografías tomadas a la vez con Costa, por imposición del PCP), no tuvo ninguna dificultad en hacerse esa tarde de la nueva coalición de fuerzas que intentaba frenar las intenciones del Gobierno sobre los profesores.

Despu√©s de disparar las noticias fuera de esas cuatro paredes, M√°rio Nogueira comenz√≥ a ser pedido por las televisiones para declaraciones en directo. Fue y ya no volvi√≥, lo esencial estaba logrado y el resto tambi√©n ya llevaba como garantizado, fue s√≥lo esperar la pr√≥xima pausa para tener all√≠ a la vista de todos una reuni√≥n de la coalici√≥n negativa. Joana Mort√°gua explicaba a los periodistas lo que se estaba tratando de hacer: el PSD y CDS insist√≠an en eludir la ley freno y BE y PCP quer√≠an saber c√≥mo quedar√≠a escrito en la ley. Margarida Mano ley√≥ una, dos, tres veces el texto de la norma transitoria para la reposici√≥n de los casi tres a√Īos de tiempo de servicio ya en 2019 – siempre con alg√ļn detalle diferente que casi ni se percib√≠a, sino que hac√≠a la diferencia a la izquierda y pod√≠a comprometer el resultado final. El Bloque iba pidiendo: "M√°s despacio". Y Joana Mort√°gua anotaba lo que estaba siendo le√≠do por la diputada del PSD Margarida Mano. Muchas veces se deba a causa de un "del" que deb√≠a ser "de" o de un "en" que ten√≠a que quedarse "en el".

Al final, esta cuestión concreta, quedó así, la norma viable por la derecha con la abstención de los partidos de izquierda:

Norma transitoria escrita por el PSD y viabilizada por la izquierda, con la abstención.

Margarida Mano fue quien, del lado del PSD, gestionó la negociación. Antes de la reunión de la comisión, la diputada habló "varias veces al teléfono" con el vicepresidente del PSD con la cartera, David Justino. Antes de eso, cuenta al Observador, ya había tenido varias reuniones presenciales con Justino, con quien acertó detalles de la posición del PSD sobre el conteo de tiempo de servicio de los profesores.

La diputada -que contó con la ayuda de otros diputados del PSD en la comisión, como Pedro Alves Рno necesitó llamar a nadie de la dirección durante el proceso ya que la bancada y el liderazgo de la bancada estaban en "total sintonía". Sin embargo, confiesa que tenía la ayuda del teléfono siempre a mano: "Estaba a gusto para llamar al presidente del partido o al vicepresidente David Justino si fuese preciso. Pero no lo fue.

Ya despu√©s de la reuni√≥n, en la ma√Īana de este viernes, hubo contactos entre Rui Rio y la direcci√≥n de la bancada. David Justino y R√≠o fueron los interlocutores del lado de la direcci√≥n, Fernando Negr√£o y Margarida Mano los interlocutores del lado de la bancada. Como la reuni√≥n de la comisi√≥n se prolong√≥ la noche dentro y fueron varias las enmiendas manuscritas, al mediod√≠a Margarida Mano contaba al Observador que Rui Rio a√ļn no hab√≠a le√≠do el texto. Minutos despu√©s, el presidente del partido confirmar√≠a eso ante las televisiones: todav√≠a no he le√≠do. Sobre todo el proceso de negociaci√≥n, Mano relata que en su perspectiva fue una "reuni√≥n tensa", pero "muy correcta" en que los diputados de los distintos partidos salieron de la formalidad de las propuestas iniciales para lograr llegar a un acuerdo.

En el lado del CDS, las diputadas que estaban en el ojo del huracán eran Ana Rita Bessa e Ilda Novo. Ana Rita entraba y salía de la habitación, con el teléfono móvil en la mano. El teléfono no paraba de tocar, en el CDS había alguna incomodidad frente al mensaje que estaba pasando. El partido temía estar asociado a aventureros gastos. Dirigentes, ex dirigentes y militantes le ligaban asustados con ese posicionamiento.

No tard√≥ mucho en que el partido activara un plan de contenci√≥n de da√Īos internos, que comenzaban a ganar cuerpo. En primer lugar, publicaron en todas las p√°ginas de Twitter y Facebook del CDS la explicaci√≥n de lo que se hab√≠a pasado, despu√©s marcaron una rueda de prensa para este viernes por la ma√Īana al m√°s alto nivel (con Asunci√≥n Cristas), y todav√≠a est√°n, Observador, a preparar un explicador para ser divulgado internamente. En el Gobierno, el tweet del CDS fue registrado como una se√Īal de malestar interno en el partido de Asunci√≥n Cristas.

La noche fue larga y la comisi√≥n entr√≥ a la hora de la cena -y fue mucho m√°s all√°- con algunos representantes de los sindicatos de los profesores a no rebasar el pie hasta el final. "¬ŅTodav√≠a se puede comer aqu√≠ a esta hora?", Preguntaban alrededor. En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de la comida, se debe tener en cuenta que, en el caso de las comidas, Por all√≠, acababan por cruzarse sindicalistas, diputados y periodistas, pero r√°pidamente, porque la votaci√≥n de la letra de cada uno de los art√≠culos de cada una de las propuestas -y a√ļn m√°s las propuestas conjuntas- no permite grandes distracciones.

La presi√≥n de fuera comenzaba a sentirse, con las televisiones a pedir, a√ļn antes de la reuni√≥n dar los trabajos como cerrados, reacciones a los distintos partidos. Porf√≠rio Silva llam√≥ a la asesora socialista, quer√≠a hablar all√° afuera. Vino con el primer cap√≠tulo de la dramatizaci√≥n que seguir√≠a alineado – durante la reuni√≥n estuvo casi en silencio total, a asistir all√≠ en vivo a los avances de la coalici√≥n negativa. Se quej√≥ al final de la imagen que hab√≠a visto y de las negociaciones entre derecha e izquierda all√≠ a la vista de todos, oyendo apartados de las derechas: "Entonces, ¬Ņpero no era tan bueno la democracia a funcionar?". A la ma√Īana siguiente, comparti√≥ en las redes sociales la imagen que "extra√Ī√≥" en aquella larga tarde del jueves, pero con un comentario adicional.

Por la noche, después de la reunión, se colocó en la cola de espera para hablar a los periodistas y visiblemente irritado declaró en un tono muy duro que lo que acababa de ser votado ponía "en cuestión toda la legislatura". Después los periodistas comenzaron a hacer preguntas concretas sobre si había inconstitucionalidad en las normas votadas, ya que el propio diputado las había suscitado al inicio de los trabajos. Pero no quiso aclarar más y salió enojado, se volvió incluso a la tercera pregunta sobre una cuestión constitucional en cuanto a la norma transitoria. "Si sólo hay preguntas sobre constitucionalidad, estamos conversados".

Minutos despu√©s, la dramatizaci√≥n socialista alcanzaba al m√°ximo exponente. Ant√≥nio Costa convocaba, para la ma√Īana siguiente, su n√ļcleo duro a San Benito. Y minutos despu√©s, Carlos C√©sar sal√≠a de la bomba, en declaraciones al p√ļblico: la dimisi√≥n del Gobierno estaba incluso en ecuaci√≥n. Despu√©s se meti√≥ en un avi√≥n y se dirigi√≥ a las Azores para una visita de diputados elegidos por el c√≠rculo.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *