¬ŅEs Lisboa realmente Green Capital 2020?





Lisboa ha sido distinguida como la Capital Verde Europea 2020 debido a su evoluci√≥n en los √ļltimos a√Īos. Una reducci√≥n del 46% en el consumo de agua, el 42% en las emisiones contaminantes y una tasa de recolecci√≥n selectiva del 38% son signos importantes. Otra gran se√Īal es la forma en que las fuerzas vivas de la ciudad se involucraron en esta celebraci√≥n. Las escuelas, por ejemplo, presentan cientos de proyectos y trabajan en todos los aspectos del problema ambiental, desde los jardines de infancia hasta el grado 12.





Pero la ciencia nos dice que la emergencia climática es real y que la acción debe ser rápida y decisiva. Es decir, se necesita más para que este premio no sea solo otro premio y que las acciones sean más que simbólicas, como plantar árboles el domingo 12 de enero.

La emergencia climática es el desafío más importante que la humanidad ha enfrentado y la respuesta política, incluso de los municipios, debe cumplir con los objetivos que la ciencia indica que son necesarios.

Para alcanzar los objetivos establecidos para Lisboa en el programa Green Capital 2020, necesitamos mejorar el transporte p√ļblico con m√°s autobuses, ampliar la red de metro y tener m√°s trenes, reduciendo dr√°sticamente el uso del autom√≥vil privado, que todav√≠a representa el 68% de los viajes. Necesitamos superar la dependencia de los combustibles f√≥siles y lograr la transici√≥n energ√©tica. Necesitamos mejorar la eficiencia energ√©tica de los edificios p√ļblicos, particularmente los barrios municipales: la pobreza energ√©tica debe ser erradicada antes de 2050.

Es inaceptable que en Lisboa, que tiene un tercio de su poblaci√≥n mayor de 60 a√Īos, contin√ļe muriendo porque las personas mayores no pueden darse el lujo de calentar su hogar. Como se ha dicho en las movilizaciones clim√°ticas en todo el mundo y en Lisboa: la justicia clim√°tica es justicia social.

Del mismo modo, es imposible entender por qu√© la ciudad se est√° movilizando para ser Green Capital 2020 y estamos presenciando decisiones pol√≠ticas que van en la direcci√≥n opuesta. La expansi√≥n del aeropuerto de Portela, cuyo ruido y emisiones da√Īan la salud de quienes viven en Lisboa y Loures, pone en peligro el logro de los objetivos nacionales de emisi√≥n de gases de efecto invernadero.

Otro ejemplo es la terminal de cruceros, que representa el 10% de las emisiones nacionales totales y 3,5 veces más emisiones de dióxido de azufre que todos los automóviles en Lisboa. Una Capital Verde que no aborde estos problemas no será más que un boutonniere.





Si queremos dormir tranquilos para ganar un premio, entonces Lisboa puede ser Green Capital 2020. Pero si realmente queremos crear las condiciones para hacer la transición de energía y movilidad e implementar medidas de mitigación del cambio climático, entonces tenemos que hacerlo. mucho más en Lisboa y en todo el país.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *