Es incuestionable que el & # 039; Jornal Nacional & # 039; contribuido a la lucha contra el coronavirus





Elaborado en la d√©cada de 1990 por Cebrap (Centro Brasile√Īo de An√°lisis y Planificaci√≥n), el proyecto sobre el impacto de las telenovelas en el comportamiento reproductivo, organizado por Elza Berqu√≥ y Vilmar Faria, gan√≥ repercusi√≥n internacional y marc√≥ una era al establecer la relaci√≥n entre la evoluci√≥n de la tasa de fertilidad y producci√≥n televisiva.





Junto con otros factores convergentes, los brasile√Īos adoptaron el peque√Īo modelo familiar viendo telenovelas Globo.

El caos creado por el coronavirus reafirma el papel de la televisi√≥n como organizador del comportamiento de la sociedad. Parece incuestionable que el ¬ęJornal Nacional¬Ľ, con su dram√°tica campa√Īa de informaci√≥n, contribuy√≥ a la movilizaci√≥n popular en la lucha contra Covid-19.

Los cuidadores alucinantes son irrelevantes junto con comunidades enteras que han tomado iniciativas independientes frente a la deambulación del Ejecutivo.

En Brasil y en todo el mundo, la pandemia ha revivido la televisi√≥n. En los Estados Unidos, la audiencia televisiva aument√≥ un 42% en comparaci√≥n con el mismo per√≠odo del a√Īo pasado. CNN, relegado al extra√Īo estado de una plataforma de izquierda en la era de Donald Trump, se ha convertido una vez m√°s en el est√°ndar de oro de las noticias internacionales, como en los d√≠as de la Guerra de Irak.

La programación de la BBC, transformada para cubrir el coronavirus, recuerda los días de Blitz, cuando marcó el ritmo de la vida de los británicos en la Segunda Guerra Mundial. No está mal para un medio supuestamente condenado a una muerte lenta en las redes sociales.

Rising Ibope es sinónimo de influencia política. CNN obligó a Donald Trump a salir de su zona de confort, y la BBC desacreditó la teoría de la inmunidad colectiva de Boris Johnson.





La semana pasada, Globo dictó al gobierno y al Congreso las medidas económicas a tomar.

La televisi√≥n fue una vez m√°s la formadora de la opini√≥n p√ļblica, y el gobierno de Bolsonaro, adicto a las redes sociales, perdi√≥ el control de la narrativa pol√≠tica.

El desempe√Īo de la televisi√≥n en la crisis de salud ser√° particularmente relevante en Brasil, el √ļnico pa√≠s hu√©rfano de un presidente de la Rep√ļblica. No se trata solo de negaci√≥n biol√≥gica y activismo contra las medidas preventivas. Es la ausencia total de empat√≠a de Jair Bolsonaro por el sufrimiento de las v√≠ctimas directas e indirectas de una enfermedad cruel que sofoca, segrega y a√≠sla.

En Noruega, la primera ministra Erna Solberg da entrevistas grupales a ni√Īos, ansiosos por saber cu√°ndo regresar√°n a los brazos de sus abuelos.

En Israel, el presidente Reuven Rivlin lee cuentos infantiles en vivo por televisi√≥n. En Portugal, el Primer Ministro Ant√≥nio Costa regulariz√≥ a todos los inmigrantes, j√≥venes y viejos, incluidos miles de brasile√Īos.

Mientras tanto, en Brasil, el presidente bromea sobre zambullirse en la alcantarilla.

El resurgimiento de las cifras tutelares de la naci√≥n, uno de los efectos esperados de esta gran crisis, proporciona la uni√≥n en torno a una instituci√≥n. En el caso brasile√Īo, dada la ausencia intelectual y moral del presidente, y las limitaciones institucionales de los gobernadores, este papel termina en manos de los presentadores del ¬ęJornal Nacional¬Ľ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *