¬ŅEs el az√ļcar realmente un villano para los dientes?





Presente en los alimentos más diversos, el azucar nos presenta el placer que ofrece al paladar, aunque la mayoría de las veces está asociado a las recetas más calóricas. Su consumo, por lo tanto, debe ser racional. Además, porque consumir demasiado puede causar caries, enfermedad de las encías, entre otras enfermedades que no se limitan a la boca.

El consumo inteligente de az√ļcar requiere disciplina y pesa la cantidad de ingesta diaria, el tiempo, la frecuencia y los tipos de alimentos. Sabemos que su eliminaci√≥n total en la dieta dif√≠cilmente se lograr√°, pero el consumo racional puede ser aceptado por muchas personas que buscan dietas m√°s saludables.

En el contexto de la salud bucal, además del volumen ingerido, debemos tener en cuenta el tipo y la consistencia de los alimentos elegidos. Estos factores determinan el tiempo requerido para la ingestión y cuánto estarán los dientes más o menos expuestos a un pH de saliva más bajo, lo que aumenta el riesgo de descalcificación dental.

El az√ļcar est√° cl√°sicamente vinculado a la caries. La enfermedad que m√°s afecta a la poblaci√≥n, independientemente de su edad, interfiere con la calidad de vida, ya que causa dolor y contribuye a otros problemas de salud. Hablamos de una condici√≥n cr√≥nica, multifactorial, no transmisible que se establece con la exposici√≥n frecuente al az√ļcar (principalmente en forma de sacarosa).

Dentro de la boca, las bacterias de la placa fermentan el az√ļcar en los alimentos, lo que resulta en la producci√≥n de sustancias √°cidas que a su vez disuelven el esmalte que protege los dientes. Este desgaste, cuando es constante, permite la formaci√≥n de caries, que comienza en las capas m√°s externas del diente y, en casos extremos, compromete toda la corona dental.





Para evitar el problema, es esencial que el consumo de az√ļcar sea disciplinado, as√≠ como la rutina de higiene oral adecuada. Esto implica el uso de pastas dentales con al menos 1,000 ppm (partes por mill√≥n) de fluoruro, informaci√≥n que se puede verificar en el empaque del producto. Paralelamente, es esencial consultar regularmente con un cirujano dental para recibir orientaci√≥n personalizada y el tratamiento correcto si es necesario.

¬ŅCu√°les son las pautas para los ni√Īos?

Con respecto a los ni√Īos, cuanto m√°s tarde se introduzca el az√ļcar en la dieta, mejor. Su consumo, especialmente la sacarosa (t√≠pica del az√ļcar de mesa, por ejemplo), debe evitarse en ni√Īos menores de 2 a√Īos.

El cepillado dental debe iniciarse tan pronto como los primeros dientes entren en erupción en la cavidad oral con un cepillo y pasta dental con fluoruro.

A pesar del riesgo de fluorosis (cuando ocurre la ingesti√≥n involuntaria de pasta de dientes y hay repercusiones en la dentici√≥n), la indicaci√≥n es que los ni√Īos peque√Īos deben usar crema de fluoruro con al menos 1 000 ppm de fluoruro al menos dos veces al d√≠a. cantidad utilizada para cepillarse.

Recuerde que incluso despu√©s del segundo a√Īo de vida, el consumo de az√ļcar debe ser guiado por el pediatra y el dentista y el abuso debe evitarse temprano.

* Dr. Sofia Takeda Uemura es dentista y presidenta del Comit√© de √Čtica del Consejo Regional de Odontolog√≠a de S√£o Paulo (CROSP).

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *