¬ŅEs cierto que sali√≥ el p√°ncreas artificial? Ya casi llegamos, pero todav√≠a no.





Cuando se apagaron las luces de diciembre de 2019, recibimos noticias de la Administraci√≥n de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) sobre la aprobaci√≥n de un software que puede analizar el valor de glucosa de un paciente. diabetes a trav√©s de un sensor conectado a la piel y luego "decirle" a la bomba de insulina qu√© hacer. Ese ser√≠a el sue√Īo hecho realidad de ver El primer p√°ncreas artificial disponible en el mundo? Contestar√© esta pregunta en partes.

Comenzando con el software: Fue creado por el Centro de Tecnología de Diabetes de la Universidad de Virginia en los Estados Unidos, y se llama Control-IQ. Es un tipo de inteligencia artificial que conecta dos extremos en el control de la diabetes.

Al inferir la glucosa en sangre de la piel del paciente, esta innovaci√≥n puede anticipar aumentos o disminuciones en esta tasa en los pr√≥ximos minutos, y luego indica la dosis de insulina que se infunde. Inicialmente, el Control-IQ ser√° comercializado por Tandem Diabetes Care en los Estados Unidos por m√°s de 14 a√Īos.

Para mostrar su efectividad, se realiz√≥ un estudio de personas de 14 a 71 a√Īos con diabetes tipo 1. Se les dio seguimiento durante seis meses, y los resultados salieron en 2019 en una importante revista cient√≠fica estadounidense. En resumen, se ha demostrado que la bomba de inteligencia artificial logra un mejor control de la glucosa en comparaci√≥n con las bombas convencionales que tenemos hoy sin este "cerebro" conectado.

Pero c√°lmate! Antes de que todos corran a los Estados Unidos e intenten comprar el sistema que consiste en el sensor de glucosa, la bomba de insulina y el software de Control-IQ, es importante conocer un detalle. Esto a√ļn no es un p√°ncreas totalmente artificial..





Ahora, todo el software desarrollado e investigado hasta la fecha no puede controlar la glucosa durante las comidas, por cierto, como lo hace un páncreas normal. Es precisamente en este momento que la glucosa en sangre aumenta rápidamente y depende de innumerables variables como el tipo y la cantidad de alimentos, la velocidad de masticación, la mezcla de diferentes alimentos, etc.

Hasta ahora, ninguna inteligencia artificial ha sido capaz de predecir la fluctuación de glucosa en diferentes comidas e indicar la aplicación de insulina sin el apoyo y la supervisión del paciente. Y ese sigue siendo el caso con el nuevo lanzamiento aprobado por la FDA.

Incluso con el Control-IQ, cada vez que el paciente come, debe contar correctamente la cantidad de carbohidratos y, a menudo, incluso pesar la comida para indicar a la bomba de insulina los gramos exactos del nutriente ingerido. El individuo también necesita "ordenar" a la bomba la proporción de insulina y carbohidratos en cada comida.

En otras palabras: la bomba no hace todo por s√≠ misma, como cabr√≠a esperar de un p√°ncreas artificial. Incluso regula muy bien la glucosa en sangre al amanecer y entre comidas (situaciones en las que la glucosa es m√°s estable). Sin embargo, cuando el paciente come, debe tomar las riendas del tratamiento y dar su peque√Īa mano (o su cerebro) para el control correcto de su enfermedad.

La conclusi√≥n es que estamos muy cerca de un p√°ncreas totalmente artificial, pero a√ļn falta un tiempo antes de llegar all√≠. ¬°Y estoy aqu√≠ con los dedos cruzados esperando este momento!


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *